guatemala

Byron Lima, 'el rey de las cárceles' en Guatemala, fue asesinado en una prisión

El ex capitán del ejército que cumplía una sentencia de 20 años por haber asesinado al obispo Juan José Gerardi en 1998, fue atacado con una granada y después abatido a tiros. Su hermano habla de una ejecución apoyada por el Estado.
19.7.16
Photo de Moises Castillo/AP Photo

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un disturbio masivo en una prisión de Guatemala, donde se utilizaron diversas armas de fuego y una granada, provocó la muerte de Byron Lima, conocido como "el rey de las cárceles". También murió su novia de nacionalidad argentina y otras 11 personas.

Byron Lima, un ex capitán del ejército que cumplía una sentencia de 20 años por haber asesinado a un obispo católico en 1998, era uno de los prisioneros más poderosos en el corrupto sistema penitenciario del país, y logró ganar el control del tráfico de drogas y del mercado negro en cada prisión en la que estuvo resguardado.

La violencia comenzó ayer por la mañana, cuando un pandillero rival atacó a Lima con una granada y luego lo ejecutó con dos tiros en la cabeza. Se reporta que otros cuatro fueron decapitados, y 25 personas resultaron heridas.

El ministro de gobernación, Francisco Rivas, dijo a los reporteros que los atacantes de Lima fueron enviados por otro prisionero conocido como 'El Taquero', quien quería hacerse del poder dentro de las instalaciones.

Guatemala: el lado oculto de 'El Chapo' Guzmán. Leer más aquí.

Sin embargo, el hermano de Byron Lima, Luis Lima, dijo ante los medios locales que él creía que dicho disturbio era una cortina de humo para cubrir un asesinato apoyado por el Estado.

"Una operación como esta no la hace un criminal viejo cualquiera, tiene que haber alguien detrás, alguien con recursos, medios y la habilidad de obtener armas ahí dentro", explicó Luis Lima al diario Prensa Libre. "Considero este hecho como una ejecución extrajudicial del Estado".

Lima cree que el complot fue tramado en respuesta a los esfuerzos para reabrir la investigación en torno al asesinato del obispo Juan José Gerardi, por el cual su hermano había sido condenado en 2001. Dijo que esto se basó en el surgimiento de un nuevo testigo oculto en los Estados Unidos, quien ya ha sido entrevistado por la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés).

El obispo había denunciado los abusos militares en Guatemala durante los 36 años de Guerra Civil, que incluían cientos de masacres de pueblos indígenas en una campaña dirigida a eliminar cualquier apoyo a las guerrillas de izquierda. El conflicto llegó a su fin con acuerdos de paz en 1996, y la muerte del obispo golpeó todo el país cuando las heridas estaban aún frescas.

Años después, la muerte del obispo acaparó los titulares de nuevo, cuando la atención se volcó sobre la supuesta relación entre Byron Lima y el ex jefe de inteligencia militar, Otto Pérez Molina, quien fue elegido presidente de Guatemala en 2012.

'Considero este hecho como una ejecución extrajudicial del Estado'.

Francisco Goldman, autor de un libro sobre la masacre del obispo Gerardi publicado en 2007, afirma que Pérez Molina y Byron Lima tenían una relación mentor-protegido, la cual involucra varias visitas en prisión. Goldman también declara que Lima obtuvo su poder en las prisiones porque Pérez Molina le permitió crear una rentable mafia criminal a cambio de no hablar acerca de la noche en la que el obispo fue asesinado.

Otto Pérez Molina renunció a la presidencia en septiembre de 2015, horas antes de ser arrestado y encarcelado por su supuesta participación en el sistema de sobornos que los importadores pagan a los oficiales del gobierno a cambio de que les redujeran las tarifas.

"Es triste, él no es responsable de la muerte de monseñor Gerardi", dijo el expresidente a los reporteros este lunes, después de la audiencia para el juicio en su contra. "Es una historia realmente injusta. No voy a decir que Byron Lima es un santo, pero sí era una buena persona". Al momento de su muerte, Lima enfrentaba cargos adicionales por sus actividades tras las rejas.

Sigue a Nathaniel Janowitz en Twitter: @ngjanowitz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs