ESPAÑA

Yo también me quedé en paro en septiembre

Soy uno de los más de 27.000 españoles que se quedó sin curro después del verano.

por Ana Iris Simón; ilustración de Conxita Herrero
09 Octubre 2017, 6:24am

Ilustración por Conxita Herrero

Septiembre siempre es un mes trágico para el paro, pero este año lo ha sido, si cabe, aún más: 27.858 personas se apuntaron, haciendo subir la cifra de parados hasta los 3.410.182. Los responsables de acabar con el optimismo de junio son mayoritariamente los contratos estivales, que finalizan en cuanto los últimos turistas pillan el vuelo de vuelta a casa.

Para conocer la realidad de quienes engrosan esa cifra, buscamos a seis jóvenes que firmaron el finiquito en septiembre y hablamos con ellos de precariedad laboral y de trabajos que nada tienen que ver con su formación, pero también de cómo se apañan para pagar las facturas y de qué estrategia seguirán para llegar a Navidad de alguna manera que no sea en la bancarrota.

Sergi, 26 años

Sergi ha trabajado como camarero en un hotel. Ahora está en paro. Imagen vía Sergi

VICE: Hola, Sergi. ¿En qué trabajabas antes de quedarte en el paro?
Sergi: Curraba en hostelería, de camarero en un hotel.

¿Era de "lo tuyo"? Quiero decir, ¿has estudiado hostelería?
Qué va, pero no es la primera vez que trabajo de camarero. Es más, tengo más experiencia en hostelería que "en lo mío".

¿Sabías que tu contrato iba a acabar en septiembre?
Sí, cubrí la temporada de verano y luego adiós, era un contrato temporal. Pero no solo el mío, el hotel entero cierra en septiembre porque ya no hay turistas.

¿Has tenido alguna vez un contrato indefinido?
No.

Y, ¿aspiras a uno?
Sí, aunque sólo sea para saber qué se siente al tener un poco de seguridad y estabilidad económica.

"En Navidad me visualizo trabajando de becario en alguna empresa de mi sector, sin cobrar y haciendo muchos cafés."

¿Qué significa para ti el término "estabilidad laboral"?
Supongo que eso, poder vivir sin preocuparte por el dinero.

Y, ¿cómo te ves de aquí a Navidad?
Pues me visualizo trabajando de becario en alguna empresa de mi sector, sin cobrar y haciendo muchos cafés.

¿Por qué crees que el número de parados se incrementa en septiembre?
Porque septiembre es el lunes de los meses, da pereza. Y porque hay gente como yo, a la que contratan cuando hordas de turistas llegan a España y despiden cuando se van.

¿Cuáles crees que son las expectativas laborales de tu generación?
Creo que hay muchos jóvenes con ganas de emprender y triunfar, pero se encuentran con muchas puertas cerradas y hace falta trabajar duro para conseguir tus objetivos. Hay mucha gente (yo incluído) que no está acostumbrada a esforzarse y hay que superar esos golpes de realidad y asumir que, en este país, las cosas no son fáciles. Pero tampoco son imposibles.

Miriam, 25 años

VICE: ¿Desde cuándo estás en el paro, Miriam?
Miriam: No tengo trabajo desde septiembre pero, de hecho, no estoy apuntada al paro. No tengo derecho a él porque, durante los dos años que curré, lo hice en negro, sin contrato.

¿Cuánto cobrabas?
550 euros. Estudiaba a la vez, hice dos máster mientras tanto. Me sufragaba yo los gastos -casa, comida y tal- excepto la matrícula, que me la pagaban mis padres.

Y, ¿por qué se acabó tu no-contrato?
Yo era la segunda entrenadora de natación en un club muy potente en mi comunidad autónoma. Cuando el primer entrenador decidió irse porque le ofrecieron un trabajo mejor, asumí que su puesto, como era lógico, sería para mí. Pero no. Querían a un hombre en el puesto.

A la vez, yo pedí que me aumentaran el sueldo y me dieran de alta en la Seguridad Social. Se negaron, así que me fui.

¿Qué hiciste después?
Como no tenía derecho a paro, tuve que volver a casa de mis padres y a que ellos me pagaran la comida, como cuando tenía 15 años. Estuve tres semanas porque me pone muy nerviosa estar sin hacer nada, y busqué trabajo dentro y fuera de España. Al final me he venido a Londres a currar de au pair y a aprender inglés.

"Cuando dejé de trabajar tuve que volver a casa de mis padres. Tras dos semanas decidí irme a Londres de au pair. Me pone muy nerviosa estar en casa sin hacer nada"

¿Cómo fue pasarte el verano currando mientras la gente estaba de vacaciones y, cuando ellos volvían, quedarte en el paro?
Una putada. El problema de que tú estés trabajando y tus amigos no es que no comprenden tu ritmo de vida. Cuando trabajas, no es que estés encerrado en una cárcel, pero tu vida cambia. Cambian tus prioridades, no puedes salir tanto o no te apetece ir de empalme el trabajo, los fines de semana a veces tienes que trabajar, tus temas de conversación están muy centrados en el trabajo...

¿Te diste algún capricho cuando estabas trabajando del que ahora te arrepientas?
No, la verdad. Soy bastante ahorradora y sí que a veces me premio saliendo a cenar fuera o yendo de compras, pero no me paso.

"En mi generación, están los que se mueren de ganas por trabajar y buscarse la vida y lo aceptan todo y los que viven del cuento y dicen que no hay trabajo"

Y, ¿cómo ves a la gente de tu edad respecto al mercado laboral?
Creo que el tema está bastante polarizado. Están los que se mueren de ganas por trabajar, independizarse, buscarse la vida y les da igual todo, lo que genera quizá que no nos valoremos a nosotros mismos y todo valga, que no me parece mal, pero bueno.

En la otra parte están aquellos que han estudiado porque sus padres les han dicho que tenían que estudiar pero no les gusta trabajar, así que están a los veintitantos viviendo del cuento, diciendo que no hay trabajo y metidos en su casa sin hacer nada. Porque yo pienso que trabajo hay, pero no siempre "de lo tuyo" ni con las expectativas maravillosas que tuvieron nuestros padres. Que también hay gente que busca y no encuentra, no digo que no. Pero son los dos extremos que yo veo.

Raquel, 22 años

Raquel trabajó como monitora y en Correos. Ahora está en el paro. Imagen vía Raquel

VICE: ¿De qué currabas hasta que acabó tu contrato en septiembre, Raquel?
Raquel: Tuve dos contratos: uno en Correos desde marzo y otro, que sólo duraba una semana, como monitora en la feria de mi pueblo.

Y ahora, ¿qué haces? ¿Estás buscando trabajo?
Estoy buscando y de hecho, estoy esperando una respuesta a una entrevista.

¿Tienes amigos que se han quedado sin curro en septiembre, como tú?
Sí.

¿Qué medidas le recomendarías al Gobierno para acabar con el paro juvenil?
Que tratara de crear estímulos para que la gente estudiase, que diera más subvenciones a las empresas que contrataran a jóvenes sin experiencia... En general, que diera más facilidades a la gente para terminar sus estudios y ayudarles a que así sea, para que estén mejor formados.

"Las aspiraciones de los jóvenes en este país son bajas o nulas. Para tener un buen futuro, lo mejor es salir al extranjero"

Y, ¿crees que las aspiraciones laborales de los jóvenes españoles son realistas?
Sí. Las aspiraciones de los jóvenes en este país son bajas o nulas, o esa es mi opinión. Para tener un buen futuro, lo mejor es salir al extranjero, ya que en España la cosa no avanza.

¿Has ahorrado durante estos meses?
Sí.

Y, ¿en qué vas a gastar el dinero?
En futuros proyectos, en ayudar en casa -vivo con mis padres- y dejaré algo para alguna escapada.

Jaime, 22 años

VICE: ¿Cuándo te quedaste en, Jaime?
Jaime: En septiembre, después de la temporada de vendimia.

¿En qué trabajabas?
De peón de campo, llevaba currando desde junio.

¿Cómo ves a tu generación en el mercado laboral?
Pues la cosa va jodida, porque hay gente con carreras que está vendiendo hamburguesas. Un curro digno, pero no compensa.

"La cosa va jodida. Hay gente con carreras que está vendiendo hamburguesas"

¿En qué vas a gastar el dinero que ganaste este verano?
En sacarme el carnet de conducir y en ayudar económicamente en casa.

¿Vives con tus padres?
Sí.

¿Te gustaría independizarte?
Sí, pero de momento tengo que ayudar en casa.

Marta, 24 años

Marta trabajó como camarera este verano. Ahora ha vuelto a estudiar. Imagen vía Marta

VICE: ¿Qué hay, Marta? ¿De qué currabas hasta septiembre?
Marta: De camarera, llevo haciéndolo tres años ya. En invierno estudio la carrera y en verano me voy a Mallorca, que es de donde soy, para trabajar.

¿Y ahorras lo que ganas en verano, o te lo gastas?
Ahorro todo, de hecho sólo me gasto las propinas.

¿Para que vás a usar ese dinero?
Me quiero ir al extranjero a estudiar y a seguir formándome.

"Creo que los jóvenes somos un poco vagos y no nos da la gana trabajar. El problema es que no hay trabajo, pero también que hay gente que a la que no le apetece trabajar"

¿Aspiras a currar de lo tuyo cuando acabes?
Todo el mundo aspira a currar de lo que ha estudiado, aunque yo no tengo las expectativas laborales en mi sector muy altas. En nuestro país está bastante difícil y muchos de nosotros asumimos directamente que vamos a tener que emigrar a otros países si queremos dedicarnos a lo nuestro.

¿Qué medidas propondrías para frenar esa huída de cerebros y el paro juvenil?
No sé, también creo que los jóvenes somos un poco vagos y no nos da la gana trabajar. El problema es que no hay trabajo, pero también que hay gente que a la que no le apetece trabajar, hay NiNis.

Eso nace de que no se motivan por ningún trabajo, así que no sé qué medidas se me ocurren la verdad para acabar con el paro juvenil. Más motivación por parte de las empresas y menos vaguería. También más puestos de trabajo, por supuesto. Las empresas contratar a una plantilla mínima para salir adelante, yo lo he visto en mi curro este verano. No dábamos abasto, para trabajar realmente a gusto se hubieran necesitado 2 o 3 personas más, pero eso no les sale rentable.