Las apps de “autobelleza” a través de una selfie están llegando a occidente
El efecto "Intelli-beauty" en PhotoWonder.

Las apps de “autobelleza” a través de una selfie están llegando a occidente

En tiempos de Internet ¿Qué significa verte como realmente eres?
4.5.16

Los días del #sinfiltro están contados.

No es que se vaya a perder la responsabilidad de mostrar una verdad descriptiva; sucede que los filtros ya casi no figuran entre la cantidad de extravagancias que se pueden hacer ahora con una selfie. Ahora se pueden retocar tus defectos, cambiar la forma de tu nariz, disminuir tus mejillas y "aplicar" maquillaje.

Estas son características estándar en aplicaciones de edición de fotos como BeautyPlus, FaceTune, PhotoWonder y ModiFace, las que se enfocan en el rostro humano.

Publicidad

Estas aplicaciones son generalmente gratis y muy populares en Asia, donde los consumidores de selfies deben estar entre los más avanzados del mundo. Las compañías asiáticas pioneras en el retoque móvil comenzaron el 2012 a satisfacer la demanda, opuesto a lo que sucede en Europa y Norteamérica, donde ocupar estas apps está a punto de llegar a las masas.

A comienzos de este mes Facebook eligió a BeautyPlus como una de las seis aplicaciones a través de las que pueden compartir "videos de perfil". Dentro de estas apps, entre las que están Vine y Boomerang, BeautyPlus es la única que tienen características de retoque facial.

Un vocero de Facebook dijo que la compañía escoge las apps basado en el comportamiento de edición de los usuarios y que retocar una selfie está considerado como una tendencia, al igual que los videos en loop y las fotos con filtros.

PhotoWonder y BeautyPlus tienen unos 200 millones de usuarios entre las dos y comenzaron en China: la primera es parte del buscador chino Baidu y la segunda es parte de una startup llamada Meitu, la que fue evaluada recientemente en 3 billones de dólares. Pese a que PhotoWonder asegura tener usuarios en 218 países (quizás están contando dos veces algunos de los usuales 196 países), posee algunas características estéticas propias del este de Asia, como alargar los ojos y aclarar la piel.

"En países como China, Japón y Corea, donde estas apps son utilizadas extensamente, los consumidores afinan bastante las herramientas de auto belleza"

Dentro de PhotoWonder existe un botón llamado "Intelli-beauty" que transforma la foto basado en dos vectores: uno para "hacer más flaca" tu cara y otro para "agrandar tus ojos". Podemos inferir que este es un rostro deseable: claro, con ojos gigantes y un mentón afilado. Una selfie con el filtro de Intelli-beauty se ve como una muñeca Bratz.

El fenómeno de las selfies y los medios sociales opera a gran escala en Asia, mucho más que en Europa y Norteamérica combinadas, dice Lev Manovich, un teórico de los nuevos medios. "Lo más crucial es que la belleza facial es más importante en Asia que en Occidente. Y se trabaja con mucho cuidado a través del uso del maquillaje, los productos para aclarar la piel y algunas veces la cirugía plástica".

Publicidad

"En otras palabras", dice "la belleza ideal no es casual o natural, es completamente ingenierizada".

Esto no quiero decir que los usuarios de occidente no estén poniendose al día con la tendencia de editar selfies.

FaceTune es la segunda aplicación pagada más popular en la iTunes store en Estados Unidos y tiene, al menos, el sello de aprobación de una de las Kardashian. FaceTune cuesta 3.99 dólares y tiene menos opciones que sus contrapartes asiáticas (no puedes cambiar tu maquillaje por ejemplo) pero posee un retoque digno de una revista de papel couché.

Características como suavizar la piel o aclarar los dientes son populares en todo el mundo, dice Eric Villines, vice presidente de marketing en Meitu, pero la compañía ve grandes diferencias entre los usuarios asiáticos y occidentales.

"En los países occidentales los usuarios hacen que todo se vea más natural" dice, "En países como China, Japón y Corea, donde estas apps son utilizadas extensamente, los consumidores afinan bastante las herramientas de auto belleza"

La cultura de las selfies es social. No puedes retocar razonablemente la foto de un grupo, porque requiere un nivel de interés que las personas solo guardan para si mismas. Estas aplicaciones en particular te permiten poner maquillaje, casi como una extensión de Netflix, Seamless y el on-demand: llegará un día cuando dejar tu casa parecerá superfluo y podrás enviar una hermosa foto de ti desde el sillón.