Milo goes to Carpa Astros: Fans de Descendents nos cuentan sobre su concierto debut en México

FYI.

This story is over 5 years old.

Milo goes to Carpa Astros: Fans de Descendents nos cuentan sobre su concierto debut en México

En vísperas de la primera tocada del cuarteto en tierra azteca, charlamos con sus seguidores de varios lados de la República, sobre la devoción, la expectativa y ¡el maldito concierto del sábado!

Hermosa Beach en Los Angeles, California vio formarse a Descendents. Era 1978 y en la guitarra estaba Frank Navetta (1962–2008), Tony Lombardo en el bajo (quien toco desde el primer ensayo, hasta I don't want to grow up de 1985) y Bill Stevenson en la batería (el minucioso productor musical, el compositor que parece niñote, el segundo baterista de Black Flag, el líder total de Descendents y ALL, el sobreviviente a un tumor cerebral, y uno de los fundadores del punk pop). Juntos iniciaron esta aventura que se acerca cada vez más a cumplir cuatro décadas.

Publicidad

En 1979 grabaron "Ride the wild" junto a "It's a hectic world", dejando escuchar ese amor por The Beach Boys o The Beatles, y la admiración hacia The Last, The Ramones o The Dickies. Un par de años después entró a la agrupación el cuatro-ojos –aquel dibujo que miles de seguidores ahora tienen tatuado en alguna parte de su cuerpo, o portan con pasión en una playera–, Milo Aukerman. Ese 1981 grabaron Fat, un EP donde comenzaron a encontrar su sonido que influenciaría al centenar de bandas que han desfilado –y lo siguen haciendo– por Epitaph Records, Fat Wreck Chords, Nitro Records, etcétera.

Rápidamente formaron parte del movimiento punk que se vivía en aquel entonces, en la costa izquierda de Estados Unidos, sin necesitar del estereotipo o poder de ese tiempo –el odio impreso en sus melodías hacia el presidente, Ronald Reagan– para gustar a miles de adolescentes que vivían furiosos. Su refrescante ritmo –tal vez derivado de las grandes cantidades de café que bebían, los pedos que se tiraban y sus días de pesca– no se había escuchado antes. Los hardocre kids, punk rockers, skinheads, skates, surfers y más subnormales que se refugiaban en los shows de punk –bajo sus vestimentas y la manera de vivir la juventud como unos desquiciados: golpeándose hasta sangrar, escupiendo en medio de las presentaciones de Circle Jerks, The Adolescents, Agent Orange, Dead Kennedys y más–, contemplando a estos tipos que proyectaban un sentir más personal, nadie imaginaba que un futuro científico, cantando con el corazón, desprendía tanta angustia desde lo más profundo del pecho.

Publicidad

Milo goes to college llegó en 1982. Todos, en medio del pogo y un baño de sudor en pleno verano californiano, se presentaban en sociedad gracias a "I'm not a loser", cantando: Think that I'm a loser / 'Cause no my pants are too low / Think that I'm a slob / 'Cause I got holes in my shoes / Think my cock is like / Just like my dirty shirt. También se enamoraban con "Hope": When he starts to lie / You know I'll be there / My day will come / I know someday I'll be the only one. Pero lo mejor, lo que a muchos nos convirtió en Descendents-maniacos, fue el: I want to be stereotyped / I want to be classified, de "Suburban home". Ninguno fan se salva de haber sentido algo así.

Persisten gracias a ex miembros como David Nolte (bajista), Ray Cooper (guitarrista), Doug Carrion (bajista) o el break que se tomaron cuando Milo regresó a la universidad a estudiar bioquímica, y Bill se unió a Black Flag. A su regresó lanzaron I don't want to grow up en 1985. Enjoy! vino al año siguiente. Desde esa fecha –entre sueños por la ciencia y prioridades de otro tipo– se mantienen con la misma alineación: Milo (voz), Bill (batería), más el nuevo ingreso de los amigos Karl Alvarez (bajo) y Stephen Egerton (guitarra), inyectándole al punk toques melódicos, contagiosos coros, y clásicos discos de punk rock como All (1987), Everything sucks (1997) o Cool to be you (2004). No obstante, su nueva producción Hypercaffium spazzinate salió apenas este año y podrían –más bien, deberían– ser miembros del salón de la fama del rock. Su trayectoria es larga. Sus seguidores existen en cualquier parte del planeta. Su logotipo aparece por todos lados. Y a pesar de eso, se mantienen como un grupo de culto para seres humanos que se niegan a comportarse como adultos.

Publicidad

Descendents son tan peculiares que su discografía irónicamente puede chocar con la discografía de su antítesis: ALL (banda en la que no ha participado Milo, sino Dave Smalley, Scott Reynolds o Chad Price en las vocales). Igualmente se puede mantener la bonita tradición de llegar a ellos gracias a algún Punk-O-Rama, o tal vez a primera vista, debido a lo llamativo de sus portadas, como con el EP de nombre 'Merican (2004), su sencillo "I'm the one" (1997), algún disco en vivo como Liveage! (1987) o con su recopilación Somery (1991).

Este cuarteto son los genios del punk melódico, de las canciones pop dentro del punk. Es un grupo que podría sacarte las lágrimas al ver su documental Filmage: The story of Descendents/ALL. Y bueno, como pueden comprobar, somos devotos de la banda, y cualquier pretexto para hablar de ella, por mínimo que sea, es suficiente. Y pues sin duda no hay mejor pretexto posible que el hecho de que vienen por primera vez a tocar a México y los vamos a ver en vivo. Esto será una realidad este próximo sábado 10 de diciembre en la Carpa Astros. Con todo esto en mente, pensamos que lo más propicio para calentar motores, era buscar a algunos fanáticos del cuarteto y charlar con ellos sobre la banda, sobre su influencia y sobre la oportunidad de verlos en vivo en la capital mexa por primera vez.

Checa lo que nos contaron.

Helena Rodríguez de 30 años – Docente de filosofía en Querétaro, Querétaro

Noisey: ¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Helena: La primera vez que los escuché fue hace como 15-14 años en el cumpleaños de un amigo.

Publicidad

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
Los diferencia es que al escucharlos, para mí es como hablar de todo lo que siento y pienso. Es más una banda de gusto personal que social.

¿Cuál es tu disco favorito?
En realidad son dos: el Everything sucks y Milo goes to college. Me parecen son discos atemporales.

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
"Hope", "Suburban home", "Myage", "Without love" y "Nothing with you".

¿Qué Descendent es tu favorito?
Bill, creo que tiene un sentido del humor demasiado peculiar, pero también Milo por nerd.

Andrés Carrillo de 30 años – Maestro del CETI de Guadalajara, Jalisco

Noisey: ¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Andrés: Tenía alrededor de 16 años. Ni siquiera me gustaba el punk rock. Mi gusto musical empezaba apenas a formarse. Recuerdo bien que trabajaba en una fábrica de plásticos, ahí conocí a un amigo. Un día le pregunté qué música le gustaba y en vez de responderme al instante, al otro día me llevó un casete grabado. Para ese entonces aún se usaban los walkman. Cuando puse el casete y le di play al artefacto, la primera canción que comenzó a sonar fue "Clean sheets".

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
Lo que noté primero fue ese bajo fuerte y arpegiado, no sé cómo expresarlo, pero es esa diferencia de un bajo donde los dedos parecen caminar sobre las cuerdas y no aquel rasgado bruscamente. Luego están esos sentimientos románticos, nostálgicos y de furia juvenil que expresan sus letras.

Publicidad

¿Cuál es tu disco favorito?
I don't want to grown up, por la portada y el título. A los 18 años nadie quiere crecer y hacerse adulto. Además ese sonido de pop ochentero de algunos tracks… Ah, casi lo olvidaba, por "Silly girl".

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
"Clean sheets" (fue la rola con la que los conocí y además es una de sus mejores canciones), "Silly girl" (la letra), "Get the time" (ese Milo es un romántico empedernido), "When i get old" (creo que es una canción que transmite realmente esa angustia por crecer, hacerse adulto, con responsabilidades y convertirse en un viejo), "Everything sucks" (porque la realidad muchas veces es tan dura, que realmente apesta estar aquí).

¿Qué Descendent es tu favorito?
Esa es fácil: Milo. Hay que verlo en sus años mozos: es imposible no proyectarte en alguien que en apariencia es el nerd de clase y que por las noches se transforma en un ídolo punk, como si fuera una especie de súper poder. Además, creo que es una de las voces más representativas del punk americano.

Alejandra Mendoza de 26 años – Psicóloga de la CDMX

Noisey: ¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Alejandra: La primera vez que los escuché, fue cuando estaba viendo la compilación del Punk-O-Rama y vi el video de "I'm the one".

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
Sus letras son muy originales, sencillas y reales. Las canciones son cortas, como casi todas los temas punk.

Publicidad

¿Cuál es tu disco favorito?
El primero, Milo goes to college, porque me sentí igual cuando me fui a la universidad y todos mis amigos, los mejores que tengo y aún conservo, se quedaron en la preparatoria.

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
A pesar de que es la tercera vez que los voy a ver, me emociona el hecho de verlos en mi país con mi novio, quien estará por primera vez en un show en México. También con mis amigos, y mi hermano. Por ello quiero escuchar "Thank you".

¿Qué Descendent es tu favorito?
Milo, porque admiro que es una persona preparada, estudió biología, es punk y nerd como yo.

Mario Hernández de 22 años – Estudiante de fotografía y publicidad de Xalapa, Veracruz

Noisey: ¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Mario: Tenía unos 16 años, me latía bandas como Black Flag y Bad Brains, y como escuchaba sus rolas en YouTube, me salían en las sugerencias los Descendents. Así los topé.

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
Tenían letras muy diferentes, hablaban de cosas que te pasan cuando eres adolescente. Bueno, de adulto también… Algo que recuerdo y escuché en el documental, era que en esa época las bandas de punk hablaban sobre Reagan y política, pero los Descendents no, traían otra onda más de inconformismo, pero contigo mismo, sobre la vida cotidiana.

¿Cuál es tu disco favorito?
Everything sucks y Cool to be you. Me gustan porque me identifico con las letras de las rolas pertenecientes a esos álbumes.

Publicidad

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
Sin duda espero "Nothing with you", "When i get old" y "Eveything sucks". También "One more day", se me hace bien nostálgica esa rola, como que te dan ganas de llorar jaja… "Cheer" es otra canción que espero, me mata esa parte donde dice Don't want to spend the rest of my days singing yesterday's love songs.

¿Qué Descendent es tu favorito?
Bill Stevenson. Porque después de ver parte de su historia en Filmage… te das cuenta que es un bato de ley.

Dulce Molina de 33 años – Psicóloga de la CDMX

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Creo que fue en el Cinema beer nuts o en alguna de esas recopilaciones que compraba en videocasete.

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
No sé, supongo que al igual que otras bandas, ciertas canciones han llegado en los momentos precisos…

¿Cuál es tu disco favorito?
Creo que disco tal cual no tengo, más bien son canciones.

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
Me encantaría que tocaran "Here with me" y "We".

¿Qué Descendent es tu favorito?
Creo que siempre he admirado a la gente que además de hacer música tienen una carrera y se dedican a la investigación. Sería Milo.

Eumir  Urdiain de 37 años – Director editorial de la Revista Kino y ex integrante de Big Spin de la CDMX

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Por ahí de 1996, cuando todavía era difícil escuchar ese tipo de bandas, época pre-internet/mp3… Un amigo se compró el Enjoy! en los discos rebajados de Mixup. Habíamos visto el nombre en los agradecimientos de otras bandas, pero nunca los habíamos escuchado. Al llegar a su casa lo pusimos y nos voló la cabeza. Me lo grabó en un casete y lo escuché hasta que se desintegró la cinta.

Publicidad

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
Son los amos del punk melódico. Sus canciones tienen melodías que te llegan al tuétano y se te quedan grabadas para siempre. Además tocan y componen muy cabrón, nada sencillo. Son la banda de punk más "virtuosa" y aún así no suenan estériles y sin corazón, como la mayoría de los que se creen los Joe Satriani del punk.

¿Cuál es tu disco favorito?
Enjoy!, tal vez porque es el primero que escuché. Pero todos me gustan mucho.

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
"We", porque además de que me gusta mucho, me ayudó a superar una etapa muy difícil de mi vida, y me recuerda a una de las personas más importantes de mi vida.

¿Qué Descendent es tu favorito?
Bill Stevenson. Es un genio.

Gabriela Romero de 30 años – Psicóloga de Tijuana, Baja California

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Fue en casa de unos amigos que estaban formando un "intento de banda", yo tendría unos 13-14 años. Uno de ellos era más grande que nosotros y nos mostró unas canciones de ellos.

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
Pues realmente el sonido que tienen es muy familiar por estos lugares, ya que somos frontera y la influencia de California está muy marcada aquí. El punk californiano es amigable y fácil de digerir. Descendents además de atraparme, en cuanto los escuché me daban esa sensación de bienestar y ánimo cada que sonaban a diferencia de otras bandas que tenía que estar en el mood para poder escucharlas.

Publicidad

¿Cuál es tu disco favorito?
Creo que mi favorito es el de Milo goes to college.

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
Definitivamente la de "Hope", "Everything sucks", "I'm not a punk" y ojalá la de "Dreams".

¿Qué Descendent es tu favorito?
Milo. Obvio a todos los respeto y admiro profundamente.

Wenceslao Bruciaga de 39 años – Escritor de Torreón, Coahuila

Noisey: ¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Descendents?
Wences: Fue en Torreón. Sonic Youth me llevó a Black Flag, y ellos me llevaron a los Descendents. Recuerdo que en Torreón solo podía conseguir casetes de Black Flag. Fue hasta que me vine a radicar a la CDMX cuando en el Chopo finalmente pude conseguir material de ellos. También algunos amigos solían pasarme cosas de Descendents por esa época, ya había visto sus videos en el MTV gringo.

¿Qué fue lo diferente que sentiste tiene Descendents a comparación de otras bandas de punk rock?
Parecieran ser una banda muy irregular y desfasada. Aun cuando tocan desde finales de los 70's, entre las pausas que han tenido, solo tienen siete álbumes de estudio, pero eso los hace ser más una banda de culto, de tormentas privadas, buscando un escape de salida en el punk. Lo diferente me parece que es su cantante-científico, Milo, un frontman muy preocupado por sentir, haciendo una especie de punk académico. Algo así.

¿Cuál es tu disco favorito?
Me encanta ese sonido recurrente que tienen. Sus discos tal vez pueden llegar a sonar muy iguales. Pero hay bandas que suenan así, y no son afortunadas como Descendents. Yo creo que por el hecho de que la mayoría de sus álbumes salieron en años no tan seguidos, eso les ayuda. Los que me sé de memoria son el All y Everything sucks. Everything… lo escuchaba mucho cuando era una especie de obrero digital en Kodak. La recopilación Sumery también es muy buena.

¿Qué canciones son las que más esperas que toquen?
"Clean sheets" siempre me ha gustado muy cabrón. Desde luego "Everything sucks". "Pervert" me llega de una forma muy especial. Y su homónima "Descendents" también me gusta mucho.

¿Qué Descendent es tu favorito?
Milo. Es un güey de lo más bizarro. Me excita un poco esta bipolaridad intelectual que tiene: por un lado es bioquímico y también es el vocalista de una de las bandas de punk más emblemáticas. Es una figura tan represiva, que estoy seguro se le han de ocurrir una gran cantidad de porquerías en la cama.