Sigo sin entender que pasó en los VMAs
Ilustración de Lia Kantrowitz/Foto de Christopher Polk/Getty Images

FYI.

This story is over 5 years old.

Sigo sin entender que pasó en los VMAs

La edición 2017 del espectáculo de MTV tuvo a Miley Cyrus cantándole a los niños, una declaratoria en contra del racismo por parte de un descendiente de Robert E. Lee, y a Katy Perry contando chistes sobre Twitter.

Desde su reinvención tardía como una máquina de contenido que genera hashtags, pocos eventos televisivos son tan estresantes de ver como los VMAs. Realmente no pasan cosas relevantes o polémicas dentro de ellos -salvo un par de momentos creados en últimos años por los caprichos de Kanye West (discursos maratónicos, la pelea con Taylor Swift, su candidatura a la presidencia). La experiencia termina por ser agotadora para el espectador. Se trata de un bombardeo de shows, promocionales de marcas que tienen algo nuevo para vender, meta-chistes sobre Twitter, acróbatas volando, y cameos tan-LOL-random-debo-tuitear-esto de Rod Stewart y uno que otro Baldwin.

Publicidad

La larga ceremonia de 2017 fue, en general, una de las versiones más extremas de esto. El espectáculo fue presentado por Katy Perry, pero estaba tan lleno de shows y estatuas de astronautas que era fácil olvidar que estaba allí –al menos hasta que emocionadamente contó un chiste sobre Fyre Festival antes de un corte. En algún momento, Kendrick Lamar aparentemente se llevó a casa el premio por Video del Año, y Ed Sheeran ganó Artista del Año, pero todo estaba pasando tan rápido que honestamente no lo recuerdo bien. En los primeros 15 minutos, Kendrick bailó con un hombre en llamas, Perry descendió del techo en un brillante traje espacial para hacer chistes sobre fidget spinners, Ed Sheeran hizo un cover acústico de "XO Tour Llif3" (con Lil Uzi Vert en el escenario, obvio). Y te repito, todo eso en los primeros 15 minutos.

Si esto suena como tu idea para "pasar un buen rato", probablemente ya lo estabas viendo, pero si no, probablemente sería más fácil explicar todo lo que ha sucedido en la surreal trama rompecuellos de Twin Peaks que platicarte todo lo que pasó anoche. Tantas cosas pasaron tan rápido que apenas hubo tiempo para reaccionar. Estabas escribiendo un tweet sobre no saber quién es Shawn Mendes, y cuando menos lo veías, ya lo habían bajado del escenario para llevarlo de vuelta al laboratorio anti-edad de Silicon Valley en el que se mete entre shows. Me doy cuenta de que la televisión en vivo es complicada, especialmente para MTV, cuyo buque insignia durante los últimos años han sido los espectadores con hemorragia. Pero acumular tanta actividad y momentos conscientemente memeables en tan poco tiempo se convierte angustiante en cierto punto. En varios momentos de la noche, tuve que acordarme de aflojar mi quijada. Enterré mi cara en una almohada durante un monólogo de Katy Perry para regular mi respiración. Me comí cuatro rebanadas de pizza por el estrés.

Publicidad

Este ritmo presentó un problema de tono especialmente difícil anoche. Hacer de cualquier cosa algo celebrativo, o incluso divertida, en la era de Trump es una perspectiva difícil para la mayoría de la gente, incluso aquella con el más mínimo sentido de auto-conciencia. ¿Cómo montas una tonta ceremonia de premiación las semanas siguientes a un ataque terrorista motivado por el racismo? ¿En los días posteriores a la implementación de una política militar discriminatoria basada en el género? ¿Al día siguiente de un desastre natural sin precedentes, al cual el Presidente respondió con un "buena suerte"? Para el crédito de MTV, la respuesta fue en gran medida afrontarlo de cara.

A lo largo de la noche, los presentadores ofrecieron mensajes para unificar el país, denunciando el racismo y el fanatismo. Las personas trans que actualmente sirven en las fuerzas armadas recibieron una plataforma para hablar sobre ello en la alfombra roja. Perry ofreció un llamado a la acción para ayudar a la gente que está sufriendo por el huracán Harvey. Logic, Khalid y Alessia Cara llevaron a cabo una emotiva interpretación de "1-800-273-8255" acompañada por una orquesta y un grupo de personas que han sobrevivido a intentos de suicidio con camisas que decían "You Are Not Alone". En un momento especialmente emotivo, el reverendo Robert Lee IV, descendiente del general confederado cuya estatua estaba en el centro de la violencia en Charlottesville, pronunció un emotivo discurso sobre los males de la supremacía blanca. Luego subió a Susan Bro, la madre de Heather Heyer, la mujer que fue asesinada en Charlottesville, para anunciar la creación de una fundación que proporcionará becas a las personas apasionadas por el cambio social.

Publicidad

Momentos más pequeños puntuaron la noche también, Pink utilizó su discurso de aceptación del premio a Video Vanguardia para contar una historia sobre cómo habló de género con su hija de seis años. Cardi B habló sobre las protestas al himno nacional de Colin Kaepernick ("Mientras te arrodilles con nosotros, estaremos de pie por ti, bebé"). Cortesía de la actuación de Kendrick, el show abrió con las palabras "brutalidad policial".

Junto con el emotivo homenaje de Jared Leto a su difunto amigo Chester Bennington, estos pedazos de la entrega dieron la oportunidad de detenerse un momento para pensar en lo que estaba pasando afuera de la ceremonia. Pero desafortunadamente, MTV parece ser de esos que piensa que la reflexión no cabe en la televisión así que incluso estos segmentos tuvieron poco espacio para respirar. Eso llevó a una desconexión que socavó la gravedad de algunas de estas cosas. La madre de Heyer fue presentada para anunciar un nuevo premio llamado lamentablemente "Mejor Lucha Contra el Sistema" –y luego, tan pronto como bajo del escenario, el show dio paso a Rod Stewart y un Jonas Brother cantando "Do Ya think I'm Sexy?" en Las Vegas (un empleado de Noisey dijo que el JoBro se veía como una versión porno de Nick Cave, lo cual podría tener algo de verdad). La declaratoria de Cardi B mandó directamente a la actuación de Demi Lovato. El mensaje contra los nazis fue seguido por "y ahora, para Mejor Video Pop!".

Publicidad

Incluso la tarea de presentadora de Perry estaba marcada por esa rara disyuntiva temática. Hizo chistes sobre cómo el mundo se está yendo al carajo (¡verdad!) y también hizo una cierta clase de pantomima extraña alrededor de la frase "peluca robada", como si no hubiera hecho una rueda de prensa durante la promoción de Witness para literalmente pedir disculpas por la apropiación cultural. Hay tonos de insidiosidad en esto. La forma en que trata de unir ambos lados del espectáculo bajo una bandera tiene la función, probablemente involuntaria, de convertir incluso el activismo en #contenido. Hay algo raro en ir al sitio web de MTV y encontrar un discurso contra el racismo que se promociona como un "highlight". Se siente cínico, pero también es muy dulce de ver en televisión nacional, que no es mas que una ilustración sólida de las paradojas extrañas de intentar el progreso bajo el capitalismo.

Lo que todavía estoy tratando de entender la mañana siguiente es lo que los VMAs en realidad son y para quién son. Puedo ver la función de tener a Miley Cyrus cantando a los niños en motocicletas diminutas, y a Katy Perry bailando en la parte superior de una canasta de basket. A Travis Scott y 30 Seconds to Mars tocando frente a cámaras de imágenes térmicas. A Kendrick frente una pared de fuego. Estos son los tipos de momentos que terminan siendo gifs en Tumblr y hacen que la gente no dude en darle play a videos de MTV año tras año. También entiendo la importancia de un canal que utiliza su evento más importante del año como una plataforma para discutir temas sociales reales. Es bastante fácil ver cómo alguien que podría sintonizar para checar el estreno de un video de Taylor Swift podría captar un punto de vista político diferente de al que están acostumbrados. ¡Eso es algo valioso! Pero para aquellos de nosotros predispuestos a acordar con qué acción política MTV ponga en oferta, todo lo que hay que hacer es llorar en posición fetal cuando reducen todo eso a Katy Perry jugando basquetbol.

Pero aunque claramente no son para mí, no estoy seguro de para quiénes son los premios. En el pasado, podías ver a MTV concentrarse en su audiencia, pero en ausencia de un mensaje coherente, ¿a quién exactamente se está concentrando? ¿En todo el mundo? ¿En nadie? Medio deja ver la confusión que hay en MTV hoy en día. En cada corte comercial, ponen anuncios de su programación deliberadamente nostálgica. Un promocional del reboot de TRL con "Hit Me Baby One More Time" de fondo. Un tráiler de su reality show de playa Siesta Key con conexiones a The Hills. Si, como dice el canal, están dirigidos a una audiencia más joven, ¿cómo sirven esa meta los reboots y los ajustes a la misma fórmula de programas que salieron en la infancia de esa audiencia? Si su respuesta a ese problema está llenando los VMAs con un torrente de bromas sobre internet, están subestimando la inteligencia de los adolescentes, y sobreestimando el tiempo de atención de cualquiera que aplace temporalmente sus obligaciones televisivas el domingo por la noche.

Tal vez fueron los astronautas, pero a medida que la ceremonia se acercaba a su final, pensaba en esa parte de la relatividad especial que se enfoca en la dilatación del tiempo. Te ahorro los detalles, sobretodo porque no los entiendo, pero la idea general es que cuanto más rápido se mueve algo, más lento pasa el tiempo. Teóricamente, entonces, si los VMAs se mueven a un ritmo bastante rápido, el tiempo podría prácticamente estar parado para el resto de nosotros –lo que podría explicar por qué ahora me siento de 100 años.

Sigue a Noisey en Facebook.