Historias de DJs: Me apuñalaron con una espada samurai y aún así llegué a mi gig
Photo via Adam Selwood/Flickr

Historias de DJs: Me apuñalaron con una espada samurai y aún así llegué a mi gig

Todo el mundo te advierte sobre el viernes 13, pero nunca te imaginas algo así.
10 Febrero 2017, 8:25pm

Sigue a THUMP México en Facebook


Este artículo se publicó originalmente en THUMP EUA.

Según lo relatado a Alberto Pérez.

Yo he sido parte de la vida nocturna de Austin por 10 años ya. Como DJ, te enfrentas con personas con todo tipo de historias y las cosas se pueden poner bastante salvajes algunas veces. He estado en incontables peleas por dinero, chicas, y por cualquier otra mierda de esas que pasan cuando sales hasta las 6 de la mañana todos los días. Pero nunca esperé algo como lo que me pasó hace unos días –en Viernes 13.

Es una tarde de Viernes en Enero y como siempre, me espera un fin de semana bastante ocupado: voy a tocar un set más tarde esa noche con DJ King Louie en su fiesta semanal del hip hop en The Volstead Lounge, un bar en East Austin. El Sábado, voy a mezclar en un par de eventos más, incluyendo una gala privada y mi residencia, Booty Me Down, en el Barbarella, un club local. Además de esto, también voy a ser fotógrafo en una fiesta en un hotel cercano.

Antes de llegar al Volstead, decido salir a cenar con mi amigo Kirk, un promotor que tengo algunos años de conocer. Vamos al Central Standard en el South Congress Hotel. Voy a tomar fotos de su fiesta por lo que me imagino que me van a tratar increíble durante la cena. Lo hacen. El tuétano está perfectamente untado de mantequilla y las costillas de puerco son unas de las mejores que he probado en toda la ciudad.

Acabamos de comer más temprano de lo usual, alrededor de las 7PM, así que decidimos separarnos y vernos más tarde antes de mi gig esa noche. Yo vivo cerca del Volstead y quiero un poco de licor y cervezas en mi departamento; Kirk dice que él llegará un poco después de las 9PM para tomar un par de tragos antes de irnos. Mientras, estoy solo por un par de horas, un poco aburrido. Tengo "Thirteen Blue Magic Lane" de Blue Magic en mi tornamesa, pero no estoy escuchando realmente. Tengo un poco más de trabajo en la computadora, pero tampoco estoy trabajando realmente. En lugar de eso, estoy haciendo lo que cualquiera hace cuando no tiene mucho que hacer: estar en mi celular, sonriendo a medias viendo cosas en el internet.

Estoy sentado en el sillón cuando escucho que tocan la puerta. Viéndolo bien, tal vez debí haber visto primero quién era por el hoyito de la puerta. Pero por lo general mis amigos vienen y van antes y después de mis gigs por lo que no es extraño que alguien llegue y toque mi puerta sin anunciar. Me imaginé que era Kirk por lo que abrí la puerta.

Me encuentro a un tipo con ropa negra y una máscara de ski puesta. Tiene una katana –esa espada tradicional japonesa– en su mano. La máscara no cubre mucho por lo que puedo ver sus ojos claramente. Me doy cuenta al instante que es alguien que llevo tiempo de conocer y se llama Charlie. (Su nombre de pila es Shusaku Shiroyama, pero siempre se ha presentado como Charlie.)

No recuerdo exactamente cuando conocí a Charlie. Fue probablemente en algún momento durante los últimos meses, mientras estaba mezclando en el Volstead en mi set semanal en el Barbarella. Recuerdo pensar que era un tipo raro. Se vestía como un rockabilly recién llegado a Texas recién expulsado de la escuela de arte: pelo con gel, camisa fajada con un cinturón de hebilla enorme, pantalones flojos y botas. También tenía un modo de hablar bastante hostil, como intentando convencerte de que es una persona segura de sí misma. Siempre me hacía sentir que se traía algo entre manos.

Durante nuestro primer encuentro, Charlie me platicó sobre los planes de abrir su propio bar, MOLOKO, que tenía temática de La Naranja Mecánica. La platica siguió hablando sobre cómo su bar sería lo más cool en Austin y que yo debería mezclar ahí. No me importó realmente, para ser honestos. Yo simplemente pongo música y mucha gente se acerca a decirme que debería tocar en su bar, fiesta, show o lo que sea, así que nunca pienso mucho acerca de eso hasta que realmente nos sentamos y planeamos algo.

MOLOKO abrió en Octubre del 2016. Charlie trató de bookearme para algunos de los primeros eventos, pero yo estaba bastante ocupado. Por fin pudimos acordar una tocada semanal durante los jueves y empezamos un evento, Velvet Leather, desde principios hasta mediados de Diciembre. Se suponía que sería una noche de puros vinilos de disco y soul, pero yo estaba de acuerdo con tocar lo que fuera. En ese momento, el proyecto apenas iba arrancando y esperábamos que esto ayudara a su crecimiento.

Tan pronto como empecé a trabajar en su bar, Charlie empezó a mandarme mensajes todo el tiempo diciendo que deberíamos salir, o solo platicar sobre futuros planes. Yo trabajo con tanta gente en Austin y alrededores, que la verdad no pareció muy fuera de lo normal. Después de estar en la escena de la vida nocturna por tanto tiempo, se une a tu círculo de amigos cualquier persona que esté despierto toda la noche, como bartenders, dealers y otros DJs.

Charlie empezó a caer a mi casa para cotorrear todo el tiempo. Cuando yo juntaba mi equipo después de tocar en algún bar, él me invitaba a su casa por unos tragos. Se convirtió en alguien cercano a mi y de los que me rodeaban, incluyendo mis amigos y mi novia de ese entonces. Incluso algunos de mis amigos llegaron a hacer el chiste y preguntar si mi "novio" Charlie iba a venir. Todo en modo de broma, por lo que realmente estaba muy confundido y empecé a preguntarme si eso era una especie de broma. Después de todo, era Viernes 13. Por lo que le digo, "Hey, ¿qué onda?" Y volteo a mi alrededor por un momento, esperando a ver a alguien más detrás de él.

Después de meterse a fuerza en mi departamento, Charlie corre directo hacia mi, gritando incoherencias y golpeándome. Sigo confundido y tratando de contenerlo, retrocediendo por mi cocina para evitar su ataque. Empieza a amenazarme con su katana, golpeándome en los lados de mi torso y mis piernas. Puedo ver que su espada es una bastante barata de esas que consigues en las pulgas porque está muy poco afilada como para cortarme –al principio. En la lucha, su máscara se cae y yo solo grito, "Charlie, ¿por qué estás haciendo esto? ¡Qué chingados!" Se ve bastante alterado como si estuviera cegado por la rabia, pero también claramente por algún tipo de droga –algo que nunca había visto en él ni en nadie antes.

Trato de empujarlo y abrirme paso a la cocina donde tengo mis cuchillos, pensando que tal vez si tenía uno, él empezaría a retroceder. Mientras estoy luchando para llegar, él empieza a levantar la katana y moverla hacia mi cara. Antes de que pueda tocarme, puedo agarrar el filo con mi mano y detenerla fuertemente. La espada comienza a cortar mi mano y dedos mientras se acerca cada vez más a mi. Mientras se acerca más, él saca de su cadera otro cuchillo que tenía montado en su cinturón. Me apuñala en el brazo. Luego siento la cuchilla llegar al lado derecho de mi espalda y un chorro de sangre comienza a caer por mi pierna. El dolor es total mientras el cuchillo pasa a mi espalda. Inmediatamente me siento más débil.

Todo el tiempo, no tenía idea de porque estaba atacándome, pero con el cuchillo en mi espalda me di cuenta de que Charlie no solo quería golpearme. Estaba tratando de matarme. Le grito de nuevo "¿CHARLIE, QUE MIERDA ESTÁS HACIENDO?" Puedo alcanzarlo y quitar el cuchillo y su mano de mi espalda. Charlie está empujando ahora el cuchillo contra mi cara y empieza a cortar mi cachete y a subirse sobre mi. Mis movimientos están paralizados, pero puedo seguir manteniendo el cuchillo alejado de mi cara con toda la fuerza que pude obtener. Mis manos están cubiertas de sangre y las cuchillas se me están resbalando.

Volteo y de repente veo a Kirk en la puerta, en shock y confundido. Le grito, "¡KIRK! ME APUÑALÓ Y ESTÁ TRATANDO DE MATARME" Charlie dejó de empujarme y su volteó a la puerta y creo que lo escuché gritar "¡NO! TE MATARÉ A TI TAMBIÉN" Kirk comenzó a correr fuera del edificio mientras Charlie lo perseguía. Me tomó un segundo juntar todas mis fuerzas y correr hacia la puerta para cerrarla.

I look over and suddenly see Kirk in doorway looking startled and confused. I yell out to him, "KIRK, HE STABBED ME! HE'S TRYING TO KILL ME!" Charlie stops pushing towards me, turns to the doorway, and I think I hear him yell out "NO! I'LL KILL YOU TOO!" Kirk turns and starts running down the hallway as Charlie bolts out the door in pursuit. I take a second to gather my strength, then run towards the door and lock it.

Fotografía: Zapatos de Miguel después del ataque. Cortesía del autor.

Mi departamento es un desmadre, con sangre por todos lados. Hemos estado forcejeando así que hay muchas cosas rotas en el piso. Estoy desorientada, confundida, y no puedo respirar bien. Presiono mi mano contra mi espalda y siento como una bolsa de sangre del tamaño de una pelota de golf hinchándose en donde me apuñaló. Mis pensamientos están revueltos, me siento débil y empiezo a pensar que me voy a morir. Recibo una llamada de Kirk. Me dice que está en su carro y que me tiene en una llamada de tres con el 911. La operadora me pregunta muchas preguntas que no puedo pensar bien como para responder. Lo único que le digo es mi dirección, que me estoy desangrando y que necesito una ambulancia al instante. Me dijo que venían para acá. No se porqué lo hice pero saqué mi teléfono y empecé a tomar un video de mi casa y de mis heridas. Todo está borroso y en mi confusión, decidí que era una buena idea mandar un mensaje a mi amigo Louie y decirle que probablemente no iba a llegar a tiempo a mi gig de esa noche. Escucho un fuerte golpe en la puerta "¡POLICIA! ¡ABRAN!"

El policía me sentó y comenzó a curarme mientras llegaba la ambulancia. Empiezan a ver en mi cuarto, tomando notas y preguntando un millón de preguntas. Les digo todo lo que sé de Charlie, y les doy la mejor descripción que puedo. La ambulancia llega y bajo las escaleras. Mi teléfono empieza a llenarse de mensajes preguntando qué me había pasado. Estoy demasiado abrumado para contestar los mensajes así que me vale madre y empiezo a postear videos en Instagram desde adentro de la ambulancia mientras me meten al hospital. En ese momento esa pareció una buena manera de dejarle ver a mis amigos que todo estaba mas o menos bien.

El hospital está de locos. hablo con doctores que me preguntan cosas, toman mi pulso y todo eso. Un grupo de policías dice que es una de las heridas más grotescas que han visto y eso no es muy motivante. Los doctores temen que la puñalada haya perforado mi pulmón. Por suerte, no tocó ninguno de mis órganos vitales. Termino como con 50 puntadas para coser mi herida.

Unos cuantos amigos llegaron al hospital, junto con Kirk. Yo me mantengo en calma, pero por dentro estoy aterrado. Estamos hablando sobre el ataque, todavía confundido sobre cómo y por qué pasó. Alguien me dice que van a checar que onda en el Volstead, y otro amigo en broma dice que aún debería llegar a tocar mi gig. Todos reímos pero luego me pregunté, ¿por qué no?

Me dan de alta en el hospital a las 12 AM y Kirk me lleva de regreso a casa. Cuando llego, todavía es un desmadre, con sangre por todos lados. Sigue siendo una escena bastante fea de ver. No lo quería admitir, pero estaba asustado. Me acababan de atacar en mi propia casa por alguien en quien confiaba. Decidí salir esa noche y demostrarle a todos, incluyéndome que no me habían derrotado.

Llegamos al Volstead a la 1:30 AM y mientras caminaba adentro del club todos me miraban en shock. Caminé hacia Louie quien estaba detrás del DJ booth y le pregunté si podía meterme en su set y tocar como lo habíamos planeado originalmente. Mis manos me duelen y yo estoy fuera de mi por la morfina, pero toqué un par de canciones ante un público bastante prendido. Había un millón de cosas pasando por mi cabeza en ese momento, pero tocar música para un público emocionado es muy catártico. Estar en frente de una audiencia me da el alivio que los sedantes del hospital no pueden igualar. Después de mi set, me la pasé platicando con unas cuantas personas. Es bueno ver caras familiares, personas que me importan. Fue bueno estar de regreso en mi elemento.

Desde el incidente, he llegado a cada sesión de fotos y gig que me han bookeado. Es difícil porque aún me duele y esto va a durar un tiempo hasta que haya sanado completamente. De acuerdo a las noticias, Charlie fue arrestado después del incidente mientras caminaba de regreso a su casa. Él sigue en la cárcel hasta donde sé, lo acusaron de asalto agraviado con arma letal en una casa habitación con intento de homicidio.

Aún no entiendo realmente porque Charlie hizo esto. Los rumores viajan rápido, pero nada parece tener sentido. En la semana previa al incidente, mi novia y yo cortamos pero quedamos bien. Desde entonces escuché que ella y Charlie habían pasado tiempo juntos pero no puedo especular lo que eso significó para Charlie. Creo que solo se quebró. Supongo que todo saldrá a la luz cuando el caso vaya a la corte.

Estoy viviendo el día a día ahora, pero tristemente no creo que mi vida vaya a volver a la normalidad. Estoy muy paranóico y sacado de onda. Todo se siente raro, y aún no he logrado poner todas las piezas del rompecabezas juntas. Este incidente pone toda mi vida en perspectiva. Yo mantengo a mis amigos cerca todo lo que puedo ya que me hacen sentir a salvo y motivado. Pienso sobre mis decisiones y lo que pude haber hecho para que alguien haya querido apuñalarme. Cuestiono mis amistades y a aquellos que he dejado entrar a mi casa y a mi vida. Fui una víctima. Estaba indefenso. Me dejaron morir. Y como resultado, ahora soy mucho más reservado y cauteloso.

Todavía amo mezclar música y estar frente a un público, pero ya no me emociona tanto salir como antes. Dejé a este hombre entrar a mi vida y me apuñaló por la espalda, literal y metafóricamente.

Sigue a Miguel Angel y a Alberto Perez en Twitter__.