Dealers explican sus estrategias de marketing

Como en todo negocio, el éxito de la venta de un producto depende muchas veces del atractivo visual o de las ofertas. En el mundo de las drogas pasa lo mismo.
13.8.16
Imagen de Sarah MacReading

Ya sea que te gusten o no, las drogas ilegales han sido siempre un gran negocio. Un reporte de la Casa Blanca estima que los estadunidenses gastaron alrededor de 1 billón de dólares (cerca de 18 billones de pesos) en drogas ilícitas entre 2000 y 2010. Y como cualquier otra industria importante, aquellos que quieren hacer más dinero tienen que perfeccionar su marketing.

Si bien los cárteles no preparan anuncios televisivos o inventan jingles, existe un verdadero arte para comercializar sus productos. Desde bolsitas con diseños atractivos de heroína y cocaína hasta la búsqueda de nuevos mercados para su clientela, los traficantes tienen que convertirse en expertos publicistas para alcanzar el éxito.

Recientemente, una foto compartida en Reddit mostró que los dealers de cocaína de Río habían estampado el logotipo de los anillos olímpicos en sus bolsitas. Claro, siempre contarás con la gente que busca drogas y tendrás a tus adictos regulares, pero este tipo de estrategias podrían concretar o hacer que fracase una compra impulsiva.

Le preguntamos a algunos dealers qué estrategias de marketing similares han usado para aumentar sus ventas.

KIT DE SUPERVIVENCIA DE DROGAS

Solíamos armar estos "kits de supervivencia" para los festivales de música. Incluían cocaína, un condón, una tarjeta para cortar con instrucciones impresas sobre "cómo divertirte", un popote, la tapa de una pluma (para inhalaciones), hilo dental, bolsitas adicionales (para dividir tu material), pastillas de menta, tapones para los oídos , y Xanax (sólo para personas especiales). Todo esto se entregaba dentro de una caja de tarjetas de beisbol. Lo curioso era que estos paquetes terminaban con mayor frecuencia en las manos de DJs que en las de los asistentes a festivales

— John, Miami


Relacionados: Es muy fácil ser dealer en la universidad


COCO CHANEL

Conocía a esta chica que trabajaba en Chanel. Me debía una lana, pero no podía pagar, por lo que nos pusimos a pensar en ideas para solucionarlo. La hice robar algunas etiquetas de la empresa y luego las puse en los frasquitos. Cobraba un poco más por los frasquitos que decían Coco, a pesar de que era exactamente lo mismo que mi otro material. Quedamos a mano después de eso.

—Sam, Los Ángeles

COMPRE DOS Y LLÉVESE OTRO GRATIS

Conocía a este tipo llamado Richie a quien le decían "Fats". Tenía los mejores conectes para la coca, por lo que comenzó a venderla. La vendía principalmente en bolsitas de medio gramo de 50 dólares (cerca de 900 pesos), que era cerca de 10 dólares (180 pesos) más cara que el precio estándar para mi área. Sin embargo, era tan buena la calidad que no tuvo problema en venderla a ese precio premium. Estaba vendiendo tanta que empezó a hacer una oferta los fines de semana: si comprabas dos bolsitas te llevabas otro medio gramo por el mismo precio. Los viernes y sábados era su momento más activo de la semana, y le fue fácil vender un par de onzas en un fin de semana gracias a su "promoción".

—Harry, Boston

PRUEBA EL ARCOIRIS

Para mis clientes gay, tenía una variedad de frasquitos de coca de colores. Los que tienen unas cucharitas. Tenía todos los colores del arco iris. Les encantaba escoger su color preferido, y hablaban de qué tan lindos eran. Y en la Semana del Orgullo casi todo se me acababa, pero supongo que de todas formas iba a suceder, sin importar de qué color eran los frasquitos.

—Rich, Oakland


Relacionados: Platicamos con un catador de drogas de la deep web


ATRÁPALOS A TODOS

Hace unos años empecé a poner mi éxtasis en cápsulas de gel con mitades rojas y blancas, las cuales llamé pokébolas. Se vendían bastante. La gente compraba una o dos adicionales sólo para tenerlas consigo.

No tenía idea de que Pokémon Go iba a despegar de la manera en que lo hizo, así que estoy tratando de conseguir más de esos contenedores para empaquetar mi material de nuevo. Parece que me iría incluso mejor esta vez.

—Jesse, Houston

MARCAS FALSAS

Cuando Wiz Khalifa y otros raperos empezaron a crear sus propios tipos de hierba, pensé que sería divertido "rebautizar" mis sobrantes como versiones de raperos de esos tipos de mariguana. Le decía a la gente que este nuevo material me había llegado. Se trataba de algunos tipos de hierba en los que estaba trabajando el artista en la Costa Oeste o algo así. Así que, la Extra Purple Haze ahora se llamaba Pusha Purp. Una Trainwreck que tenía que vender la llamé Tyler Trainwreck. Ese tipo ni siquiera fuma y lo dice en su música. La gente aún así la compró.

—Joey, Filadelfia

Sigue a Justin Caffier en Twitter.