Las tripas del colegio mayor okupado de Madrid

FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

Las tripas del colegio mayor okupado de Madrid

Entramos en el 'Johnny', residencia universitaria de tradición revolucionaria en la que han actuado genios como Camarón o Silvio Rodríguez. El año pasado cerró sus puertas y hoy lo habitan 250 okupas.
2.4.15

Para un estudiante de Periodismo en busca de alojamiento en Madrid, el 'Johnny' (San Juan Evangelista) parecía buena opción. Colegio mayor universitario de tradición rebelde y fiestera, en pleno Metropolitano y junto a varias residencias femeninas. Finalmente elegí el CMU Diego de Covarrubias, de la Complutense, más rebelde y fiestero, mejor situado y con más residencias femeninas cerca. Con el tiempo se convirtió en mixto, pero sigue en pie, mientras que el 'Johnny' cerró sus puertas el año pasado tras un 'forcejeo' con Unicaja.

Aquel 'Johnny' que conocí y el que hoy nos recibe poco tienen que ver. Sin embargo León, un cocinero de 34 años, pretende que así sea: "Queremos recuperar la vida cultural de este lugar que en los setenta era revolucionario pese a Franco, y crear un centro social de puertas abiertas en el que jóvenes que estudian una carrera y proceden de familias con pocos recursos puedan alojarse". De momento no lo han logrado, porque "se cuelan maleantes y gentuza que han robado de todo, hasta un estudio de radio".

Y eso a pesar de que un grupo de vigilancia se ocupa de controlar a todo aquel que accede a los tres edificios del centro. "Pedimos el DNI para evitar que entren menores y si de noche salta alguien la valla le decimos que no son horas y vuelva por la mañana". Junto a León, otras siete personas accedieron en agosto de 2014 usando copias de llaves facilitadas por antiguos residentes pero son ya 250 los habitantes de esta okupa, entre "estudiantes, gente que se ha quedado sin nada, una planta que parece África, muchos están de paso…".

Este veterano del movimiento de okupación que se ha fogueado en varios países europeos, está empeñado en "no hacer un gueto y que quede claro que no somos rastas guarros o punkis sino una plataforma que se mueve por el sentido común y no quiere altercados ni trapicheos". Hoy mismo viene de ayudar a limpiar en un comedor social de una institución católica. "Esto es patrimonio histórico, estaba abandonado y nuestro papel es protegerlo y abrirlo al barrio". De momento no hay amenaza de desalojo, dice.

Desvinculados de cualquier otro colectivo ("somos apolíticos, ni antisistema ni nada"), cuentan con la tolerancia de la Policía que, según ellos, les tiene perfectamente identificados e incluso ayudan cuando hay incidentes. Se realizan talleres y actividades, además de labores de mantenimiento, y esperan poder instalar un punto limpio autogestionado de reciclaje. El sueño de León es "utilizar la cocina industrial que está preparada para dar de comer a 600 personas y ofrecer clases de cocina y comida a quienes lo necesiten".

Su cuarto no es uno de los que acogían antaño a los universitarios sino un camerino junto al teatro en el que han actuado Camarón, Silvio Rodríguez o figuras del jazz internacional y dónde hace unos días celebraron una 'rave'. "Hay fiestas no oficiales y claro que hay niñatos, pero este espacio está destinado a ser una pluriasociación cultural, deportiva y estudiantil". Mientras preparan su web y sufren cortes de luz (enganchada) tres o cuatro veces al mes, no descartan el cobro de una cuota simbólica. Si estabas pensando en mudarte allí, olvídalo. "Ya no cabe nadie más".