Cómo hacer tu propia máquina de tatuajes casera
GIFs y fotografías por Adrián Méndez. 
Cultură

Cómo hacer tu propia máquina de tatuajes casera

¿Alguna vez te había pasado por la mente diseñar, no sólo el tatuaje que te harías, sino la misma máquina?
23.7.18

Artículo publicado por VICE México.

En 1991 encontraron en la frontera de Austria con Italia a Ötzy, un cazador neolítico que llevaba reposando 5,300 años en un glaciar de la zona. Este individuo llevaba tatuajes en la espalda y en las rodillas, convirtiéndose en el primer ser humano —del que tenemos registro— con tinta perforada en la piel. El segundo cuerpo tatuado más antiguo apareció en Siberia con 3,000 años menos de edad que Ötzy. De esta forma sabemos que los tatuajes llevan con nosotros mucho tiempo en distintas culturas; varias civilizaciones prehispánicas; Egipto y Oriente, y cientos de otras demarcaciones geográficas. Si hablamos de la máquina de tatuar, lo más que podemos alejarnos en la historia es a 1891, cuando Samuel O'Reilly, artista y tatuador, patentó en Nueva York la primera máquina eléctrica para tatuarse, inspirada en aparatos dentales eléctricos de la época y en la pluma eléctrica que Thomas Alva Edison inventó cerca de 1875.

Publicidad

Cuando leí la historia de Samuel, surgió la inquietud de un tatuaje doméstico, uno que pudiera suceder en la oficina o en la casa, sin caer en el hand-poked u otras técnicas ancestrales. Lo que quería era un artefacto que pudiera emular —casi a la perfección— una de las máquinas reales que usan los tatuadores profesionales, así que busqué decenas de tutoriales, escritos y en video, leí dentro de foros y hablé con mis amigos tatuadores para saber cuál sería la mejor forma de lograr este cometido.

A partir de estos instructivos y consejos, construí una máquina de tatuajes. El proceso de armado fue relativamente sencillo. Los detalles a los que debimos poner más atención fueron la velocidad del motor y la higiene, de esta forma aseguramos un tatuaje quizás feo, pero lejos de infecciones y dolor innecesario.

Dividimos el proceso en varios pasos y añadimos GIFs para que te des una idea mayor de cómo se creó este artefacto.

Materiales:

  • Motor de 15V
  • Regulador de corriente
  • Botón
  • Pistola de silicón
  • Cuerda de guitarra delgada
  • Cinta de aislar
  • Canaleta
  • Soporte rígido para montar el mecanismo
  • Tinta china
  • Alcohol


Paso 1:

Conectar el motor al regulador de corriente y comprobar que funcione.

El motor y el regulador puedes comprarlo en tiendas de electrónica populares o en zonas donde vendan/arreglen videocaseteras, licuadoras y otros electrodomésticos. Recuerda usar un motor de no menos de 15V.

Paso 2:

Fijar con silicón el botón sobre el motor. Este botón nos servirá para guiar el trayecto de nuestra aguja, en este caso, una cuerda de guitarra.

Puedes usar otro tipo de pegamento y es importante que la cuerda de guitarra sea la más delgada para reducir el dolor y facilitar su entrada en la piel.

Paso 3:

Montar y sujetar con cinta de aislar la canaleta (tubo de pluma), motor con botón y regulador en el soporte de plástico.

La cinta de aislar te permite desmontar y acomodar de mejor forma los materiales por si llegas a equivocarte y necesitas cambiar algo de lugar, pero también puedes usar silicón u otro pegamento para sujetar todos los materiales al armazón.

Paso 4:

Montar la cuerda de guitarra dentro de la canaleta y atorarla en uno de los agujeros del botón. Es importante que la cuerda pueda girar libremente para que no se enrede.

Puedes darle un pequeño giro a la parte de la cuerda que quede debajo del botón, de esta forma aseguras que no se salga.

Paso 5:

Probar el mecanismo de nuestra máquina.

Aleja la cara de la máquina la primera vez que la enciendas, en ocasiones la cuerda se llega a zafar por no estar bien acomodada.

Paso 6:

Esterilizar la cuerda de guitarra con alcohol y cortar el exceso.

Este paso es el más importante y debes estar seguro de que lograste una esterilización completa del material que va a entrar a tu piel.

Paso 7:

Remojar la cuerda en la tinta china y comenzar el proceso de tatuado usando como referencias el trabajo y movimientos populares de otros tatuadores.

Es muy probable que los primeros intentos queden feos o fuera de las expectativas que tenías, así que puedes aventarte con valentía o practicar en frutas o carne de cerdo antes de hacerlo sobre tu piel.

Aviso: No porque puedas construir una máquina de tatuajes por ti mismo significa que esté bien auto-tatuarse, pero si lo vas a hacer asegúrate de usar una aguja esterilizada: no queremos que pierdas un brazo por hacerte una carita feliz.


Sigue a Luis en Instagram.