FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

Charlie Murphy está molesto porque cree que todos son maricones pa' los putazos

Charlamos con el comediante sobre su carrera, la cual arrancó en Chappelle's Show.
10.8.12

Si igual que cualquier persona sensata, eres fan de la criminalmente corta serie, Chappelle’s Show, entonces es imposible escuchar el nombre "Charlie Murphy" sin imaginarte a Dave Chappelle gritándolo en un antro, vestido de Rick James, saltando sobre un sillón de piel blanco. La "True Hollywood Story" de Charlie sobre sus encuentros (predominantemente violentos) con personas como Rick y Prince, fueron una de las mejores cosas en el programa, y desde que terminó en 2006, siguió su camino hacia la fama como actor, guionista y ahora, comediante.

Es por eso que cuando escuché que iría al Reino Unido en octubre como parte de su gira, The Acid Trip, le llamé para discutir sobre los aguafiestas, Prince, su hermano Eddie y del creciente "amariconamiento” del mundo, como él lo llama.

VICE: Hola, Charlie.
Charlie Murphy: ¿Cómo estás?

Bien, gracias. ¿Tú?
Genial, hermano. Tengo el día libre así que estoy jugando videojuegos y viendo televisión. ¿Qué hay?

Primero que nada, me gustaría saber por qué tu gira se llama "Acid Trip" (Viaje Ácido)…
Es una metáfora, hermano. No quiere decir que Charlie Murphy venga a promover ponerse hasta el huevo ni nada. Es una metáfora sobre el mundo en el que vivimos. El mundo es un poco absurdo en estos momentos. Así que planteo la pregunta: “¿En serio está sucediendo todo esto?”

¿Has consumido ácidos?
Por supuesto. Pasé un buen rato con ellos. Por eso le puse "Acid Trip" a mi show. Si la hubiera pasado mal, ni siquiera lo consideraría. ¡Jaja!

¿Hay muchos aguafiestas en tus eventos?
Sí, he tenido un par. Es parte del escenario de la comedia. Pero en general no hay muchos, porque tengo un show sólido. Piénsalo así: cuando la gente va al teatro, ¿hay aguafiestas?

No, por lo general no.
Exacto. ¿Sabes por qué? Porque una obra tiene dirección, no están improvisando. Yo no creo un ambiente de circo en el que la gente siente que puede ponerse a interrumpir. Pero claro que he lidiado con aguafiestas. No te diré lo que hago para lidiar con ellos, pero te diré que las he ganado todas. Sólo les recuerdo que todos los presentes pagaron dinero para verme a mí, no a ellos, y ahora tienen que escuchar sus pendejadas. Y ni siquiera les caen bien. Hago las cosas de tal forma que cuando te expulsan de un show de Charlie Murphy, no es Charlie Murphy quien te expulsa, sino el público. Es el público quien patea tu trasero, ja.

Leí una entrevista en la que decías que tu humor viene del odio. ¿Cómo es eso?
Piénsalo así: cuando empecé a hacer comedia, tenía 42 y era el hermano de uno de los comediantes más celebrados de la historia, quien se había hecho famoso 20 años antes. Así que hizo falta mucho valor. Ya lo han hecho antes. No es parte de la realidad humana. Es como si Michael Jordan tuviera un hermano mayor que jugara basquetbol como él. Eso no tiene sentido para muchas personas. Así que tenía que estar enojado para hacer esto porque tendría que enfrentarme a gente que diría: “No puedes hacerlo”. Y cuando veían mi ira y mi odio, se hacían a un lado.

Mencionaste a tu hermano Eddie, ¿cómo era su relación?
Éramos niños muy distintos. Eddie siempre estuvo enfocado en lo que hace ahora, pero en aquellos tiempos yo no pensaba en la industria del espectáculo. Yo pensaba en el básquet, el futbol, karate, box. Tenía pandillas, experimentaba con la mariguana. Diría que fui un adolescente americano.

¿Ser gracioso ayudó con las pandillas?
Ahora que lo pienso, sí. Por supuesto. Siempre ayuda si puedes hacer que un oso grizzli se ría, ¿sabes? Pero nunca usé mi humor para zafarme de una pelea ni nada. Era un bully. Estuve en muchas peleas.

¿Peleabas mucho con Eddie?
Claro. Podía ser muy irritante. Siempre reñíamos por pendejadas. Cuando era adolescente sufría de acné y yo era el peor hermano del mundo, porque me reía de él. Como era más grande y más fuerte, le quitaba todo lo que comía. Pero también fui un buen hermano mayor, porque Eddie Murphy nunca tuvo que levantar un puño en su vida. Si estás en mi familia, puedes estar equivocado pero aun así te ayudaré. Una vez, un tío cinco años mayor que yo estaba en una pelea y yo decidí meterme. Lo siguiente que supe éste güey me está pateando el trasero. Le dije a mi tío, “¿Qué pasó?” y me respondió “Pues te metiste. Tú empezaste”. Nunca lo pude entender. Si estás en mi familia y te veo en problemas, vamos a enfrentarlos juntos. También le enseño eso a mis hijos.

También fuiste el guardia de seguridad de Eddie un tiempo, ¿cierto?
Todavía soy su seguridad. Si estoy aquí parado y te metes con él, sigo siendo su protector. Pero dejé ese trabajo porque reaccionaba a cosas que no debía. Los equipos de seguridad profesionales deben ignorar los insultos y a los aguafiestas; yo no podía. Yo iba con todos y les decía: “¿Qué dijiste?” y los golpeaba en la boca. Hoy no puedes hacer eso. Todos son unos llorones y te demandan si los tocas. O alguien agarra una pistola, mata a alguien más y va a la cárcel por el resto de su vida. Es parte de lo maricón del mundo.

Genial. Hablemos de Chappelle’s Show. ¿La historia sobre Rick James arruinando el sillón de Eddie pasó en serio?
Claro. Todas esas historias sobre Rick son ciertas.

Parecía que tú y Rick siempre estaban peleando, ¿alguna vez salieron por un trago de amigos?
Rick y yo tomábamos juntos todo el tiempo. Éramos como piratas bebiendo juntos, yo-ho-ho y una botella de ron, ¿sabes?

¿Tienes alguna historia de Rick que no llegara al show?
No, no hay más. Esta historia fue una compilación de anécdotas que capturaban nuestra relación. Pero aunque la tuviera, contar otra desacreditaría la que ya conoces. Porque todos sabemos que esa historia es astronómicamente cagada. Si metes un jonrón no piensas en meter otro. Ya lo hiciste.

La gente seguro te grita “¡Charrrlaayy Murrphaayy!” en la calle todo el tiempo…
Sí, pasa todo el tiempo. No me molesta ni nada, porque entiendo el significado de un televisor para el animal humano. Todos pasamos mucho tiempo frente a la tele, así que cuando vemos una de las imágenes en la vida real, nos afecta.

¿Qué hay de Prince y el juego de básquetbol, en serio ocurrieron así?
Todo es verdad, sólo que Prince tenía tenis puestos para el juego. Sí se cambió la ropa.

¿Todavía estás en contacto con Prince? ¿Le puedes llamar cuando quieras?
¿Llamarle a Prince? No, nunca le marqué a Prince. Prince es amigo de Eddie. Nunca salía con Prince a menos que estuviera con mi hermano. Y si me lo encuentro, ni si quiera me voltea a ver. A la verga con él.

¿En serio? ¿Simplemente te ignora?
Sí. ¿Sabes dónde pasó? Prince tenía una habitación en Vegas en la que daba presentaciones con su banda dos o tres veces por semana. Fuimos a ver su show una vez, después de su episodio en Chappelle’s Show. A todos es encantó y le pareció gracioso, pero supongo que a Prince no. Sin embargo, lo vi con Dave Chappelle en un juego de básquet, pero cuando lo vi, tenía una actitud. Quizá siente que hice mal, pero sé en el fondo de mi corazón que no lo hice, porque la llamé y le pedí que participara (igual que a Rick James) y me ignoró por completo. Si caminas por la vida pensando que sólo porque tocas una guitarra invisible eres demasiado cool para hablar con la gente, no me importa. No me afecta.

¿Sigues en contacto con Dave Chappelle?
No. Veo a Dave cuando lo veo. Todos somos adultos, todos tenemos hijos y familias, así que no les llamo para platicar. Si estoy en el teléfono contigo, es porque tengo negocios contigo. Todo mi tiempo libre lo uso en mis hijos, no en Dave Chappelle ni en Prince ni en nadie.

¿Te arrepientes de que Chappelle’s Show no durara más?
No me arrepiento de nada, porque si el programa no hubiera terminado, yo no estaría haciendo comedia y no estaría hablando contigo. El programa estaba a punto de estallar y convertirse en una gran éxito televisivo, y todo mundo ganaría mucho dinero, pero Dave se fue. Si no se hubiera ido, quizá no habría probado suerte en la comedia. Quizá habría dicho: “Ya la hice. Ahora sólo me voy a relajar”.

¿Trabajarías con Dave otra vez?
Claro. ¿Quién no trabajaría con Dave Chappelle? Pero no me paso la vida pensando en trabajar con él y te diré por qué: ¿has visto a Dave Chappelle hacer algo últimamente?

No.
Exacto. Quiero ser creativo. No dependo de Dave Chappelle ni de Eddie Murphy ni de nadie. Estoy por trabajar con Jamie Fox; yo no lo contacté. Él vino conmigo y me dijo: “Charlie, vamos a hacer este sketch, queremos que participes”.

También quería hablar sobre CB4. Esa película es genial.
Es un clásico del hip hop. Todos en el mundo del hip hop aman esa película. Cuando sale en la tele, mi Twitter es una locura porque todos la comentan.

Ice Cube e Eazy-E también aparecen, ¿son fans de las parodias de la NWA en la película?
El Ice Cube que yo conozco no estuvo en NWA.

¿A qué te refieres?
No conozco a ese Ice Cube. Conozco al verdadero. El hombre de familia.

¿Entonces toda esa actitud de gángster era una farsa?
No, no era una farsa. Sólo que todos tienen una cara exterior. El Ice Cube al que todos conocimos, el artista, ese era su rostro exterior. Pero me siento honrado de conocerlo.

También trabajaste con Snoop Dogg, ¿qué opinas de su nueva encarnación, "Snoop Lion"?
Creo que es genial. Se está reinventando. Puede regresar a ser Snoop Dogg cuando quiera, pero Snoop Lion está genial. Estoy seguro que su música también lo será.

Estuviste un rato en la marina en tus veintes. ¿Qué pasó?
Cuando estás en el ejército, te acostumbras a no dormir. Entrenamos en Guantánamo, la base naval en Cuba, y dormí tres horas al día durante dos semanas. No es broma. Recorrí Europa, África del Norte, el Caribe. He tenido una vida muy colorida. Recuerdo que cuando estaba a punto de salir de la marina, vi una nube en forma de hongo sobre Beirut. Eso fue cuando mataron a 247 soldados estadunidenses [el bombardeo de 1983 en Beirut]. Fue entonces cuando pensé: “Esta no es una fraternidad”. Eres parte de una máquina asesina. Creíste que iba a contarte un chiste o algo, ¿cierto?

Sí, esperaba un momento gracioso…
Toda mi vida es un chista. Algo gracioso va a suceder cuando cuelgue contigo y regrese a la cocina. El otro día, mi perro se durmió con las patas traseras en el piso y las patas frontales en el sillón junto a la laptop. Parecía que se había quedado dormido leyendo sus correos. Siempre está sucediendo algo chistoso.

Eso está cagado. Gracias por hablar conmigo, Charlie.
No hay de qué, hermano. Ven al show.