Pintar cuadros con sangre menstrual

No estamos seguros de la calidad de las obras recibidas, pero Alternativas Ecológicas de México están contentos con su concurso de pintura para eliminar tabúes sobre la regla.

|
sep. 29 2014, 10:28am

Nos enteramos que Alternativas Ecológicas de México ha puesto en marcha el primer concurso nacional de pintura menstrual y localizamos a Pierre Beltrán, uno de  sus impulsores, para ver qué se han encontrado entre las obras que ya han llegado hasta semifinales. Por ahora están contentos con el nivel de los participantes. Y la respuesta al proyecto es, más o menos, la esperada.

“La gente está muy divida y hay de todo. Aplausos y felicitaciones, críticas y abucheos. Era de esperar, cuando tocas este tema. Pero lo mejor de todo es ver cómo gente que llegó con una visión negativa, se va con una visión diferente y positiva”. La idea era arriesgada, pero Pierre está seguro de que este arte menstrual acabará teniendo su merecido reconocimiento a nivel oficial (aunque sea de forma minoritaria).

Pero la pregunta que nos ronda la cabeza es: ¿Por qué este concurso? “Pues nace con la finalidad de fomentar una visión natural, abierta, creativa e informada del ciclo menstrual y del cuerpo femenino”. Y luego que cada uno valore la dimensión artística.

VICE: Vamos a ir paso a paso, ¿qué y quiénes sois Alternativas Ecológicas?

Pierre Beltrán: Es una pequeña empresa que se formó para promover productos ecológicos, comenzó con productos menstruales ecológicos, y, poco a poco, quiere ir expandiéndose a otras áreas que tengan que ver con la causa ecológica y social.

¿Cómo se os ocurre esta idea del concurso de pintura?

Originalmente, la idea de promover estos productos fue puramente ecológica pero rápidamente nos dimos cuenta de la existencia del tabú que rodea a la menstruación, la enorme falta de educación y cómo esto afecta nocivamente a la mujer en diferentes aspectos. También conocimos que hay un movimiento mundial que quiere corregir este problema; así que nos pusimos la tarea de buscar formas de participar para que se genere un cambio positivo sobre el conocimiento y la percepción de la menstruación.

En esta búsqueda de cómo informar y cambiar la percepción de la gente nos dimos cuenta de un par de puntos clave: que a la menstruación nunca se le llama por lo que es y que las mujeres que están más en contacto con su menstruación (tocar y ver), lo hacen, en parte, por el uso de productos menstruales recusables que por su naturaleza llevan a las mujeres a perder el asco a su menstruación. Además, aprenden más de ésta y la sufren menos, y, mejor aún, algunas la esperan y la disfrutan. Es como una especie de reconciliación con la menstruación. También conocimos el trabajo de varias artistas que habían pintado cosas muy hermosas y llamativas con su sangre menstrual.

Y así llegamos al concurso...

Crear un concurso de arte menstrual era una forma de unir todo la anterior. Por un lado ponerle a la gente el tema de la menstruación de frente y llamarle por lo que es.  El arte permite hablar de ello de una forma diferente que lo que es un discurso. Puede ser sutil y muy potente a la vez. Invita al artista a quitarse el tabú, a experimentar este material para la expresión artística. Por otro lado, sus obras, su mensaje y su vivencia plasmada en una imagen, permiten transmitir una serie de sentimientos y generar una reflexión sobre el tema.

Si nos detenemos a pensar un poco sobre nuestro mundo, es increíble que la gente parece estéril ante el bombardeo de imágenes de violencia que aparecen en los medios, pero siente que es escandaloso hablar de sangre menstrual. La sangre menstrual es, finalmente, sangre que fluye de forma natural y sin violencia. ¿De dónde hemos sacado que es impura y que la sangre de la violencia es normal?

¿Que calidad artística tienen las obras que habéis recibido?

Ha llegado de todo, pero hay realmente gente con mucho talento, incluso artistas que ya han participado en exhibiciones (no de arte menstrual) en varios países. La gente tiene que visitar la galería virtual y seguro que se va a asombrar y saldrá con otra visión del tema.

¿Estáis en contacto con artistas que hacen sus obras con sangre menstrual? ¿Qué opinan ellas de la iniciativa?

Sí, lo estamos y todos ellos nos han felicitado por este iniciativa. Incluso algunos son parte de lo jueces que darán su voto para las obras ganadoras.

¿Cuéntanos cuáles son las normas que tienen que seguir las obras presentadas?

Existen dos categorías. La primera es para dibujos, pinturas o monotipias sobre papel o tela elaborados con sangre menstrual como material único. El tamaño mínimo es 10 cm. y el máximo de 100 cm. por cualquiera de sus lados. Y una segunda, que es igual a la categoría anterior, con algunos permisos adicionales. Se podrán usar otras tintas o pinturas siempre y cuando la sangre menstrual pura cubra más del 60% de la obra; la sangre menstrual no debe mezclarse con otra sustancia, material o color aparte de agua para su disolución (por ejemplo, no agregar pinturas de otro tipo). Es decir, no deben rebajar la sangre con tinta china roja o con acrílico, la sangre menstrual debe ser 100% pura puesto que el agua se evapora y sólo sirve para darle cuerpo, pero no conforma parte de la obra. El soporte puede incluir madera o cartón u otros, siempre y cuando se respete lo anterior.

¿Podría llegar a ocupar la pintura menstrual un lugar en un museo convencional?

Creemos que con el tiempo existirá esta posibilidad. Ya tenemos varias propuestas de exhibiciones en diferentes espacios. No pensamos que sea algo masivo de inicio, pero es como todo movimiento, lograr un cambio en algo con raíces tan profundas lleva tiempo, pero tiene que empezar por algún lado. Para que la gente se haga una idea, yo lo comparo muchas veces con el racismo pues en muchos países/culturas (más de las que uno cree) se usa la menstruación para segregar, inferiorizar y abusar de las mujeres. En otro momento, el racismo no era visto como algo malo y tomó tiempo ir cambiando este concepto (que aún no está erradicado), pero hubo que empezar por algún lado y luchar por la idea de que todos somos iguales. Lo mismo hay que hacer con el tema de la menstruación.

¿Cómo valoráis la acogida del concurso?

Está muy divida y hay de todo. Aplausos y felicitaciones, críticas y abucheos. Era de esperar, cuando tocas este tema. Pero lo mejor de todo es ver gente que llegó con una visión negativa y se va con una visión diferente y positiva. También te quiero comentar que estamos en contacto y les pedimos que voluntariamente nos expresaran su experiencia. Muchos de ellos nunca habían pensado en participar en algo así y no solo están asombrados de la calidad del material, también del cambio que se generó en su percepción sobre la menstruación. Nos han felicitado por nuestra iniciativa. Publicaremos algunos de estos textos. Hay varios muy interesantes y emotivos.

Más VICE
Canales de VICE