FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

¿Fumar mariguana hace que tengas mejor sexo?

Un estudio reciente demostró que los hombres que fuman mariguana tienen más y mejor sexo. Sin embargo, otros investigadores dicen que los mariguanos podrían ser malos -o al menos paranoicos- en la cama.
26.11.15

FOTO VíA WIKIMEDIA COMMONS

Este artículo fue publicado originalmente en Broadly, nuestra plataforma dedicada a las mujeres.

Ian van Veen Shaughnessy es el CEO de Rare Industries (Industrias raras). Además de llevar las riendas de la compañía, Shaughnessy es un químico dedicado y actualmente trabaja con su equipo para desarrollar lubricantes de mariguana a base de silicona.

Ya existe Foria —el popular (o al menos del que hay textos populares) THC— el aceite de infusión comercializado para mejorar la salud sexual y el placer de la mujer. Aunque los medios de comunicación dieron a conocer el producto como un lubricante, en realidad funciona como un pre-lubricante: Es un producto de aceite de coco que se rocía una hora antes de tener sexo, o de manera habitual cada mañana, pero dado que es a base de aceite, Foria disuelve los condones de látex. Así que Shaughnessy y su equipo están tratando de crear lubricantes que sean amistosos con los condones y que también te pongan.

Publicidad

"Tenemos los mismos problemas que Foria, que es la absorción transdérmica de THC y CBD", explica Shaughnessy. "Tienes que esperar por lo menos una hora para que haga efecto, pues la piel hace su chamba", que es proteger al cuerpo de sustancias externas. Con los productos de Shaughnessy, los sujetos que realizaron la prueba utilizaron alrededor de 2 a 4 gramos en cada interacción sexual, pero no reportaron haberse sentido el efecto de la mariguana hasta después de haber tenido un orgasmo. Antes de lanzar su nuevo lubricante, éste tendrá que pasar por un período de pruebas rigurosas para experimentar con la dosis. Shaughnessy y su equipo están tratando de equilibrar las emulsiones para que cada vez que bombeen producto de la botella, la misma cantidad de lubricante y THC permanezcan en el resto del producto.

En Rare Industries hay muchos químicos, no productores, que se autoproclaman "hippies" y que creen en la ciencia molecular de los productos de cannabis y su capacidad para mejorar la vida sexual de una persona. Shaughnessy trabajaba en una destilería produciendo ginebra, pero cambió el negoció del alcohol y su residencia en el oeste del país por la costa oeste cuando las leyes de mariguana empezaron a cambiar. Quería formar parte de la ciencia y la investigación de esta creciente industria. Además, dice, "el etanol es más destructivo que el cannabis".

"La cocaína, las anfetaminas y el etanol reprimen tu sentido de empatía", me dice Shaughnessy. "La cocaína es una de los peores. Te reprime monstruosamente la empatía. El cannabis hace lo contrario. No hay muchas drogas naturales que lo hagan. El cannabis tiene un lugar único en el panteón sexual porque, a diferencia del etanol, que entumece los sentidos, el cannabis te hace estar más consciente del momento".

¡Mariguana! Foto vía Wikimedia Commons

La investigación en torno a la relación entre el cannabis y el deseo sexual es debatible, nublada con mitos. "Los efectos [de la mariguana] no están garantizados", dice Joshua Ahn, quien estudia la marihuana en la Sociedad Internacional de Investigación de Cannabinoides. "Los efectos difieren drásticamente de acuerdo a la biología del individuo, más que [con] cualquier otra droga. Literalmente causa tanto excitación como inhibición a nivel molecular, mientras que otros compuestos tienden a causar una o la otra. En algunas personas la excitación es más pronunciada y, en otras, la inhibición es mayor".

Publicidad

Ahn cuestiona cualquier mito de que la marihuana causa impotencia en los hombres. "El THC es un vasodilatador", explica. "Esto abre el flujo de sangre. El alcohol, en comparación, es un vasoconstrictor cuando se consume en grandes cantidades. La única situación que se me ocurre para que alguien pierda una erección por cannabis es debido a la paranoia".

Ahn reconoce que, a lo largo de la historia, las personas han consumido cannabis como un afrodisíaco, pero no hay muchos estudios científicos sobre la función sexual y el THC publicados. Un estudio de 2007, con ratas, encontró que los roedores habían tenido más erecciones cuando se les bloquearon los receptores cannabinoides, mientras que otro estudio cuestiona los efectos positivos de bloquear esos receptores.

La única situación que se me ocurre para que alguien pierda una erección por cannabis es debido a la paranoia.

"Esta es pura controversia política sobre el cannabis", dijo Ahn. "Ellos saben que los estudios en ratas no implican que sucederá lo mismo con los seres humanos, pero 'por precaución' defienden los estigmas contra el cannabis. Creo que realizar más investigaciones de los receptores en esta zona del cuerpo humano van a terminar demostrando que hay un beneficio en la respuesta sexual, seguramente conectado a la vasodilatación y la estimulación psicológica".

En este momento, el mundo médico está obsesionado con el CDB (o cannabidiol), que es un cannabinoide activo que provoca una sensación de tranquilidad y relajación. Shaughessy explica que todo cannabis tiene CDB, pero como las leyes penales se hicieron más rígidas en cuanto a esa droga, los productores comenzaron a cultivarla. "Si vas a terminar en la cárcel por cultivar mariguana, vas a querer cultivar la mariguana más chingona que puedas", dice Shaughnessy. "Los productores no sólo cultivan la mariguana para que tenga mayor potencia, sino que obtienen el CDB de éstas. Así que ahora estamos redescubriendo el CDB. Algo así como cuando la armada británica redescubrió que las limas previenen el escorbuto".

Publicidad

A diferencia del THC, el CBD es un anti-psicótico. En 2013, la CNN informó que el CDB había funcionado para detener los ataques epilépticos de una joven de Colorado, y otras investigaciones han demostrado que el CDB ayuda a ciertos síntomas de pacientes con Parkinson.

Shaughnessy señala que la gente realmente no entiende cómo funcionan los cannabinoides en el cuerpo humano. Cuando Shaughnessy me lo explicó, me bombardeó con un montón de términos químicos (terpenos, limoneno, beta-cariofileno), fue como si leer una lista del súper. Apenas entendí lo que decía, así que le dije que fuéramos al grano. Lo que en realidad quería saber era si él piensa que la mariguana mejora o empeora el sexo.

"No creo que estos 'problemas' inherentes del cannabis y el sexo sean específicos del cannabis", dice Shaughnessy, aunque dijo que sólo podía hablar desde su experiencia personal; los datos simplemente no existen. Sólo son problemas sexuales. Esa mierda llega a pasar".

"Les puedo decir sin lugar a dudas que la mariguana tiene un efecto positivo [en el sexo]", dice Ahn. "Personalmente, me parece que esto se deben en gran medida a los efectos psicológicos. A diferencia de otros compuestos, como el alcohol y los estimulantes, [la mariguana] no interfiere con el flujo sanguíneo. Hace lo contrario, lo mejora". Pero también insiste en que la mariguana tiene una curva de aprendizaje. Ahn explica que el cannabis puede hacer que las experiencias se sientan como nuevas. Si a un novato de la mariguana le llega a pasar esto podría sentirse incómodo y podría tener una mala experiencia sexual. Es ese enfoque extremo del que Shaughnessy estaba hablando.

"Recuerdo que a los 17 años de edad fui un tonto, una chica que me gustaba me invitó a su apartamento", recuerda Ahn. "Nos pusimos pachecos los dos y de repente me empecé a preocupar demasiado por la forma en que estaba actuando frente a ella, así que me fui sin ninguna buena razón. Esto obviamente la sacó mucho de onda".