FIGHTLAND

Jon Jones dio positivo por sustancias anti-estrógeno

Jones enfrenta una suspensión severa, pero ya contrató un abogado.
19.7.16
Photo by Josh Hedges/Zuffa LLC

El lunes, la Comisión Atlética del Estado de Nevada anunció que habían emitido una suspensión temporal para Jon Jones hasta llevar a cabo una audiencia con relación al análisis antidoping fallido al que se sometió el peleador fuera del periodo de competencia antes de la pelea que tenía programada para el 9 de julio. El anuncio del resultado positivo llegó tres días antes de UFC 200, haciendo que los jefes de la promotora batallaran para encontrar una nueva pelea estelar para la que era promocionada como la cartelera más grande en la historia de la promotora. La comisión votó de manera unánime para emitir la suspensión temporal. La audiencia de Jones será en septiembre u octubre, aunque todavía no se determina una fecha exacta.

Además, la NSAC reveló los nombres de las sustancias prohibidas que fueron encontradas en la muestra de Jones. La primera es hydroxi-clomifeno, un agente anti-estrógeno y la segunda un metabolito de letrozole inhibidor de aromatasa. Ambos son bloqueadores de estrógeno y por lo general se usan para reducir la producción de estrógeno y estimular la producción de testosterona después del uso de un ciclo de esteroides. Los inhibidores de aromatasa, que se prescriben para tratar el cáncer de seno también pueden ser usados sin receta ara reducir la conversión de testosterona en estrógeno.

Ahora que se conoce el nombre de las sustancias, Jones salió en su defensa (primero después de mostrarse llorando en la conferencia de prensa que se realizó la mañana posterior al anuncio inicial) diciendo que es víctima de un suplemento contaminado o de un suplemento que no registró al anti-estrógeno en su lista de ingredientes. Después de la audiencia de la NSAC, Jones recurrió a Twitter para decir que ya había enviado los productos que usa a un laboratorio y que no tiene nada que esconder.

"No estoy tratando de parecer una víctima, soy víctima de si ignorancia y sí, esto pudo prevenirse", escribió Jones anoche. "No me desestimen todavía, yo sé que no spy un tramposo. Confío en que el sistema me ayudará a demostrarlo". USADA probablemente realizará análisis a los suplementos que usó Jones para ver si de hecho contenían las sustancias entre sus ingredientes.

Declarar que los suplementos que se ingieren están contaminados es la defensa principal que usan los atletas que han sido acusados de dopaje, y aunque los fans pueden llegar a ser escépticos, especialmente con los peleadores que han caído frente a nosotros, en el mundo de los suplementos alimenticios no es difícil imaginar que aparezcan sustancias prohibidas en productos kosher. En abril, por ejemplo, el peso mediano de UFC, Yoel Romero obtuvo una suspensión de seis meses por tomar sustancias prohibidas que estimulaban el crecimiento después de que USADA analizara el suplemento que tomaba Romero y determinara que la sustancia apareció en los ingredientes aunque no apareciera en la etiqueta. Y el mes pasado, Tim Means llegó a un acuerdo con la agencia después de dar un resultado positivo por Ostarina, sustancia que previene algunos efectos secundarios de los esteroides luego de su pelea contra Donald Cerrone en febrero.

Jones contrató los servicios del abogado de Means, Howard Jacobs, quien se dedica a defender atletas acusados de dopaje. Means pudo recibir una suspensión de dos años pero Jacobs pudo convencer a USADA de que la culpa había sido del suplemento contaminado y la suspensión se redujo a seis meses, a partir del 3 de febrero.

El récord de Jacobs como defensor de los atletas no es el mejor. Su defensa en el caso de Means fue una victoria para los peleadores que son acusados debido a las compañías de suplementos y la falta de regulación en el negocio, pero Jacobs no pudo convencer a la Comisión Atlética del Estado de California de cambiar el fallo que emitieron contra Sean Sherk en 2007, aunque logró que se redujera el castigo. Y su cliente Alexander Shlemenko, excampeón mediano de Bellator, fue suspendido por tres años en junio de 2015 al dar positivo en una prueba antidoping.

Aun así, Jacobs es el abogado correcto para defender a los atletas en estos casos y el hecho de que Jones haya contratado sus servicios es prueba de que no aceptará el castigo que le impute USADA o UFC y que intentará limpiar su nombre. Pero de cualquier manera sigue existiendo una duda: ¿Por qué un atleta tan exitoso como Jones, que estaba en espera de recibir un pago de ocho cifras por pelea en UFC 200, y que tiene un equipo de representantes, nutricionistas y entrenadores, arriesgaría todo lo que ha trabajado al tomar un suplemento que no ha sido analizado? E sun misterio que tal vez nunca conozcamos. Jon Jones es un misterio que tal vez nunca conozcamos. Se ha vuelto evidente que su genialidad atlética se compara a su capacidad por sabotear su carrera. Ningún psicólogo podría terminar de conocerlo.