FYI.

This story is over 5 years old.

Se construirá una granja flotante tomando como modelo las chinampas Aztecas

Será una mezcla de acuacultura (pescado), hidropónicos (cultivos) y los fotovoltaicos (energía solar), que podrá producir comida 365 días al año.
Phoebe Hurst
London, GB
2.2.16

Es posible que la población mundial llegue a 9.6 billones para el 2050. Para alcanzar la demanda de comida de tantos, la producción de alimentos deberá aumentar en un 70 porciento. Lo peor es que la escasez de agua se está convirtiendo en un problema real. De acuerdo con el Instituto de Recursos Mundial, un tercio de nuestra actual producción de alimentos se hace donde el agua está faltando. ¿Días felices, eh?

Publicidad

En la actualidad, estamos abiertos a cualquier idea – cuanto más loca mejor – y el arquitecto Javier F. Ponce de Forward Thinking Architecture (en colaboración con Jakub Dycha) puede que se le haya ocurrido la más loca de todas las ideas. Una granja flotante.

Las granjas flotantes inteligentes son "plataformas multicapas automatizadas de producción de alimentos y energía", o para ponerlo en términos simples, estas bellezas podrían hacer posible la producción de la comida para países con problemas de generación de alimentos y de agua o incluso donde haya escasez.

"Luego de investigar y mirar documentales sobre el futuro de la humanidad, me empecé a interesar en usar mi conocimiento sobre la arquitectura y diseño para poder mejorar el mundo," dice Ponce. "Un tema que regularmente me llamaba la atención era el riesgo alimentario y la moda actual de importar cantidades masivas de comida de un lugar a otro, causando problemas ambientales."

Lejos de ser un artilugio del futuro, Ponce se inspiró en el pasado. Me cuenta que "las granjas flotantes han existido históricamente" dándome el ejemplo de la agricultura maya de Chinampas.

También llamados "jardines flotantes," estas islas artificiales son construidas en lagos utilizando capas de vegetación y barro. El ambiente húmedo permite un ciclo de descomposición e irrigación que fertiliza el suelo, creando un área productiva para la agricultura.

Publicidad

Desarrollados en tiempos ancestrales para el siglo XIV, los aztecas convirtieron la mayor parte del lago de Xochimilco en un gran jardín flotante, el cual les permitió mantener hasta 230.000 personas. Algunas Chinampas aún existen en la actualidad.

Photo via Flickr user Art Purée

Foto vía Flickr usuario Art Purée.

"Esto no es ciencia ficción. Es una solución seria y viable," dice Ponce. "No está destinado a solucionar todos los problemas de hambre de la humanidad, o reemplazar la agricultura tradicional existente; esa no es la idea en absoluto. El conductor detrás del proyecto está abierto a una nueva iniciativa que puede ser complementaria y compatible con otros métodos de producción existentes, para ayudar a reducir el riesgo alimentario asociado a problemas en diferentes áreas del planeta."

Entonces, ¿cómo funciona en realidad esta cosa flotante?

El sistema de tres pisos está compuesto por un rango de facilidades granjeras. El nivel más bajo, o el subsuelo, está cerrado por fuera y se usa principalmente para operaciones de pesca. También existen muelles de embarcaciones aéreas de transporte, áreas de almacenamiento y una planta procesadora.

En el segundo piso están los hidropónicos automatizados, los que usan agua rica en nutrientes y una base de rocas como suelo, lana de coco, o masilla, (en vez de tierra), para alimentar a las plantas y los cultivos. No se requiere lluvia o tierra fértil – solamente agua tratada.

Y finalmente, en el piso más alto de la planta solar, se pueden encontrar un centro de ventiladores, controles de microclima y herramientas de irrigación . Aquí es en donde el negocio del manejo de desperdicio y energía toma lugar, incluyendo los bio-digestores, el reciclado del agua, y la creación de energía orgánica.

Publicidad

Con su mezcla de acuacultura (pescado), hidropónicos (cultivos) y los fotovoltaicos (energía solar), la granja flotante podría producir comida 365 días al año sin importar la escasez de agua, sequía, y hasta desastres naturales. El diseño de Ponce ofrece una fuente continua de alimentos y un rendimiento anual estimado de 8152 toneladas de vegetales y 1703 toneladas de pescado.

Estarán disponibles para las mega ciudades del futuro con acceso a agua o ríos o lagos interiores, que incluyen casi todos los lugares: Chicago, Tokio, Singapur, Yakarta, El Cairo, Doha, Osaka, Bahréin, Estambul…La lista no tiene fin.

Pero ¿es la granja flotante solamente un concepto o podría ser un día construida como un negocio agrícola viable comercialmente? El fundador y editor en jefe de Indie Farmer, Nigel Akehurst así lo cree.

"En términos de viabilidad, yo diría que el proyecto parece bastante ambicioso", dice. "Pero si miras a una exitosa empresa productora de ensalada hidropónica y vegetales frescos como Thanet Earth toda la tecnología y pericia que existe para transformarla en una realidad comercial, las granjas flotantes podrían potencialmente ofrecer una forma sostenible de cultivar alimentos más locales y saludables".

El creador de las granjas flotantes tiene mucha esperanza.

"Empezó como un concepto", dice Ponce. "Y se está convirtiendo en una realidad potencial. No puedo comentar más en el momento."

No hay presión alguna, Ponce, además del futuro de la humanidad.