FYI.

This story is over 5 years old.

Estado Islámico

El grupo Estado Islámico insta a sus seguidores a matar a militares estadounidenses, tras difundir una lista de direcciones hackeadas

No está claro si la información fue realmente ‘hackeada’ de cuentas internas o si simplemente fue hallada en internet o en expedientes públicos, pero los oficiales del ejército han pedido a los militares que extremen las precauciones.
23.3.15
Imagen vía División de Hackeo del Estado Islámico

El Cuerpo de Marines de Estados Unidos ha pedido extremar las precauciones entre su personal militar, después de que el grupo Estado Islámico (EI) publicara las supuestas direcciones de cien soldados estadounidenses e instara a sus seguidores en EE.UU a matarles.

Según el Grupo de Inteligencia SITE, centro estadounidense encargado de monitorear la actividad online de las organizaciones extremistas, un grupo autodenominado División de Hackeo del Estado Islámico (ISHD por sus siglas en inglés), difundió en internet los supuestos nombres y direcciones de miembros del ejército, de la Marina y de la Fuerza Aérea, con el fin de instar a que los 'lobos solitarios' ataquen y maten a estos militares.

Publicidad

"Con la cantidad de información que tenemos de diversos servidores y bases de datos, hemos decidido filtrar cien direcciones para que nuestros hermanos en Estados Unidos puedan encargarse de vosotros", amenazó el grupo extremista en la misma publicación.

"Os lo hemos puesto fácil al daros sus direcciones, todo lo que tenéis que hacer es dar el último paso. Así que, ¿a qué estáis esperando?", añadió el grupo en el llamamiento a sus seguidores.

El responsable de prensa del Pentágono ha dicho a VICE News que son conscientes de la amenaza a la que se enfrentan, aunque todavía no han podido confirmar la veracidad de las direcciones o si han sido 'hackeadas' de servidores oficiales.

"Lo estamos investigando", escribió en una declaración enviada por email un portavoz del Pentágono. "La seguridad de los miembros del ejército siempre es motivo de preocupación".

No está claro si la información fue realmente 'hackeada' de cuentas internas o si simplemente fue hallada en internet o en expedientes públicos. Según informa The New York Times, fuentes del Departamento de Defensa aseguraron que la mayor parte de la información pudo ser hallada fácilmente en los registros públicos, a través de buscadores de internet y en las redes sociales.

El teniente coronel John Caldwell, portavoz del cuerpo de Marines, confirmó a VICE News que el Servicio Naval de Investigación Penal había notificado personalmente la amenaza a todo el personal marino.

Publicidad

"Se recomienda a los Marines y a sus familias verificar sus perfiles online y en las redes sociales, cerciorarse de que su privacidad está configurada para limitar el acceso a la información personal", añadió Caldwell. "La vigilancia y la protección de la fuerza siguen siendo una prioridad para los comandantes y su personal en todo el mundo".

Los hackers han dirigido su amenaza hacia militares que, según artículos en diversos varios medios, habrían participado en los bombardeos aéreos contra el grupo yihadista, señala The New York Times. Sin embargo, algunos de los nombres publicados aparentemente no tendrían vinculación alguna con la actual campaña de bombardeos.

No es la primera vez que el grupo vinculado al Estado Islámico usa internet parar atentar contra al ejército estadounidense. Seguidores del EI 'hackearon' las cuentas de Twitter y YouTube del Mando Central del Ejército (CENTCOM) a principios de este año.

El Teniente Coronel Michael Garrett, jefe de personal de CENTCOM, advirtió a los miembros del ejército que fueran precavidos y no facilitaran información online que pudiese ser fácilmente accesible.

"Os pido que estéis alerta y miréis por vuestra seguridad y la de vuestras familias en vuestra actividad a internet y cuando participéis en las redes sociales", dijo Garrett en una declaración publicada en la página de Facebook de Centcom.

Varios miembros del ejército fueron amenazados a través de internet cuando las cuentas de Twitter y YouTube fueron 'hackeadas' en enero.

Antes de que las cuentas se cerraran, el mensaje "¡Soldados estadounidenses, estamos llegando, cubríos las espaldas!, se apreciaba al lado de lo que parecía un listado de nombres y números de teléfono de militares del ejército.

Un segundo mensaje advertía: "¡No pararemos! Lo sabemos todo sobre vosotros, sobre vuestras mujeres e hijos".

Liz Fields, colaboradora de VICE News, ha contribuido en este artículo. 

Sigue a Gillian Mohney en Twitter: @gillianmohney