FYI.

This story is over 5 years old.

El Tribunal Supremo de EEUU rechaza una demanda contra la legalización de la marihuana

La Corte Suprema de EEUU rechazó ayer una demanda judicial que podría haber hecho descarrillar el proceso de legalización de la marihuana. Nebraska y Oklahoma denunciaron la legalización de la hierba en Colorado y las normativas para aplicarla.
23.3.16
Imagen por Mario Guzman/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Los consumidores de marihuana y los inversores y emprendedores que se están enriqueciendo gracias a su legalización suspiran aliviados. Este lunes, el Tribunal Supremo de Estados Unidos decidió no estimar una demanda interpuesta por los estados de Nebraska y de Oklahoma contra el estado de Colorado, que pretendía fulminar la vigente legalización de la normativa promarihuana que rige allí.

El Tribunal desestimó la demanda, que denunciaba que la marihuana que se vende legalmente en Colorado está siendo distribuida clandestinamente por sus estados vecinos, Nebraksa y Oklahoma, donde la poderosa hierba sigue siendo una sustancia prohibida.

Publicidad

Ambos estados habrían aunado esfuerzos para denunciar que las grandes cantidades de hierba introducidas desde Colorado habrían desbordado a sus respectivas fuerzas de seguridad. Por tales motivos los dos estados pretendían tumbar las normativas que han llevado a la legalización de la hierba y a la aplicación del sistema de impuestos que ha desplegado el estado de Colorado para lucrarse con los suculentos beneficios derivados del extraordinario negocio de la marihuana.

El hecho de que el Tribunal Supremo haya desestimado el caso no sienta ningún precedente, sin embargo la decisión supone un consentimiento tácito, una prueba de que el negocio de la marihuana es permitido por la más alta instancia judicial del país. Si el Supremo hubiese decidido estimar el caso, la medida podría haber desembocado en una sentencia en contra de la legalización en Colorado.

Lo cierto es que una sentencia contraria podría haber causado un efecto dominó que hubiese afectado a la regulación en vigor en los 23 estados de Estados Unidos, además de Washington DC, donde la marihuana es legal, ya sea a nivel recreativo o terapéutico. La otra alternativa en caso de haber estimado la denuncia, es que el Supremo hubiese ratificado las leyes de Colorado, lo que hubiera reforzado el camino de la legalización.

Cómo Nueva York echó a perder totalmente la legalización de la marihuana medicinal. Leer más aquí.

"Si el Tribunal hubiese estimado la demanda y hubiese fallado en contra de Colorado, tal decisión hubiese podido significar el retroceso de los grandes avances conseguidos hasta hoy", ha relatado Tom Angell, fundador del colectivo promarihuana Marihuana Majority, en un comunicado.

De acuerdo con Angell, "los magistrados han considerado que la demanda no tiene fundamento, y que ambos estados deberán de seguir adelante e implementar las condiciones necesarias para que sus ciudadanos decidan si quieren legalizar o no la marihuana, por mucho que a algunos vecinos no les guste la idea".

Publicidad

Colorado ya había manifestado que no le parecía que el Tribunal Supremo fuese la instancia más adecuada para dirimir la demanda. En realidad, lo que perseguían los estados de Oklahoma y Nebraska era buscar el apoyo de la máxima instancia judicial, donde, en ocasiones, se celebran audiencias para dirimir diferencias entre distintos estados. Dos jueces conservadores, Clarence Thomas y Samuel Alito, han afirmado que ellos sí hubiesen estimado el caso. Thomas, de hecho, ha expresado su disconformidad con la decisión del Supremo por escrito.

En este sentido, "los estados demandantes han alegado daños significativos a sus intereses soberanos provocados por otro estado", ha escrito Thomas. "Más allá de cuáles sean los fundamentos de los estados demandantes, deberíamos de permitir, al menos, que su queja mereciera una audiencia, antes que desestimar su propuesta sin que medie una sola palabra que explique el porqué".

El abogado Donald Verrilli Jr presentó en diciembre un escrito en que defendía el papel prolegalización de la administración Obama, y en el que que instaba al Tribunal a no estimar el caso.

La muerte hace pocas semanas del juez Antonin Scalia, un hombre de perfil conservador de quien se esperaba que se opusiera firmemente a la legalización de la marihuana, hubiese podido resultar potencialmente perjudicial para los intereses del activismo promarihuana. Especialmente si el Tribunal Supremo hubiese decidido estimar el caso.

Publicidad

De hecho, si el supremo hubiese estimado la demanda y, por consiguiente, la hubiera sometido votación de sus magistrados, la deliberación podría haberse saldado con un empate (4-4), una situación sin precedentes. En este escenario, el caso no habría pasado antes por ningún tribunal de primera instancia, de manera que tampoco existiría ninguna jurisprudencia sobre cómo actuar en tales situaciones.

Al desestimar el caso, los jueces se han evitado abordar la compleja problemática que se les hubiera presentado.

Colombia, otro país que se suma a legalización de la marihuana con fines medicinales. Leer más aquí.

Se espera que a lo largo de 2016 otros estados — entre los que se contarían California, Nevada y Arizona — voten sobre el abordaje legislativo de la legalización de la marihuana. El aumento del negocio de la preciosa hierba está proyectando una previsión de beneficios públicos de 22 mil millones de dólares para el año 2020.

Cierto es que los magistrados del Tribunal Supremo podrían estimar la demanda más adelante, si Nebraska y Oklahoma deciden denunciar a Colorado en un tribunal de primera instancia y el caso sigue su disputa hasta ser elevado al Supremo, después de las sucesivas apelaciones. Sería un procedimiento que podría llevar años, de modo que muchos activistas esperan que después del revés Nebraska y Oklahoma deciden sumarse al tren de la legalización antes que seguir batallando en contra.

"Al final", cuenta Angell "si las autoridades de Nebraska y Oklahoma están tan preocupadas con el dinero y los recursos que les exige la lucha contra la marihuana, tal y como han denunciado en sus respectivos escritos de acusación, deberían de plantearse unirse a Colorado en la carrera por la legalización. Entonces no solo tendrían el problema bajo control sino que obtendrían beneficios para invertir en sus fuerzas de seguridad".

Sigue a Keegan Hamilton on Twitter: @keegan_hamilton

_Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES_