americas

Conservadores rechazan recomendación a favor de los estudiantes 'trans' en EEUU

Obama pidió que todas las escuelas del país permitieran a los estudiantes usar el baño que corresponda a su identidad, pero algunos políticos ven un "peligro" en ello.
16.8.16
Un baño neutral en la Universidad de California. Septiembre 30, 2014. (Imagen por Lucy Nicholson/Reuters)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En mayo, el presidente Barack Obama les dio un ultimátum a las escuelas en Estados Unidos: permitir que los estudiantes transexuales usen el baño que corresponda a su identidad, de lo contrario se arriesgarían a perder la ayuda federal. Ahora, trece estados están demandando a la administración de Obama argumentando que se trata de una medida anticonstitucional.

Publicidad

A pesar de que el Departamento de Justicia afirma que la presión sobre los derechos transexuales no es más que una fuerte recomendación y no una ley, la queja hecha por los estados acusa al Departamento de convertir las instituciones públicas en "laboratorios de experimentos sociales masivos".

Cuando Obama dio su discurso en mayo pasado sobre el uso de sanitarios por transexuales, indicó que cualquier institución que no permitiera a un estudiante usar el baño apropiado de acuerdo a su género, constituiría una violación al Título IX de las Enmiendas de Educación, en donde se estipula que "ninguna persona en los Estados Unidos deberá, basándose en su sexo, ser excluida de la participación, negarle los beneficios o ser sujeto de discriminación en ningún programa o actividad educativa que reciba ayuda Federal".

El conjunto de estados incluye a Texas, Alabama, Wisconsin, Virginia del Norte, Tennessee, Arizona, Maine, Oklahoma, Luisiana, Utah, Georgia, Mississippi y Kentucky.

Obama muestra mayor apertura en materia de transparencia informativa. Leer más aquí.

La demanda judicial surge justo meses después de que el gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, aprobara la terrible Bathroom Bill [Ley del Sanitario], también conocida como HB2, la cual exige que los residentes de Carolina del Norte utilicen el baño correspondiente al género escrito en su certificado de nacimiento, no por su identidad de género.

"Tenemos una ley que deja claro que no pondremos a nuestros ciudadanos en un peligro mayor", dijo el senador de Carolina del Norte, Phil Berger, el día que la HB2 fue aprobada el 23 de marzo de este año. Berger, como muchos conservadores que apoyaron la ley, indicó que es "peligroso" permitir que cualquier hombre biológico entre en un baño de chicas.

Sin embargo, como han mostrado las cifras, son los estudiantes transexuales quienes suelen estar en peligro. De hecho, un estudio realizado en 2013 por Gay, Lesbian and Straight Education Network encontró que 75 por ciento de los jóvenes transexuales no se sienten seguros en la escuela por el acoso que sufren. Otro estudio publicado este mismo año por el Journal of Homosexuality reportó que "negarles el acceso a determinado espacio está altamente relacionado con el suicidio, incluso después de controlar la victimización interpersonal.

Pero no importa lo que digan las cifras, los defensores de la reciente demanda contra la administración de Obama sólo ven una amenaza de la "agenda social liberal". Leslie Rutledge, procuradora general de Arkansas, ejemplificó su punto de vista cuando se refirió al llamado de Obama por los derechos de igualdad "una política social radical que genera serias preocupaciones por los niños en edad escolar".

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES