FYI.

This story is over 5 years old.

Médicos anuncian la primera muerte por sarampión en EEUU desde 2003

Según las autoridades, la primera persona en morir de sarampión en 12 años probablemente estaba vacunada, pero los problemas de salud y algunos medicamentos habían debilitado su sistema inmunológico.
Imagen vía AP

La primera muerte de un paciente con sarampión en EEUU en más de una década ha reavivado los debates sobre la cobertura de vacunación. El debate se desató a principios de este año después de que surgiera un brote en el parque de atracciones Disneyland en California, el cual hizo saltar las alarmas sobre la vulnerabilidad de los niños que no habían sido vacunados contra la enfermedad.

El personal sanitario afirmó a VICE News que, aunque la mujer que murió a principios de este año en el estado de Washington probablemente estuviera vacunada, su sistema inmunológico se vio comprometido debido a otros problemas de salud y medicamentos.

Publicidad

La mujer, de la cual no se ha desvelado su identidad, se convirtió en la primera persona en morir de sarampión desde 2003, según el Departamento de Salud del Estado de Washington. Probablemente habría contraído el virus durante su visita a una clínica médica en el condado de Clallam, donde otra mujer más tarde desarrolló una erupción y fue diagnosticada con sarampión.

Aunque la madre de la mujer fallecida recalcó que había sido vacunada contra el virus, no pudo encontrar el registro médico ni recordar cuándo fue vacunada, afirmó el portavoz del Departamento de Salud del Estado de Washington, Donn Moyer, a VICE News.

"Lamentablemente, ella no tenía un sistema inmune completamente funcional, ya que su sistema inmunológico había sido debilitado por medicamentos que había empleado para otros problemas de salud", dijo. "Esto la hacía especialmente vulnerable".

La causa oficial de la muerte de la víctima fue neumonía provocada por el sarampión, de acuerdo al departamento de salud del estado. La víctima no tenía los sarpullidos propios del sarampión y fue diagnosticada del virus después de su muerte.

El departamento ha destacado que este caso demuestra la importancia de la "inmunidad de grupo", ya que las posibilidades de que un brote se extienda se limita notablemente si una parte importante de la población ha sido vacunado contra ella.

"Esta trágica situación ilustra la importancia de inmunizar a tantas personas como sea posible para proporcionar un alto nivel de protección de la comunidad contra el sarampión", declararon las autoridades de salud del estado en un comunicado anunciando la muerte. "Las personas con sistemas inmunes comprometidos a menudo no pueden ser vacunadas contra el sarampión. E incluso cuando están vacunadas, pueden no tener una respuesta inmune cuando se exponen al virus y pueden ser especialmente vulnerables".

Publicidad

El condado de Clallam había sufrido un brote en el momento en que la mujer, se cree, estuvo expuesta al virus, según señalan funcionarios del estado.

De acuerdo con los registros de vacunación del estado para el año escolar 2014-15, entre el 3 y el 4 por ciento de los niños del condado Clallam no se habían vacunado, cifra que es inferior a la de muchos otros condados en el estado. Estos datos sugieren que sólo entre el 68 por ciento y 77 por ciento de ellos tenía la vacunación completa.

Mueren dos niños en Chiapas tras recibir vacunas del programa nacional. Leer más.

Iva Burks, un administrador del departamento de Salud y Servicios Humanos del condado de Clallam, afirmó que esos datos no eran fiables porque muchas escuelas del condado se encontraron con dificultades a la hora de presentar los datos al departamento de salud y, por lo tanto, no reflejan las tasas completas de inmunización.

Incluyendo la mujer fallecida, se han detectado seis casos más de sarampión desde finales de enero hasta el 19 de abril, afirma Burks a VICE News. También sostiene que su departamento había administrado cientos de vacunas gratuitas y recalcó que había percibido un incremento en los esfuerzos de los sanitarios locales y enfermeros de la escuelas para que los estudiantes estuvieran al día en sus vacunas.

El sarampión ha estado en el foco de atención este año a raíz del brote que tuvo lugar el pasado invierno en Disneyland. El brote provocó que California aprobara una nueva legislación para eliminar las "exenciones de creencias personales" del estado permitiendo sólo exenciones médicas. El proyecto de ley pasó a convertirse en ley la semana pasada.

Publicidad

En total, ha habido 178 casos de sarampión en 24 estados como resultado de los cinco brotes aislados que han tenido lugar desde el 1 de enero hasta el 26 de junio, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Al menos 125 de estos casos estaban relacionados con el brote que comenzó en Disneyland.

"Creemos que el virus del sarampión es el virus más transmisible que hay", dijo a VICE News William Schaffner, jefa de medicina preventiva en la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee.

Por cada caso de contagio, el virus puede infectar por lo general a entre 12 y 18 personas. Schaffner afirmó que el virus puede permanecer en una habitación hasta dos horas después de que una persona contagiada haya marchado.

"Eso lo hace un virus extremadamente contagioso, mucho más contagioso que la gripe", ha recalcado.

Schaffner añadió que las personas que toman ciertos medicamentos, como los esteroides o quimioterapia; personas con ciertos tipos de cáncer, como la leucemia; y las personas con deficiencias inmunológicas tienen más probabilidades de beneficiarse de la inmunidad de grupo porque sus sistemas inmunológicos no funcionan correctamente.

"Estos pacientes — los que están inmunocomprometidos — dependen esencialmente de los que están a su alrededor y mantener aquello que se conoce como inmunidad de grupo", dijo el doctor Robert Glatter, un médico de urgencias del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. Esto también ayuda a proteger a los bebés menores de un año de edad, que son demasiado pequeños para ser vacunados. "La conclusión es que también somos responsables de la salud de nuestra comunidad y la manera más efectiva para protegernos es vacunándonos".

Publicidad

Personaje contrario a las vacunas y pro medicina alternativa hallado muerto en EEUU. Leer más.

En los 10 años antes de que la vacuna contra el sarampión se descubriera en 1963, alrededor de 400 y 500 niños murieron de sarampión cada año. La vacuna, que se administra en dos dosis, tiene el 97 por ciento de efectividad después de la segunda dosis.

El sarampión se dio por desaparecido en EEUU en el 2000 aunque han surgido brotes esporádicos a causa de viajeros que portan este virus desde países donde el virus aún es endémico o donde los brotes siguen ocurriendo.

Una combinación, como el brote en curso en Filipinas, y el número creciente de padres que optan por no vacunar a sus hijos durante la última década, ha hecho que los casos de sarampión vayan en aumento. En EEUU hubo 668 casos reportados en el 2014, incluyendo 383 como parte de un gran brote vinculado a poblaciones no vacunadas, como los Amish, en Ohio.

La última oleada de muertes por sarampión en el país se produjo en 2003, cuando dos personas murieron a causa del virus. Una de las víctimas era una niña de 13 años de edad que había sido sometida recientemente a un trasplante de médula ósea. El otro era un viajero internacional de 75 años de edad que fue infectado en Israel. La niña murió de encefalitis del sarampión y la otra víctima tenía neumonitis causada por sarampión y encefalopatía. La encefalitis o inflamación del cerebro es una complicación rara pero potencialmente mortal que puede causar el sarampión.

Sigue a Sydney Lupkin en Twitter: @slupkin