Food

La forma en la que comes pizza revela tu personalidad

Expertos en lenguaje corporal nos cuentan cómo distinguir distintas personalidades según la forma de comer pizza. ¿Cuál eres tú?

por Staff de Munchies
17 Noviembre 2015, 10:00pm

Basta echar un vistazo al feed de Facebook para darnos cuenta de que la gente se vuelve loca con los tests de personalidad, los exámenes de inteligencia y todo tipo de quizzes que nos dicen por qué somos como somos y por qué nos gustan las cosas que nos gustan. Además de averiguar qué personaje de Star Wars "somos", podemos catalogarnos en un tipo específico de borracho, y ahora, según investigadores del lenguaje corporal, una rebanada de pizza puede decirnos cuáles son las cualidades esenciales de nuestra personalidad.

LEE: Hay cuatro tipos de borrachos y tú eres uno de ellos.

Pero espera, seguro te estás preguntando cuántas maneras diferentes de comer una rebanada de pizza puede haber. Cuatro. La respuesta es cuatro.

A la vanguardia de esta investigación pionera de pizza está Patti Wood, el "guru del lenguaje corporal", como lo llamó el Washington Post. Wood es una experta en el comportamiento humano, da clases en Emory University, y entre su trabajo está en la creación de cuatro tipos de personalidades femeninas basadas en la forma en que las mujeres se ponen su sostén. ¿Eres una mujer controladora, empática, influyente o precavida? Bueno, todo depende de si te gustan los sostenes que se abrochan al frente o en la espalda. Ella es la experta a la que los medios y analistas acuden para saber si el lenguaje corporal de Katie Holmes en la alfombra roja indica si está o no al borde del suicidio.

Bueno, pero por favor volvamos a la pizza.

Según Wood, "todo lo que haces y la forma en la que lo haces se une para formar una historia de ti mismo", y eso incluye el cómo te comes la pizza. Los cuatro rasgos de carácter que fueron tomados en cuenta para este estudio se basan en la teoría DISC, del psicólogo estadounidense William Moulton Marston, y son: dominación, incitación, sumisión y conformismo. Wood aplicó este enfoque crítico a la acción de comer pizza.

¿Doblas la pizza por la mitad antes de morderla? Eres un controlador. Esto significa que no te importa saborear la frescura de la albahaca de tu pizza Margarita, ni el crujir perfecto de la masa dorada; lo único que quieres es meter un trozo de pizza a tu boca, sentir el sabor general por un momento, y luego dirigir todo a tu estómago lo más rápido posible. Eficiencia, eficacia, productividad, piensas todo el tiempo. Te gusta tomar riesgos también, pero siempre y cuando estés a cargo y dejes lo menos posible a la suerte.

Sigamos con las personas que se comen la corteza primero. Espera... ¿existen esas personas? ¿Quién demonios es capaz de resistirse a la punta triangular, grasosa y llena de queso y sabor de una rebanada de pizza?, ¿quién prefiere la parte seca y quemada? Bueno, como sea, sí existen estas personas y, según el estudio, son "influyentes", suelen ser dramáticas y les gusta llamar la atención. A menudo hablan muy fuerte, opinan siempre y se meten en conversaciones donde no los llaman. (Pero... si la gente que se come primero la corteza es tan influyente, ¿por qué los demás no hacen lo mismo? Duda genuina.)

Luego, están los que quieren comerla con un tenedor y un cuchillo. Si bien esto parece más característico de esposas victorianas que están preocupadas por no manchar sus guantes de encaje blanco, Wood sostiene que este tipo de persona son "defensores" o "seguidores". Son personas leales, confiables, persistentes y suelen ser muy buenos anfitriones, pues les encanta complacer a los demás. No suelen ser revoltosos, y ya que viven más relajados que los demás, prefieren sentarse a comer una pizza lentamente, bocado a bocado, en lugar de atragantarse. Además, suelen ser los que le sirven primero a sus compañeros y al último a sí mismo; y también los que siempre te ceden la última rebanada de la caja, aunque ellos también la quieran.

Por último están los que "simplemente la muerden", es decir, los que comen la pizza en la forma en la que debe ser comida: desde la punta, a mordidas pausadas, hasta el final (incluyendo la orilla). Ellos, que posiblemente son las únicas personas normales dentro de estos cuatro arquetipos, son "perfeccionistas cuidadosos". "Les gusta hacer lo que saben que funciona bien, lo que es correcto, así que están dispuestos a hacerlo igual siempre, porque saben que cada vez saldrá bien", dice Wood. Bueno, la pregunta que queda es: ¿existe una forma incorrecta de comer pizza?

Claro, Patti, como tú digas. Bueno, si nos disculpan, vamos a ir a atacar "cuidadosamente" una rebanada de paraíso grasoso, salado, crujiente, y cubierto con queso mozzarella.