A los mosquitos no les gusta coger ni picar gente cuando escuchan Skrillex

¿A nadie, no?
skrillex mosquitos
(Creative Commons)

Normalmente cuando dos cosas igual de molestas llegan a coincidir en un mismo momento/tiempo, más que crear un big bang de malas vibras e inminentes corajes, parecen neutralizarse y crear una asociación que después de todo no resulte tan fastidiosa. Y la ciencia ha vuelto a probar que esta afirmación es cierta.

De acuerdo a un estudio reciente sobre hábitos alimenticios y reproductivos de los mosquitos publicado en Acta Tropica, se descubrió que los pequeños insectos chupasangre no son tan afectos a la electrónica, especialmente el dubstep, especialmente Skrillex. Y tiene mucho sentido, si tuviera que escoger algo que jodiera los oídos de los mosquitos tanto como ellos joden los nuestros, ese definitivamente sería Sonny Moore.

Para el estudio, varios mosquitos de la especie Aedes aegypiti fueron sujetos a escuchar distintos tipos y canciones de música electrónica. Como rave en Villa Coapa pero sin su voluntad. “El sonido es crucial para la reproducción, supervivencia y mantenimiento de la población de muchos animales, entre ellos los mosquitos”, estableció un científico experto en mosquitos. “En insectos, las vibraciones de baja frecuencia facilitan las interacciones sexuales, entre otras cosas”.

Los resultados del experimento fueron contundentes. Los mosquitos redujeron importantemente sus hábitos alimenticios y reproductivos al ser expuestos a oír “Scary Monsters and Nice Sprites”. En pocas palabras, a los mosquitos les caga coger y comer con Skrillex. “La actividad de alimentación de sangre se redujo y también el copulamiento disruptivo, por lo que hemos sido provistos de nuevas avenidas para el desarrollo de medidas control y protección de mosquitos basados en la música, incluso para prevenir enfermedades contagiadas a partir de esta especie”.

Conéctate con Noisey en Instagram.