FYI.

This story is over 5 years old.

americas

La filtración de nombres del KKK por parte de Anonymous ha sido una auténtica decepción

Algunos expertos coinciden en que la tan anunciada publicación no tiene demasiado de original. La mayoría de los individuos incluidos en el listado son conocidos racistas blancos. Además, la lista está llena de errores y de informaciones no...
6.11.15
Imagen vía Facebook
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El grupo de hacktivistas Anonymous publicó online el jueves pasado la lista de 1.000 presuntos miembros de la organización racista estadounidense Ku Klux Klan (KKK) — en un intento por rebelar el odio que genera el grupo por todo el país.

El usuario de Twitter vinculado a Anonymous @Anonk6k había confesado a VICE News que se había hecho con los nombres de los presuntos miembros de la organización tras infiltrarse en uno de sus perfiles en las redes sociales.

Publicidad

"Soy el fundador del canal de Twitter #OpKKK", expresó @Anon6k en un mensaje directo. Se refería a la puesta en marcha de la operación en contra del Ku Klux Klan. "Hackeamos una cuenta de confianza de uno de los miembros del KKK y descubrimos muchos nombres vinculados a ella en las redes sociales".

Según @Anon6k la lista era legítima porque todos esos nombres "salían directamente del KKK". Muchas de las personas identificadas en el listado tienen perfiles de Facebook ilustrados con banderas confederadas, referencias a la supremacía blanca y simbología relacionada con el KKK.

"Es importante saber con quién trabajas", añade @Anon6k. "¿Qué prefieres saber el nombre de un miembro del KKK que está trabajando en una escuela o el de un agente de policía?

Anonymous cumple su promesa y publica datos personales de presuntos miembros del KKK. Leer más aquí. 

Sin embargo, la tan anunciada filtración no impresionó demasiado a los expertos, quienes detectaron que el listado está formado por una relación de racistas blancos de sobras conocidos y que reúne una serie de inexactitudes sorprendentes. Mark Pitcavage, director del Centro Anti-Difamatorio en contra del Extremismo ha expresado que, a primera vista la lista no es "precisamente excitante".

"Las informaciones publicadas no son fruto de ninguna filtración: se trata, básicamente de datos obtenidos de fuentes públicas", ha dicho Pitcavage. Entre los nombres incluidos en la lista se encuentra el del senador de Louisiana David Duke, un hombre cuya vinculación al KKK no es ningún secreto. "Es sabido que la gente incluida en la lista ha estado vinculado al Klan".

Publicidad

Pitcavage advirtió que la publicación "está cuajada de errores", como la identificación de Moses Gulette, cuyo auténtico nombre es Morris Gulette. También ha señalado que muchos de los identificados en la lista son conocidos racistas blancos, pero que no se trata realmente de miembros del Ku Klux Klan. Algunos errores son todavía más serios, como la inclusión en la lista del ex creador de dibujos animados Ben Garrison. Garrison no es miembro del KKK. Sin embargo, hace unos años alguien alteró su creación "March of Tyranny" e incorporó a la secuencia un dibujo de una persona judía. Aquella imagen — al igual que otras manipulaciones de su trabajo — circularon ampliamente por internet.

"Esto es una prueba de que Anonymous no ha contrastado a sus fuentes y que se ha creído lo primero con lo que se ha encontrado", explica Pitcavage en alusión al rumor sobre Garrison. Según Pitcavage el listado incorpora rumores dirigidas al dibujante que "la gente que intentó implicarle difundió".

Hackers intentan chantajear a la web para adúlteros casados Ashley Madison. Leer más aquí. 

David Cunningham, autor del libroKlansville, USA: El auge y la caída de los derechos civiles en la era del Ku Klux Klan, tampoco se ha mostrado muy entusiasmado con la presunta filtración de Anonymous.

"Tengo la sensación de que la mayoría de la lista está formada por gente conocida. Basta con buscarles en Google para encontrarles", explicó Cunningham. "Me cuesta ver a quién se está desenmascarando exactamente. Todos los aludidos ya habían sido vinculados anteriormente con la misma afiliación. Me cuesta creerme la promesa de Anonymous. Por mucho que el Klan sea una organización peligrosa, descubrirles no requiere ningún trabajo de infiltración. Muchos de los incluidos en la lista son personas a quienes no les importa admitir su implicación".

Publicidad

Un vistazo rápido a la lista descubre que no hay ninguna sorprendente revelación en la relación de funcionarios públicos, a diferencia de un listado publicado el fin de semana pasado que incluía a una serie de políticos. Anonymous repudió enseguida el listado en cuestión, que los expertos ya tacharon de impreciso.

"El otro listado ni siquiera estaba redactado por Anonymous", cuenta @Anon6k. "Según algunos fue un intento por cuestionar la credibilidad del grupo. Otros, sin embargo, creen que se trata de alguien que pretendía ayudar".

Heidi Beirich, director del Southern Poverty Law Center Intelliegence Project ha relatado que la información falsa ha desatador "el furor de la prensa".

"El ex senador por Indiana, Dan Coats se pasó el día entero capeando las llamadas de la prensa. Finalmente colgó un vídeo en YouTube en el que aseguraba que no es miembro del Klan", comenta Beirich sobre el temporal que le ha caído al político falsamente acusado.

Pitcavage considera que las filtraciones precipitadas pueden ser potencialmente muy perjudiciales.

"Si no tienen cuidado a la hora de confirmar que cada uno de los nombres publicados está, de algún modo, realmente conectado con el Ku Klux Klan, corren el riesgo de incurrir en un delito de difamación", ha advertido. "Hay que ser muy cuidadoso y responsable, o te expones a dañar la carrera, la reputación y el sustento de mucha gente".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsES