FYI.

This story is over 5 years old.

Étienne de Crécy habla acerca de la historia y el futuro del house francés

El ícono del French Touch nos dice: "Me encanta el G-house".
17.2.15

Cuando el veterano del house Étienne de Crécy contesta el teléfono en su casa de París, la primera cosa en la que pienso es en fanearlo y agradecerle por sus vanguardistas producciones de los 90s, primero como uno de los miembros del dúo Motorbass con Philippe Zdar, luego como el instigador de la serie original de sencillos de diez pulgadas, Super Discount , compiladas en el álbum de 1996 con el mismo nombre.

Publicidad

Luego - silencio. ¿Lo ofendí al ofrecerle una felicitación por un trabajo de hace casi 20 años, en vez de algo de este milenio? Luego aparece una voz impávida con un marcado acento gálico: "Esto significa que no eres tan joven", seguido por más silencio - luego, finalmente, un ataque de risa.

De Crécy anda muy jovial - ¿y por qué no debería? Acaba de publicar Super Discount 3, una colección con diez rolas "—incluyendo sencillos que ya habían sido publicados como "Night (Cut The Crap)," "You," y "Hashtag My Ass" — que incluyen apariciones de invitados como Pos y Dave de De La Soul, Kilo Kish, Tom Burke de Citizens! y su colaborador de hace mucho tiempo, Alex Gopher, entre otros nombres notables. Y está por embarcarse en un remolino de fechas como DJ a través de los EEUU. (Luego de algunos años tocando en vivo con su complejo escenario "cube", "es un alivio poder regresar al inicio", dice.)

De Crécy ha tenido una carrera durante más de dos décadas por la cual debería estar contento. Junto con Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter de Daft Punk, Hubert "Boom Bass" Blanc-Francard, su compañero en Motorbass, Philippe Zdar, el antes mencionado Gopher y su geniales compañeros de estudio, no sólo fue uno de los bastiones de la escena del French Touch a mediados de los 90s. Como productor, fue brillantemente creativo y una de las estrellas más brillantes en el firmamento de la música house. Escuchen de nuevo, digamos, "Ezio" de 1996 (de Motorbass) o "Liquidation Totale" del mismo año (del Super Discount original); esos temas maravillosamente raros y sobrenaturales no sonaban como nada más de ese momento. Siguen sonando como algo ajeno a la fecha  — categóricamente alucinantes, en verdad.

"¡Eso es porque fumábamos mucho en ese entonces!", de Crécy dice, riéndose. "Nuestras mentes estaban derretidas cuando hicimos esa música. Y la manera en que hicimos esos tracks fue muy rápida. Éramos jóvenes y no pensábamos mucho, podíamos hacer la música rápidamente. Y la música era tan nueva que era muy fácil que nosotros sonáramos a algo nuevo". De Crécy aún cree en esa metodología, rápida y sin pensar. "Creo que es importante para la música electrónica. Es importante ser rápido. Esta es una música para ser utilizada rápidamente, ¿sabes? Puedes tocar un track en un club durante seis meses, tal vez — pero después, luego de eso, ningún DJ querrá tocar tu track. Si tardas más de un año en hacer un track, y solamente lo tocan durante seis meses, eso no es algo bueno". Claro, eso es ignorando todos los tracks de los 90s que aún sacuden cualquier dancefloor cuando un DJ los toca a mitad del set. "Eso es verdad, pero esa no era la intención de ninguna manera. ¡Y lo lamento mucho!"

Por supuesto, el sonido de Crécy ha evolucionado enormemente desde que el álbum de Motorbass y Super Discount fueran publicados. Las excentricidades sónicas han sido suavizadas de alguna manera, y mientras que su voluntad musical aún posee mucha peculiaridad, su música ahora tiene un enfoque más populista. Tiene el funk sintético ("Family"), el synthpop brillante ("Smile") y el electro a fuego lento  ("Hashtag My Ass") — pero, como con su cargado Super Discount 2, hay muy poca de esa rareza pública que estaba presente en el trabajo de de Crécy en los '90s. Existe un hilo que atraviesa su trabajo — es una alegre inocencia que hace a su trabajo muy atractivo, sin importar el género.

"Esa inocencia es lo que importa", explica de Crécy. "Incluso si la mezcla no es perfecta, o lo que sea, el sentimiento tiene que ser directo y fresco. Siempre intento hacer eso, pero es algo muy difícil luego de 20 años de experiencia. Creo que la experiencia y conocimiento son una desventaja en el momento de hacer música. Es difícil mantener las cosas frescas. Cuando escucho un track, a veces escucho si hubo mucha premeditación, mucho cerebro, en la música. Y generalmente no me gusta". Así es como evita la trampa de pensar de más: " A veces, cambio de equipo. Cuando pruebo un nuevo sintetizador, puedo presionar un botón, suena bzzzzz de una forma nuevo, y eso me ayuda a hacer unos tres tracks más".

A pesar de sus glorias pasadas como uno de los exponentes líderes del French Touch, de Crécy no vive en el pasado — no vengan a sus shows como DJ esperando que toque un set con sus "greatest hits", como suelen hacer algunos de sus contemporáneos veteranos. "Toco algo de mi propio material, pero también toco mucha música de otros artistas", dice. "Principalmente, no toco muchos tracks viejos, como de los 90s. No soy un DJ nostálgico en absoluto. Hay muchos productores jóvenes muy buenos actualmente. En este momento me gusta mucho el G-house. Es muy duro, y al mismo tiempo es funky y callejero, y suena muy bien. Gente como Amine Edge & Dance… suena muy bien. Lo amo".

Aún así, incluso con el álbum actual, el tour como DJ, y un potencial show en vivo nuevo ("¡Estoy trabajando en eso!") y el orgullo que debe provenir de haber sobrevivido en la industria de la música dance tanto tiempo, de Crécy debe estar muy satisfecho al ser una de las figuras líderes de la explosión del house francés de los 90s. Si así es, no lo demuestra.

"Yo sólo fui una pequeña parte del movimiento", dice. "Siento que fui parte de una corriente en movimiento, no estaba trazando el camino. La corriente era más grande que cualquiera de nosotros por separado. Y sigue siéndolo, en verdad".

Étienne de Crécy está en Facebook // SoundCloud // Twitter

Bruce Tantum no sólo es fan de lo bueno. También contribuye para THUMP desde Nueva York.