ic3peak_tv

Represión, acoso y censura: IC3PEAK, un cuento de hadas ruso

Charlamos con el dúo sobre su relación con el gobierno de su país, que ha consistido en un ejercicio sistemático de censura.
22.1.19

La censura gubernamental por la que atraviesa Rusia no es un secreto para nadie. Sabemos la situación por la que atraviesa la comunidad LGBT, la imposición de la iglesia cristiana ortodoxa y los nuevos grupos de ultraderecha. Era evidente que esta censura debía trasladarse a las artes, siendo la música uno de sus casos más evidentes.

En 2012 nos enteramos del arresto de miembros pertenecientes al grupo Pussy Riot, a lo cual han seguido casos similares, con tal vez menos repercusión global, pero que de igual manera “alteran el orden” de la sociedad rusa. Recientemente, nos enteramos del aparente interés que tiene el gobierno por “controlar” el rap en dicho país, ya que puede llevar a la “degradación” de la nación.

Publicidad

Dichas declaraciones llamaron la atención de todo el mundo, recibiendo cobertura en distintos medios. Sin embargo, a la par de esta noticia, uno de los artistas musicales que han sido sujetos a esta censura política intenta terminar su tour, a pesar de todos los obstáculos que le han sido arrojados en frente.

IC3PEAK es una agrupación que ha estado haciendo ruido desde hace 5 años. Inicialmente una agrupación de witch house, con voces etéreas ininteligibles y música experimental, ambiental y ruidosa, recibió considerable atención en el sector underground dedicado a este tipo de música, realizando shows por muchos países (incluso llegando a México en el 2016 con un show bastante íntimo). Posteriormente, en el 2017, decidieron cambiar su sonido hacia algo que le hablara más a la población rusa, a pesar de que pudiera costarles parte de su éxito internacional.

Con el lanzamiento del álbum Сладкая Жизнь (Sweet Life), IC3PEAK introdujo letras en ruso, puso la voz al frente y adoptó un sonido más cercano al trap, con todo y percusiones y bajos distorsionados, siempre manteniendo su oscuro y retorcido acercamiento a la música. Este año lanzaron СКАЗКА (Fairy Tale), acompañado del video “Смерти Больше Нет” (Death No More), el cual incluye un alto contenido político.

En un mensaje publicado en sus redes sociales el 29 de noviembre, la banda expresaba encontrarse bajo acoso por parte del gobierno y temer por su seguridad. Decidí contactar con IC3PEAK para conocer su situación y exponer el problema. Tras una serie de demoras, producto del complicado tour por el que se encuentran, pudimos tener esta charla.

1548179578588-ic3peak2

NOISEY: Primero, me gustaría saber exactamente qué fue lo que sucedió en su gira, refiriéndome al acoso gubernamental.
Nastya: Fuimos censurados junto con otras bandas. La razón: hablamos libremente sobre temas que nos preocupan y que provocan que otros piensen. Supongo que el gobierno no sabe cómo lidiar con la cultura joven y se encuentran asustados de todo lo nuevo y poderoso. La generación que creció con el internet, que escucha música y no mira la televisión central, piensa críticamente y en unos años escogerán qué hacer con el país. Creo que eso es lo que más asusta a las autoridades: perder el control. Ya no nos tragamos la propaganda de una manera tan sencilla. Así que están intentando silenciarnos, pero es imposible silenciar la música.

Después de que lanzamos nuestro último video, empezamos a tener problemas en cada ciudad de nuestro tour “Сказка”. Los dueños de los clubs recibían llamadas y visitas de la FSB (el equivalente ruso del FBI) y la policía, quienes “recomendaban” que cancelaran nuestros shows o enfrentaran las consecuencias de continuar con el concierto. Tuvimos que encontrar nuevos foros en casi cada ciudad y dar los shows de manera secreta. No se ha mostrado ningún documento y las acciones de las autoridades fueron completamente ilegales. Su objetivo es prohibirnos tener shows de cualquier manera necesaria, así que han inventado varias maneras de lograrlo: cerraron el foro por reparaciones; fingieron una llama sobre una bomba o intoxicación en el lugar, así que tenían que cerrarlo; cortaron la energía del edificio e incluso nos detuvieron para revisar si teníamos drogas, para después mandar a la FSB a seguirnos. Es muy loco pero gracioso al mismo tiempo, porque no somos criminales, somos artistas. Siento que nos metimos en la trama de alguna película estúpida.

Publicidad

Expusieron el problema el 29 de noviembre. ¿Ha habido más incidentes desde entonces?
Na: Nuestros problemas empezaron casi inmediatamente después de que lanzamos el video, en la primera ciudad, Nizhnij Novgorod, el 22 de noviembre, y los seguimos teniendo porque el tour aún no ha terminado.

Nick: Desde esa fecha, alrededor de 10 shows fueron cancelados por el gobierno ruso. En Voronezh, la entrada del club fue bloqueada por la policía y cientos de nuestros fans se quedaron fuera, congelándose y esperando escuchar la música. Algunos policías también golpearon a nuestro mánager. Cuando entendimos que los policías no dejarían que la gente entrara, nosotros salimos y cantamos nuestras canciones a capela junto con los fans. En Minsk, el Departamento de Ideología (sí, eso es real) amenazó al club con una multa gigantesca si los dueños no cancelaban el show. Encontramos otro club, pero después de 20 minutos cortaron la energía. Continuamos cantando sin sonido. En Saratov, policías con perros rastrearon el lugar en busca de drogas, retrasando el show por dos horas y dejando a la gente congelarse afuera.

Decidieron continuar con la gira y eso requiere de mucho valor. ¿Qué los hizo continuar, en vez de ceder a la opresión?
Na: Tal vez no habría otro tour, no solo para nosotros, sino para otras bandas, si nos detenemos. No hay otra opción: toda Rusia nos está mirando y sentimos la responsabilidad de ser un ejemplo, de mantenernos fuertes y demostrar que puede hacerse algún cambio. Me siento muy inspirada por este tour y todo el apoyo que hemos recibido: siento que la gente ya está lista para revelar los problemas, trabajar a pesar de ellos y hablar libremente. La verdad está de nuestro lado y toda esa censura banal se ha convertido en una gran estrategia de marketing para nuestro arte.

Ni: Sabemos que si nos detenemos, la gente que quiere silenciarnos ganaría. No es sencillo, pero entre más quieran que nos callemos, más fuerte gritaremos.

Publicidad

¿Cuál ha sido la respuesta de su público local? ¿Ellos también han sufrido acoso?
Na: Usualmente nadie sale herido, aunque la policía se puede volver agresiva a veces. Los fans que nos apoyan y van a los shows sin importar qué pase, ¡son muy valientes! Mucha gente nueva pudo descubrir nuestra música también, e incluso si no les gusta lo que hacemos, entienden la locura que hay detrás de los métodos que el gobierno utiliza para censurarnos. Ilustra su debilidad frente a una nueva cultura. Todos pueden ver eso.

Ni: La mayoría de nuestros fans son gente ordinaria, nos demuestran mucho apoyo y se encuentran realmente enojados con las acciones del gobierno. En cada ciudad, los fans ayudan de cualquier manera que pueden. Es gracias a ellos que estos shows han sucedido. En muchas ocasiones, algunos fans fueron golpeados por policías a la entrada del club, como sucedió en Voronezh, o fueron golpeados por la seguridad del club al intentar defendernos, como sucedió en Minsk.

Ustedes son otro de los artistas que han recibido acoso gubernamental en su país, siendo Pussy Riot el principal ejemplo. ¿Qué necesita hacerse para dar más exposición a este problema y tratar de realizar un cambio?
Na: Parece que algo más grande está sucediendo. Alguien está tratando de arreglar a la cultura joven con anticuados métodos soviéticos. Es ridículo y funciona de manera contraria: la gente se interesa más por el arte que está prohibido. La educación y el lenguaje son las principales herramientas para cambiar la situación. Nuestra generación está abierta a nuevas cosas y sabe cómo elegir la información y cómo utilizarla. Es nuestra principal arma.

Publicidad

Continuaremos haciendo lo que hacemos: ser abiertos con cualquier tema que nos preocupa. Nunca ha estado limitado a la política, siempre se ha tratado de la belleza y la fealdad, el amor y el dolor, la muerte y el futuro, sobre todo lo humano.

Ni: Entre más hable la gente y los medios sobre el problema, mucho mejor será. La exposición es nuestra principal arma contra la censura. Y realmente funciona: después de la detención en Novosibirsk, muchos medios hablaron sobre ello y la gente se encontraba furiosa, tuvo un gran impacto y los próximos dos shows transcurrieron sin problemas.

Han hecho música por 5 años. ¿Por qué piensan que el gobierno Ruso decidió actuar hasta ahora?
Na: En nuestro último álbum, el cual está en ruso, quise hablar sobre nuestra situación social y política a través de la metáfora de un cuento de hadas. Pareciera que seguimos atrapados en el pasado aquí. La sociedad moderna todavía tiene vivo todos esos arquetipos. Me asusta, junto con la realidad del día a día, y todos los cuentos de hadas son aterradores en el fondo. Supongo que el mensaje político, junto con los visuales de nuestro último video, hizo enojar a alguien.

Ni: Siento que el gobierno ruso es muy lento y apenas descubrieron a IC3PEAK. Además, los millones de reproducciones que recibimos sin duda jugaron un papel. Tienen miedo de que nuestra música y nuestro mensaje político puedan ser peligrosos para el establecimiento.

¿Qué necesitaría pasar para que se detuvieran?
Na: No puedo imaginar que cambiemos nuestra dirección artística o que comience a cantar sobre flores. No quiero mentirme a mí misma o a alguien más a través de mi arte. Es mucho más sencillo no hacerlo que ser falso. Todo lo demás iría contra mi naturaleza.

Ni: Queremos terminar nuestro tour sin importar nada y ya casi lo conseguimos. No hay mucho que nos pueda detener ahora.

¿Hay algo que les gustaría agregar o decir a sus fans?
Na: Siento que ya no estoy sola, gracias a nuestros fans. Ese es el mejor sentimiento, y daría lo que fuera por mantenerlo.

Ni: Escuchen la música y vengan a vernos en vivo. Nos encantó tocar en México y estaríamos contentos de regresar pronto.

Conéctate con Noisey en Instagram.