Los mejores 25 álbumes del 2016 hasta ahora

Los LPs que han estado acelerando el latido de nuestros corazones, en ningún orden en particular.
27.6.16
Artwork by Avery Scott

Sigue a THUMP México en su nuevo perfil de Facebook


Artículo publicado originalmente por THUMP EUA.

La historia de la música dance ha sido contada principalmente a través de sus sencillos. Un gran track—cuando es adecuadamente colocado en el DJ set correcto—tiene el poder no sólo de encender la pista de baile, sino de cambiar el sonido y la energía de una escena. Sin embargo, aunque nunca vas a mezclar un álbum de larga duración en horas pico, el formato ha presentado algunos de los grandes cambios de paradigma de la pista de baile, permitiendo a los productores explorar las esquinas más lejanas de su sonido. Ya te enumeramos los mejores tracks del año hasta ahora, es momento de ir por los largos y mirar los mejores 25 álbumes del 2016 hasta ahora.

Amnesia Scanner - AS

Amnesia Scanner nunca se ha sentido real, al menos no en el sentido de los seres humanos corporales, con sus dedos de hueso y carne programando el ritmo mutante y las melodías ASCII que maquillan su música. Pero a inicios de este año, hicieron su debut en el mundo físico con AS, presentado en varias formas de papel y plástico. El corto EP contiene algunas de sus producciones más pegajosas hasta la fecha, como si las sombrías figuras detrás de la cortina se hubieran dado cuenta que reestructurar sus veloces vocales y vibrantes percusiones en un entorno más humanamente reconocible hiciera su trabajo más legible para los mortales. Como podría esperarse, el resultado no es precisamente humano, pero el verdadero enfoque de AS está en lo negativo, donde la carne y la tecnología se unen en una hermosa falla ciborgiana.—Colin Joyce

ANOHNI - Hopelessness

Sónicamente ambicioso, ecológicamente pensado y emocionalmente frágil a la vez, HOPELESSNESS de ANOHNI es uno de los discos más multifacéticos que el 2016 haya visto. La artista con sede en Nueva York, antiguamente miembro de la banda Antony and the Johnsons, ha dado forma a un álbum de protesta que se reproduce como un asalto a las grandes enfermedades de la sociedad: el cambio climático, la vigilancia gubernamental, los ataques de drones y el genocidio y está particularmente interesado en los lugares donde todo lo anterior se intercepta.

Pero la genialidad del disco recae parcialmente en el sigilo con el que planta su mensaje en tu oído. Reforzado por la producción de Hudson Mohawke y Oneohtrix Point Never, HOPELESSNESS usa lo físico de la música dance para dar un efecto de golpe, haciendo de las provocaciones políticas de ANOHNI algo más palpable y más castigador. Hablando con THUMP a inicios de año, ANOHNI dijo que la forma en que ella "expresa la furia más efectivamente es muy astuta". Una cucharada de éxtasis ayuda a bajar decentemente, ¿cierto?—Anna Codrea-Rado

Conoce a los artistas detrás de tus portadas favoritas de electrónica

Autechre - Elseq1-5

De vuelta en 1992, Autechre emergió al mundo en grande con una compilación de Warp llamada Artificial Intelligence. El dúo inglés pasaría las siguientes décadas explorando la clase de bajones robóticos señalados en ese título. Pero al igual que sus últimos pocos lanzamientos, su nuevo álbum, Elseq1-5, es un poco menos optimista, un compendio de los sonidos angustiantes del declive digital. A lo largo de cinco partes y cuatro horas, conjuran una terrorífica corriente de pops, clicks y clangs de una afligida arquitectura que han estado construyendo a lo largo de los años. El disco suena como un disco duro corropiéndose lentamente, donde todos los recuerdos de una pista de baile ya han sido borrados. En su lugar, sólo hay un vacío.—Colin Joyce

Baauer - Aa

Es hora de dejar que el "Harlem Shake" se vaya. Claro, es agradable odiar reflexivamente los memes musicales, pero al menos el éxito viral de Baauer inspiró a los niños del colegio a ser creativos. Y de cualquier forma, si no lo perdonas, te estás perdiendo uno de los productores mentalmente más experimentales, sin miedo a dirigir sus producciones technicolor a los sitios más altos de los estadios.

Así que sí, claro que el álbum de Baauer fue sorprendente. El chico de verdad va con todo en tracks como "GoGo", el cual es perfecto tanto para clubes como fraternidades. También hay un espacio para los invitados, grandes y pequeños, aunque ninguno es tan positivamente estático como MC Novelist de Londres y el rapero de Brooklyn, Leikeili47, escupiendo sobre la producción de big room "Day Ones". Como Rustie, su antiguo compañero del sello LuckyMe, Baauer siempre ha sido prueba de que puedes sonar enorme sin sonar idiota y Aa es la más grande demostración de esa idea.Oliver Kinkel

Babyfather - BBF hosted by DJ Escrow

El Reino Unido se siente dividido justo ahora. Es un raro lugar, a veces triste, de progreso y regresión, donde el desamparado tiene iPhone pero el rico aún dirige los periódicos. Las viejas narrativas de protesta y los partidos políticos se derrapan en la irrelevancia, pues antes sostenían ideas de raza e identidad nacional. Habiendo dicho esto, nada tiene tanto sentido en estos momentos, razón probable por la cual un artista tan reflexivo como Dean Blunt ha respondido efectivamente. Empleando muchas de las mismas pinceladas de sus discos previos, con el agregado de los misteriosos personajes de DJ Escrow y Gassman D jugando un papel central, el resultado final es un disco lleno de extrañas incongruencias y sampleos callejeros. Es un comentario borroso, pero tenía que hacerse.—Angus Harrison

Productores no tan fantasma: Los maestros detrás de las leyendas

Dust - Agony Planet

Los productores Micahel Sherburn y John Barclay y el artista de performance, Greem Jellyfish han estado encendiendo el underground de Brooklyn en los últimos años, pero con su álbum debut parece que finalmente están entrando en lo desconocido. En Agony Planet, el techno industrial entra a un reino que se siente como ciencia ficción. Y aunque no es totalmente tangible en el disco, su gusto por la fantasía inyecta su, en ocasiones, enfoque directo de la música electrónica con una necesaria dosis de surrealismo. En el 2012, el trio hizo un cover del clásico rave de 1987, "Your Only Friend", pero los giros y vueltas de Agony Planet prueban que tienen sus ojos en el futuro.—Oliver Kinkel

Felicia Atkinson and Jefre Cantu-Ledesma - Comme Un Seul Narcisse

Jefre Cantu-Ledesma es un alfarero y Felicia Atkinson una poeta. Por supuesto, ambos son mejor conocidos por sus composiciones ambientales, pero su primer LP juntos, Comme Un Seul Narcisse, publicado en marzo tras años de amistad, parece rotar alrededor de sus preocupaciones mundanas. Es un disco de curvas delicadas y murmuros asonantes, sus pianos eléctricos reverberan contra lo que suena como zócalos chirriantes y cierres manoseados. Separadamente, ellos siempre hacen música que raya entre lo transcendente, pero aquí, han abierto la magia del día con día.—Colin Joyce

Floorplan - Victorious

Al ser un ordenado ministro, uno de los grandes productores de techno de todos los tiempos, Robert Hood no es extraño a la euforia de proporciones bíblicas. Pero pocos trabajos dentro de la carrera del maestro del techno se han sentido tan milagrosos como Victorious, su último LP como Floorplan y el primero al lado de su hija, Lyric. A lo largo de más de 11 tracks, el par presenta reanimaciones del nivel de Lazaro resucitando en una de las formas más largas para la pista de baile, haciendo que los sonidos del techno y el house suenen tan alegres como una resurrección pentecostés. Si logras dejar de bailar, sólo será para caer en tus rodillas aterrorizado.—Colin Joyce

Good Willsmith - Things Our Bodies Used to Have

Los tres miembros del grupo de Chicago, Good Willsmith, Natalie Chami, Doug Kaplan y Maxwell Allison, han tenido proyectos en solitario que rayan entre lo más extraño y astuto de la música electrónica experimental, pero algo especial sucede cuando los pones juntos en el mismo cuarto. Esa alquimia jamás ha sido más irresistible que en Things Our Bodies Used to Have, su último álbum para el sello Umor Rex.

Al igual que sus grabaciones en solitario, emplean guitarras con delay, vocales en loop y sintetizadores. Pero en Things Our Bodies Used to Have, estos elementos se sienten más como reactivos volátiles que una sopa de ruidos pensativos. Por supuesto, incluso los químicos más peligrosos se pueden volver estables cuando son introducidos en el mismo recipiente y en el 2016, difícilmente veras otra reacción igual de irresistible.—Colin Joyce

Huerco S - For Those Of You Who Have Never (And Also Those Who Have)

¿Quién habría imaginado que el devoto de la pista de baile, Huerco S, alguna vez lanzaría un disco de ambient? Ni siquiera el querido anciano Nostradamus habría escrito eso en un Post-It, pero, incluso los más grandes adivinos tienen malos días. For Those Of You Who Have Never (And Also Those Who Have) es una objetiva lección en el meditativo poder de la escasa música enfocada en las texturas. Sentado en alguna parte entre Harold Budd y Emeralds, es un hermoso y afectivo disco que usa su levedad como ventaja, cada tenue sintetizador es una invitación a un mundo luminoso que querrás repetir una y otra vez. —Josh Baines

Conoce qué equipo utilizan tus productores favoritos en el estudio

Jessy Lanza - Oh No

"Dejé escapar totalmente las cosas irracionales que me daría pena compartir con la gente que me importa, dejando fuera a la gente que no me conoce", comentaba Jessy Lanza con THUMP en mayo cuando le preguntamos sobre el ímpetu detrás de su nuevo disco. Oh No, el segundo álbum de la productora con el sello Hyperdub, puede haber sido inspirado por las banalidades y molestias de la vida diaria, pero el disco resultante no es para nada trivial. Pasando por una lista de influencias que incluyen el footwork de Chicago, los pioneros del synth pop japonés, Yellow Magic Orchestra y los frenéticos BPMs del Shangaan sudafricano, las diez canciones muestran las multi-variables habilidades de producción de Lanza, juntos con la de su colaborador, Jeremy Greenspan de Junior Boys. Pero donde de verdad quedo enterrado su falsete en la mezcla es en "VV Violence" y el track de combustión lenta "I Talk BB", un toque final necesario para hacer todos nuestros días de otro mundo. —Max Mertens

Julianna Barwick - Will

La compositora con sede en Brooklyn, Julianna Barwick, ha pasado la mejor parte de la última década alcanzando el cielo, girando capa tras capa de su propia voz hasta convertirlas en meditaciones. Ella complica eso un poco más en Will, utilizando unas cuantas herramientas y juguetes extra, entre ellos un Moog Mother y otros sintetizadores, para llegar más alto que la troposfera y sumergirse en la profunda oscuridad y más allá. También hay rayos de luz en el camino, pero en su mayoría, predominan los sonidos sintéticos y rígidos. Como con sus discos previos, estas composiciones flotan, pero canciones como "Nebula" pierden por completo la vista del suelo. Algo aterrador. —Colin Joyce

Kaytranada - 99.9%

Kaytranada navega entre ritmos sumergidos y grandes sonidos en 99.9%. Publicado en mayo en XL Recordings, es un sueño technicolor en forma de álbum debut, que une un mosaico cromático de ritmos y melodías en una veloz lista de manos colaboradoras que incluyen a la dulzura del garage británico, Craig David, los sintetizadores suecos de Little Dragon y al rapero californiano, Anderson Paak. Cortados de diferentes ropas pero unidos por la vivacidad; ayuda en gran forma que Kaytranada sea feliz entretejiéndolos a todos ellos. —Anna Codrea-Rado

Kowton - Utility

Joe Cowton, aka Kowton, gusta de señalar lo mucho que le gustan las percusiones en loop. "No soy de esas personas que van a casa y escuchan jazz o lo que sea", comentó en una conversación con THUMP a inicios del año. "Siempre estoy escuchando cosas con una repetición". Utility definitivamente lo demuestra, pero esta música no es sólo una simple nota. Kowton fusiona techno—un golpe constante—con una escabrosa sensación, gracias a algunos sampleos muy serios y a líneas de sintetizador. Por consecuencia, Utility sirve a su función, pero con un giro. Es una colección de armas para las 4 AM con un inimitable aullido británico. —Angus Harrison

Leon Vynehall - Rojus

Ya sea que esté lanzando fuertes producciones para baile o temas más delicados, la música de Leon Vynehall suena como su fuera diseñada para hacerte bailar en tu cocina hasta que se comienza a derretir. El mini-LP para el sello Running Back—claramente disfruta dejándonos queriendo más—tiene éxito en la misma área, con beats listos para el club que seguro te transportan a algún sitio cálido y lleno de vida. El primer sencillo del álbum, "Blush", resume esto a la perfección. Usalo en un viaje y dime que no sientes como si estuvieras en una pista de baile ocupada por todo un reino animal. Leones, tigres, ¡oh dios! —David Garber

DJ Marfox - Chapa Quente

Cuando la escena en Lisboa comenzó a generar reconocimiento internacional en el 2014, el Internet tembló para comprender esta música inigualable que venía de los suburbios de Portugal. Algunos compararon sus ondas agresivas con las del grime y el footwoork, pero esas conversaciones malvenden los frívolos intentos de discos como Chapa Quente. Se ha dicho que batida se entiende en significado como "mi equipo de ritmos", pero incluso dentro de la escena tight-knit que el señorea, DJ Marfox exhibe felices idiosincracias. "B 18" y "Tarraxo Everyday" confían en un matrimonio profano de percusiones manuales sincopadas y sintetizadores arpegiados. Puede que igual no seas capas de entender lo que está pasando, pero la alegría es palpable. —Oliver Kinkel

Mood Hut - Disco Mantras Vol. 1

Ya sea en el público ajetreado de Nueva York o en el desmoronamiento industrial de Detroit, la mejor música del mundo a veces ofrece un portal a la ciudad en la que fue hecha. Mood Hut de Vancouver ha construido una reputación en paralelo con el encanto místico de su ciudad, ofreciendo una muestra de cortes de la pista de baile que conjuran el místico misterio del Noroeste del Pacífico.

Aunque algunos productores en la órbita del sello han sido conocidos más allá de los límites de la ciudad (Jack J y su colaboración con Pender Street Steppers), el LP debut del sello, una compilación llamada Disco Mantras Vol. 1, presenta una lista de artistas que no reconocerás (y que aparentemente no parecen tener ningún otro lanzamiento bajo ese nombre). Apropiadamente, la música no presenta muchas de esas sencillas líneas de bajo que se han vuelto firma de Mood Hut. A pesar de lo que sugiere el título, esto es algo más escurridizo, subyugado y extraño. Al parecer hay más en Vancouver de lo que ven tus ojos. —David Garber

Omar-S - The Best

Sólo Alexander Omar Smith, mejor conocido por nosotros como Omar S, podría acertar al nombrar un álbum The Best. Pero ese título no tiene nada de arrogante porque los temas de house que Smith pone en su último LP son, bastante buenos. No sólo podemos escuchar su ingeniosa programación o su extraño trabajo con el bajo como "Take Ya Pik, Nik!!!" y el acido "Bitch… I'll buy Another One!!!", sino que también invita a algunos de sus amigos al viaje, incluyendo al legendario maestro de Motor City, Norm Talley. Por supuesto, la gran declaración que está haciendo aquí aún podría no ser cierta, aún le quedan seis meses a este año, pero de cualquier forma, Omar sigue siendo mejor que muchos. —David Garber

Puce Mary - The Spiral

Frederikke Hoffmeier, el eje central de la escena noise danesa que graba bajo el nombre de Puce Mary, entiende la oscuridad. En el curso de un par de LPs y unas cuantas colaboraciones, ella ha sido capas exprimir las mejores muestras de desolación a partir de extraños ruidos y estructuras industriales. Pero ningún disco que haya hecho hasta ahora es tan terrorífico como su lanzamiento del 2016, The Spiral. Cada track coloca lentamente más elementos en su camino de destrucción. Sus chillantes y distorsionadas vocales sugieren que quizá pronto la canción también te consumirá. Sin embargo, la fortaleza más grande de Hoffmeier en esta ocasión es la moderación, conjurando terror con pocas piezas, como las distantes teclas de piano que vienen y van lentamente en el track que da título al disco. Una lección aprendida en las películas de horror: las piezas más aterradores no siempre son el propio monstruo, sino el saber que al terminar los créditos, estarás solo. —Colin Joyce

Sasha - Scene Delete

El productor galés es mejor conocido por su introspectiva y castigadora visión del techno, pero con Scene Delete, su primer LP en más de una década, su música club se desarmó hasta llegar al esqueleto. Tracks como "Linepulse" vibran adormecidos sobre beats minimalistas, ganando un lugar en el mausoleo de las joyas del downtempo que componen la colección del sello LateNightTales. En una entrevista con THUMP, el productor Alexander Paul Coe mencionó que él "siempre gustaba de poner sonidos ambientales en sus tracks para el club", pero Scene Delete es una abrazo incondicional a ese ideal, una colección de éxitos de la pista de baile que se mueven a paso de glaciar. —Anna Codrea-Rado

Skepta - Konnichiwa

Konnichiwacrossover

es el ideal platónico de un álbum de . La proeza lírica de Skepta, afinada por una década en el underground de Londres, está a su máximo—sólo ve la hilarante y de alguna forma relevante línea sobre Vine en "Corn On The Curb"—pero su típica producción agresiva se siente suficientemente asertiva esta vez como para abrirse a una nueva audiencia.

Al combinar sus líneas de bajo listas para la guerra y sus intensas trompetas con composiciones más orientadas al pop, mayormente en el track asistido por Pharrell, "Numbers", Skepta ha logrado convertir el sonido grime del norte de Londres en música para todo el mundo. Se siente universal, en ambos sentidos de la palabra, algo suficientemente personal para resonar en todos los rincones del mundo y suficientemente enfático para sacudir otras partes de la galaxia. —Trey Smith

Suzi Analogue - ZONEZ V.1

La DJ y productora con sede en Brooklyn, Suzi Analogue, comentó a THUMP a inicios de este año que ella intentaba convertir su lanzamiento en una clase de historia abstracta personal, una mezcla no lineal de formas desorientadas para "mostrar la mezcla que es su vida". Dentro de un sólo track, ella pone temáticas de footwork, glitch, jungle y grime y las revuelve juntas en tapices que representan la riqueza y vitalidad de todos estos sonidos casi irreconocibles. Los burbujeantes beats de tracks como "Bottle Dizzy Tears" y el soleado "I Get It", muestran la alegría central de una iniciativa como esta: nunca serás tan feliz como cuando seas completa y verdaderamente tú. —Colin Joyce

DJ TiGA - The Sound Vol. 1

El productor con sede en Newark, DJ Tiga, ha dicho que The Sound Vol. 1 es para los rezagados. "Sólo quiero ayudar a todos a ponerse al corriente para que no se queden atrás", nos comentó en abril. "Porque hay mucho de jersey club". Eso es algo generoso por parte del artista de 26 años de edad, pero es muy poco probable que haya muchos que no se hayan quedado en el polvo con su debut para el sello Lit City Trax. Remezclando de todo, desde éxitos del hip-hop hasta temas de la NFL y un Vine de Cousin Terio, este mixtape es un ejercicio de profunda tenacidad artística: justo cuando piensas que nop puede encajar otra idea en un track, el encaja ocho. —Alexander Iadarola

Uli K - Elusivo

Por mucho el miembro más lacónico y sensible del equipo de Bala Club en Londres, el cantante y escritor Uli K sale de la sombra de su joven hermano, Kamixio y su compañero Endgame (recientemente firmado por Hyperdub) hacia la segadora vulnerabilidad. Uli comentó a The FADER cuando se lanzó el EP que fue parte de un proceso de llegar a un acuerdo con corazones rotos e identidades de género al presentar toda la miseria y confusión totalmente sin adornos, o como ellos lo pusieron "espiando en mi, leyendo mi diario a todo volumen".

El dolor reverbera en todo el camino. Incluso sobre los beats fracturados de Mechatok de Berlín y de su frecuente colaborador de Whitearmor, Yung Lean (Lean también se presenta en un breve verso para "Drifting"), Uli canta sobre sangre y dinero, soledad voluntaria y disolución romántica. La catarsis que estas historias ofrecen se sienten generosas, como una mano estrechada, para alguien que se sienta igual de roto. —Colin Joyce

Various Artists - Pampa Records Vol. 1

Hay un vertiginoso arreglo de sonidos y estilos representados en la primera compilación del sello de DJ Koze, Pampa Records, desde Jamie xx hasta la magia techno de Matthew Herbert. Pero el concepto unificador es la alegría sin mitigar que puede traer la pista de baile. El productor Abood Nasrawi lo hace explicito en su contribución, "Bump With You", sampleando risueños niños que sugieren que bailar es "embarazoso" pero eso "está bien". El track posteriormente presenta un beat desenfrenado, con permiso para levantarnos por parte de los niños. La gente firmada por Pampa y sus amistades a veces adoptan el tipo de música para club, pero sus producciones subrayan por qué la gente regresa a cosas como el house y el techno una y otra vez: porque la música club es puro éxtasis. —Colin Joyce