00 Nocturne 1-Diego Figueroa-3
Foto por Diego Figueroa.

MUTEK México: 15 años de abstracciones sonoras y utopías visuales

Las dos noches de Nocturnos fueron la quintaesencia de su discurso, la impronta de sus alcances y también el estado de su público.
26.11.18

Son dos cosas las que nos animan ir a MUTEK año con año. Por un lado resulta refrescante que en menos de dos décadas, la Ciudad de México y sus alrededores han robustecido y diversificado su propuesta cultural gracias a un festival de tal calibre y amplitud sonora. Por el otro, MUTEK es de los pocos bastiones vivos de su tipo que trascienden la sola idea de “festival de música”, para dar paso a un amplio abanico en donde caben charlas, experiencias, presentaciones, intercambio de ideas y aprendizaje.

Publicidad

Además, la edición de sus quince años prometía una de las mejor curadas y articuladas desde su creación misma. Y tras tres jornadas previas que habían servido de precalentamiento, la jornada guerrera había llegado el viernes 23 de noviembre en Fábrica, ese enorme coloso ubicado en una de las zonas fabriles de Tlalnepantla, Estado de México.

Sobre tráfico, frío y la tímida curiosidad de una buena parte del público que acude a MUTEK en pos de la sorpresa y el descubrimiento, tratando de entablar un diálogo que convenga a sus fines (el baile, la contemplación, la socialización o la apreciación), la primera jornada de los Nocturnos fue una de las más sólidas, potentes y de mayor alcance que hayamos recordado en la historia del festival.

La narrativa, la disposición de los escenarios por tipo de artistas, la producción, pero sobre todo la ejecución del talento y la conexión con el público derramaron una noche concentrada, razonada y entregada a dar y recibir como pocas veces se ha presenciado.

Nocturne 1

Contrario a otras ocasiones, los primeros grandes momentos vinieron desde temprano, gracias a actos como Visible Cloaks, que están girando sobre el arte que toma el pulso del mundo contemporáneo de forma dislocada y fascinante. En ese mismo escenario (la Sala B), AAAA & Itaru Yasuda brindaron un show de altísimo calibre, que fue construyendo un techno inteligente, primero atmosférico y de progresión íntima, cálida y a la vez con destellos cerebrales. Gabo Barranco sigue subiendo de nivel sus linderos creativos y eso emociona un montón.

1543269273047-B3-AAAA-_-Itaru-Yasuda-Diego-Figueroa-3

AAAA & Itaru Yasuda por Diego Figueroa.

1543271219101-B2-Visible-Cloaks-Diego-Figueroa-2-1

Visible Cloaks por Diego Figueroa.

Justo ahí mismo vendría por partida cuádruple un despliegue de alto calibre, primero con dos duros y abstractos, quizás los actos de choque abstracto y contemporáneo más arriesgados de la jornada, Lanark Artefax y Amnesia Scanner. Apocalípsis, dislocación y deconstrucción con una dosis espesa de beats deconstruidos directos al cerebelo dejaron al que quizás era el público más atento y exigente del festival.

Mientras la Sala A, la mayor y más “bailable” de los tres escenarios, nos mostraba a unas Smerz solventes pero que parecen aún no logran armar un set en vivo más convincente, también daba el momento cumbre y masivo de la noche con Apparat, que encendió la sinergia y el ambiente festivo que le faltaba a la primera noche del MUTEK para ser lo que siempre es: una celebración con todo lo que ello implica.

1543269507573-Msmerz5s

Smerz cortesía de MUTEK México.

De cara al fondo de la Fábrica, estaba una tímida Sala C, pequeña carpa en donde se mostraron los lados más oscuros y ambientales de la noche, y que contrario al año pasado (en donde antes había una suerte de “granero” gélido), hoy teníamos un bella y verde escenario íntimo, con todos los elementos para generar la atmósfera correcta. Ahí vimos algunos de nuestros actos favoritos de la noche como Gaspar Peralta, Croatian Amor y esa bestia multifórmica que es Dominick Fernow, mejor conocido como Prurient. Mención especial para FLORA, dueto sueco conformado por Varg y AnnaMelina, quienes articularon un performance dark ambient con ínfulas rapper deconstruidas con ínfulas tristes y naturalistas de buen nivel. Nos hizo pensar que la diversidad y reinvención futura del festival podría estar apoyada en la inclusión de más actos así. De lo mejor de todo el festival.

1543269731398-IMG-20181123-WA0190

Gaspar Peralta cortesía de MUTEK México.

De vuelta a la Sala B, uno de los nombres más esperados se echaba el público a la bolsa y estallaba los cuerpos con beats alocados y deliciosos. Erik Wiegand, ese “tío con más onda que tú” mejor conocido en el mundo entero como Errorsmith, quien llevó la noche a nuevos niveles gracias a ese portento de producción que lanzó este año, Superlative Fatigue (PAN), uno de los mejores discos del año. Ese poderío sirvió de buena cama narrativa para recibir a la dupla conformada por la angelina Amazondotcom y el local Siete Catorce, una de las mejores ideas para cerrar la jornada.

1543269866407-B6-Errorsmith-Diego-Figueroa

Errorsmith por Diego Figueroa.

1543270840078-B7-Amazondotcom-_-Siete-Catorce-Diego-Figueroa-5

Amazondotcom y Siete Catorce por Diego Figueroa.

Allá del otro lado Aurora Halal despepitaba y defendía la devastación corporal que había dejado Apparat para mostrar un lado más dinámico del techno, mismo que le dio el pase al alemán Marcel Dettmann para despedir el escenario principal arriba, en plan fiesta baile y “reviéntense pero no mucho porque mañana hay segunda parte”. Brutal, fue una noche arriba de memorable.

Nocturne 2

La segunda noche tuvo también sus momentos épicos, íntimos y especiales, de suma conexión, algunos quizás de dimensión más compleja que los del sábado, pero digamos que en un sentido más disperso y esporádico.

La jugada era más temprana, con cuerpos más cansados y un público que superaba en número al de la noche anterior, lo cual volvía menos cómodo ciertos temas de circulación y despliegue de los cuerpos. Lo normal.

Publicidad

El que existan tres escenarios bien definidos en MUTEK ayuda bastante a que la experiencia sea más cómoda y fluida, eso se agradece. Y si bien se comprende que no existe un festival “perfecto” en el mundo, sí habría que apuntar los breves traspiés de la segunda noche: las fallas en actos como el de Camille Mandoki & Sissel Wincent o el inicio de Actress en el escenario principal fueron dos de los más notorios.

1543271756439-Mcamile4s

Camille Mandoki & Sissel Wincent cortesía de MUTEK México.

Así mismo, cabe mencionar la sobresaturación en la Sala C, a donde se colaba por momentos el volumen del techno y a la que había que hacer fila para poder entrar. Esto interrumpía esa fluidez lograda y uno se preguntaba (desde su desconocimiento de producción y cansancio físico contrapuesto con las ganas de ver actos del calibre de Varg, Rain Forest Spiritual Enslavement, Damien Dubrovnik o Debit), ¿teniendo un terreno tan sublime y colosal no se pudo resolver mejor? Eventualmente el público que se anima a acudir al festival responde a este tipo de situaciones, que al final del festival son el tejido fino traducido en voto de confianza.

Pero la música lo puede todo, y el tiempo no daba tregua a los asistentes, quienes se sacaron de onda duro en su mayoría con el despliegue en vivo de Actress, eliminando al artista del escenario, lanzando un par de preguntas sobre el arte y el espectáculo a los más dispuestos, quienes esperaban un show igual de vibrante y poderoso como el dado previamente a cargo de Robin Fox. Así de amplia fue la noche también.

1543274086335-Mactress3s

Actress cortesía de MUTEK México.

Nocturne 2 destacó por ser más “segura” en términos de actos: Nathan Fake, Dj Tennis y ese portento techno que es Avalon Emerson, que si bien fue el acto previo al cierre, parece haberse llevado el verdadero broche de oro de la jornada.

1543274301513-Mavalon3s

Avalon Emerson cortesía de MUTEK México.

1543274392324-Mnathan2s

Nathan Fake cortesía de MUTEK México.

1543274731288-Mtennis5s

DJ Tennis cortesía de MUTEK México.

Demasiados actos, mucha atmósfera y demasiados ingredientes de la noche mezclándose. Uno intenta ir de un lado a otro tratando de cachar del mejor ánimo el poderosísimo de Atom TM o la fascinación lumínica de Myriam Bleau, pasando por los rigurosos sets de los queridos de la pandilla local local (Lao, Daniel Arp), el tiempo y la cantidad de oferta en los albores del domingo 25 terminan empujando, más que retar, imponen.

1543274810539-11-Atom-TM-Diego-Figueroa-4

ATOM TM por Diego Figueroa.

A MUTEK México le ha tomado años de trabajo, aprendizaje, y colmillo para negociar con instancias y marcas para ganarse el lugar que tiene a nivel global, nacional y con su público más fiel e inmediato. La calidad de producción y su constante reinvención de elementos han sido claves para expandir su propuesta y ganar más adeptos. Esa fortaleza será crucial también para entender el futuro. Ése que pide a gritos salirse del molde y reconfigurar lo que algunos consideran que es su esencia, diversificar horizontes y perfeccionar las holguras. Al final, las celebraciones también están conectadas con lo que queremos ser.

Conéctate con MUTEK México en: Facebook.