El death metal en Turquía prospera a pesar del gobierno represor
Foto cortesía de Asli Ece Kahraman Photography

El death metal en Turquía prospera a pesar del gobierno represor

A pesar del régimen autoritario y escasos espacios para tocar, bandas como Engulfed y Hellsodomy se mantienen firmes en Ankara y Estambul.
7.6.18

Este artículo fue publicado originalmente en Noisey US. Léelo en inglés.

Nunca ha sido fácil ser metalero en Turquía, obligados a existir bajo la mirada inquisitiva de una cultura conservadora y un Estado lleno de tendencias autoritarias. La falta de espacios ha afectado la música independiente del país, incluso en las ciudades más grandes, y los pocos que abren sus puertas al metal a menudo tienen sistemas de audio lamentables. Estos reveses no han impedido que florezca una vibrante escena de metal turco, con un puñado de grupos tocando buen black y death metal.

Publicidad

Turquía se encuentra bajo el control del presidente Recep Tayyip Erdoğan, cuyo partido AK Parti ha regido al país durante década y media, y dominan la arena política; el partido se ha hecho famoso por su violenta represión a la población kurda y su determinación por encarcelar a los disidentes, por más que los cargos sean ridículos (incluyendo a miembros electos del parlamento). Ahora se acerca una elección clave, convocada por Erdoğan hace un año. Y si es nuevamente elegido, gobernará en un sistema presidencial que se instaló hace poco y que fue diseñado para otorgarle todavía más poder; la sofocante estrangulación que tiene sobre el país permanecería en los próximos años. Suma todo eso a la lira turca, que se ha desplomado rápidamente este año y obtienes un ambiente casi apocalíptico. Todo eso se ve reflejado en el metal under.

Hellsodomy, foto cortesía de Metal Hangar 18

A pesar de su gobierno autoritario, Turquía no es Turkmenistán o Corea del Norte, y existe la suficiente libertad y el mínimo espacio para que puedan prosperar escenas under. La vitalidad del metal no había sido tan evidente como en un reciente festival que hubo en Ankara, el cual reunió a 14 bandas en el escenario durante dos días. Cientos de metaleros acudieron; muchos viajaron desde la capital cultural, Estambul. Fueron algunas de las mejores bandas activas del país, y ofrecieron una actuación apasionante y estruendosa en un bar de rock adentro de un sótano, con el escenario sostenido por una hilera de barriles que parecía alentar a los miembros de la banda a saltar hacia el público. No todas las bandas presentadas a continuación asistieron al festival ese fin de semana, pero todas se encuentran entre las más importantes y activas de su tipo.

Aunque las oportunidades de tocar son pocas y muy espaciadas, esto no ha evitado que los grupos de metal cultiven una escena fértil. Seguirán desatando su ira.

ENGULFED

La actuación más brutal de ese fin de semana fue Engulfed, un cuarteto de death metal de Estambul formado en 2010. Lanzaron su LP debut Engulfed in Obscurity el año pasado y se abrieron paso a través de un set hermético que sonaba a una estampida de rinocerontes golpeando el camino. El vocalista/bajista Serkan ha descrito el sonido de la banda como "el ruido que escuchas cuando te arrastran en un túnel oscuro, cuando todo lo positivo en el universo queda aniquilado en la oscuridad eterna y disfrutas del sufrimiento, y cuando todo lo sagrado es destruido sin piedad".

La entrega frenética de la banda está marcada por breaks sombríos mezclados con leads diabólicamente atractivos. Serkan cita los problemas con el visado como uno de los principales inhibidores de la escena. Este tipo de cosas impide que las bandas turcas muestren su sonido en el extranjero (los turcos deben solicitar visas Schengen para visitar Europa, las tarifas son caras y las negaciones arbitrarias comunes). Sin embargo, aprecia las amistades que unen a la escena y los mantienen motivados. "Los números son pequeños, pero tenemos una escena de metal compuesta de amigos que están totalmente conectados y se cuidan unos a otros", dice Serkan.

DIABOLIZER

Otro conjunto poderoso y talentoso de death metal de Estambul es Diabolizer, que comparte dos miembros con Engulfed aunque prefiere adoptar un enfoque más arbitrario y exuberante, sin carecer de brutalidad. Su obra más reciente es el EP Apokalypse de 2016. Las guitarras melódicas se menean rasposas sobre un abismo de perdición interminable. Los metaleros de Ankara y Estambul tuvieron la suerte de ver a los deslumbrantes Diabolizer sobre el escenario en el último evento de este año.

BURIAL INVOCATION

Quizá la banda más esperada del festival fue Burial Invocation, formada en 2008 y con raíces tanto en Estambul como Ankara. El esperado debut de cuatro canciones, Abiogenesis, se publicará a fines de este año; combina voces salvajes con un trabajo maníaco en las baterías e impresionantes fuegos pirotécnicos en la guitarra, alternando toques de brutalidad y genialidad en las melodías. Los metaleros europeos tendrán la fortuna de disfrutar a esta banda en varios países durante su gira por el continente en septiembre y octubre de este año. "En mi opinión ser metalero en Turquía es genial; hay varios discos increíbles que están por lanzarse y shows fantásticos", comenta el guitarrista Cihan. "Hay bandas nuevas y viejas, la asistencia a eventos es buena y son más conmovedores y más divertidos que los shows underground que he visto en Europa".

HELLSODOMY

Hellsodomy (que también comparte miembros con Engulfed y realizó una gira por Europa el año pasado), es otro de los pilares de la escena turca, una poderosa y nítida mezcla de death metal. Su disco de ocho tracks, Chaostorm (2016), es una avalancha de cuerdas vocales destrozadas, baterías que martillan el cráneo y solos agudos. "Ha aumento la asistencia, en cada show hay personas que no hemos visto antes. Aunque en una ciudad de 15 millones, el número de personas que viene es más o menos 150. En un país con 81 provincias, solo podemos tocar en cinco", dice el guitarrista Yunus. Por otro lado más positivo, "hemos creado este fantástico mundo dentro de nuestro propio reino y estamos trabajando para llevar las cosas al siguiente nivel".

PERSECUTORY

Descrito por el vocalista Çağatay como "metal retorcido y maligno" que atraerá a los seguidores del black, death y thrash metal, Persecutory se formó en Estambul en 2014. Después de un año y medio de inactividad, regresaron al escenario con una intensa y memorable actuación en el festival de Ankara. Su álbum debut, Towards an Ultimate Extinction, te lleva de inmediato al caos y el descontrol puros, sentando las bases para un sonido catastrófico moldeado alrededor de la voz angustiada y abrasadora de Çagatay. "Ser metalero no es un hobby para mí, es una identidad", afirma Çağatay, agregando que muchas personas en la escena terminan perdiendo interés por completo y reprendiendo a los metaleros activos por su compromiso. "Además de tres o cuatro bares pequeños en donde hemos tocado, los propietarios de los espacios no se toman en serio los festivales y no quieren organizarlos", añade.

SARINVOMIT

El sonido de Sarinvomit es tan visceral y oscuro como su nombre lo indica. Compartiendo vocalista con Persecutory, este conjunto de Estambul está listo para lanzar su debut, Malignant Thermonuclear Supremacy, una mezcla estranguladora y desgarradora de metal extremo. Aquí, la voz sedienta de sangre, las guitarras bélicas y el ritmo agresivo —que dejan adoloridas hasta las muñecas del público— convergen de modo verdaderamente lacerante.

DECAYING PURITY

Decaying Purity ha estado en escena desde 2005, sufriendo una serie de cambios en la alineación mientras acumula varios discos lanzados y ha aparecido en varios festivales alrededor de Europa. La banda describe su sonido como "un castigo de death metal enfermizo y brutal", y lanzó hace poco Malignant Resurrection of the Fallen Souls, una bestia furiosa con voces sucias y venenosas y el impresionante repertorio de riffs del cofundador Mustafa, que también toca en Engulfed y Diabolizer. Supuestamente preparan una nueva grabación.

Paul Benjamin Osterlund es escritor residente de Estambul; síguelo en Twitter.