18+

Bienvenido a Sausage Castle, la Sodoma y Gomorra de Florida

Sausage Castle es un lugar donde los sueños se convierten realidad. Al menos los más raros. Los sueños que tratan sobre las fantasías sexuales más decadentes, esos en los que la fiesta nunca termina.

por Mitchell Sunderland
15 Enero 2015, 9:40am

Arriba, de izquierda a derecha: Shelby, Kinky Kace, Bunny, Ari, Big LA, Alyssa, Mike Busey, Ratchet Regi, Sexy Sushi. Fotos por Stacy Kranitz.

En la región central de Florida, existe un lugar donde los sueños se convierten realidad. Al menos los más raros. Los sueños que tratan sobre las fantasías sexuales más decadentes, esos en los que la fiesta nunca termina, lanzas huevos al culo de un hombre que pesa 220 kilos o te follas a una chica mientras cagas y te das una ducha. Puedes bailar con serpientes, montar ponis y disparar metralletas con la stripper que dice ser la más vulgar de Orlando.

El lugar del que hablo se llama Sausage Castle. Está ubicado en el condado de Osceola, Florida, una región a una hora de Disney World. Sausage Castle está frente a un lago pantanoso lleno de mierda llamado Alligator Lake (el Lago Lagarto). El jefe de todo eso es Mike Busey, de 34 años de edad, que bien podría ser la versión Juggalo de Willy Wonka (y que afirma ser sobrino de Garey Busey). Mike vive con su séquito degenerado y un grupo de chicas que se hacen llamar "Las Bellezas Busey" en Sausage Castle y organizan fiestas para la escoria de Florida y personas como Bam Margera y GWAR. Es como una combinación de un manicomio y la mejor fiesta de tu vida.

El árbol genealógico de Sausage Castle. Ilustración por Amanda Lanzone.

"Si no pesas 220 kg, no eres un enano o tu padre no abusó de ti, no te queremos aquí", me dijo Mike.

En las fiestas que duran toda la noche, es normal que una chica se folle a otra con una botella de cerveza. Una vez, en una fiesta legendaria, Mike pilotó un drone que enganchó y sacó la bandera estadounidense del culo de una drag queen y exhibió la tela manchada por todo el lugar.

Chaz lleva a Bunny a dar un paseo en pony.

Durante los últimos cinco años, estas fiestas han hecho famoso a Mike en toda la región central de Florida; el año pasado, el periódico Orlando Sentinel lo nombró el hombre más famoso del Área 51. Este verano Mike se volvió un fenómeno de internet cuando Da Mafia 6ix publicó el video de Ratchet Regi, una de la Bellezas, bailándole a un hombre que pesa 220 kg, lo que ayudó a la rápida difusión de la reunión de Juggalos.

Conocí a Mike en esa reunión. Su freak show me intrigaba porque lograba sorprender a miles de Juggalos, un grupo de personas que disfrutan de las cosas más extrañas. Mike organizó un local de strippers al aire libre en el festival, donde la Bellezas Busey le hacían bailes a hombres discapacitados en silla de ruedas y se bañaban en un apestoso jacuzzi.

Cuando llegó la hora de su actuación, Mike invitó al público a que viera cómo Regi sacaba chocolate de su vagina y le hacía una felación a un veterano.

"Somos como un subgénero dentro de los Juggalos", dijo Regi, refiriéndose a su actuación. Mike opina lo mismo: "Me identifico mucho con la comunidad Juggalo simplemente porque soy un trozo de mierda que solía vivir en una caravana".

Y por alguna razón, yo también le caí bien. Después de la reunión anual, me invitó a pasar un fin de semana con él y con su grupo de amigos excéntricos en Sausage Castle. Me prometió un paseo en lancha por el Alligator Lake, una entrevista de más de cinco horas y que besarían mi trasero.

Mike, Ari, y Kinky Kace dentro del jacuzzi de su salón.

La vida de Mike no siempre ha girado en torno a administrar una mansión estilo Playboy de bajo presupuesto en los pantanos de Florida. Dedicó toda su adolescencia a Dios. Rezaba diario, estudiaba en una universidad cristiana, jugaba al baloncesto y era muy delgado. Sin embargo, las políticas internas y la hipocresía de la escuela lo decepcionaron. Se rebeló y poco después dejó la escuela.

"Digamos que la Iglesia y yo decidimos darnos unas vacaciones desde ese momento", me contó Mike.

Al igual que el exilio de Moisés en Madián, Mike se deprimió después de abandonar la iglesia. ¿Cuál era su propósito en esta vida? Al parecer, nació para la fiesta. Terminó viviendo con unos amigos que conoció mientras hacía bromas a la gente en el centro comercial Downtown Disney. Los compañeros depiso de Mike montaban unas fiestas salvajes. Muchos se dieron cuenta de la gran cantidad de hombres que asistían a las fiestas y comenzaron a llamarlo "Sausage Castle" (el Castillo de las Salchichas).

Mike sentía que sus amigos eran como sus hermanos pero, por desgracia, lo que te hace popular con tus amigos no suele hacerte muy popular con el que te alquila tu casa. El dueño los echó y eso destrozó emocionalmente a Mike. Después de mudó de casa y volvió a organizar cientos de fiestas usando el nombre de Sausage Castle hasta que lo echaron otra vez.

"Cuando se acabó [el segundo Sausage Castle], no tenía ni idea de qué hacer. Después me quedó claro que lo mejor era nombrar las casas por orden: Sausage Castle uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete", dijo Mike. "El Sausage Castle va a estar donde quiera que vayamos yo y todas mis estupideces".

Sexy Sushi, Ari y Ratchet Regi escupen fuego muy habitualmente.

Desde entonces, Mike ha vivido en otros cinco Sausage Castles. El último es donde vive ahora y es el que más ha durado. Se mudó al inicio de la crisis económica. Cuando encontró la casa, no era más que una casucha de dos pisos frente al pantano. Según Mike, el dueño era un contratista que vivía con su esposa y perdió toda su fortuna debido a la crisis económica. Embargaron la propiedad y la compró un judío a quien Mike llama "Israel". Él es el que le alquila la casa a Mike.

Para pagar el alquiler de Sausage Castle, Mike subalquila habitaciones a algunos veteranos y a las Bellezas Busey, retransmite en vivo las fiestas que organiza en la casa, lleva a los becarios de Disney World para que hagan "fiestas de becarios" en la casa, cobra la entrada a las fiestas y organiza los "Fines de semana como estrellas de rock", donde la gente paga unos cuantos miles de dólares para vivir en Sausage Castle y hacer realidad sus fantasías sexuales.

"A todos les fascina que soy un gordo sin dinero con un pene pequeño y aún así estoy rodeado de estrellas de rock y chicas sexys", dijo Mike. "Le doy esperanza al tipo promedio de poder engordar, cortarse mal el pelo, tener los dientes feos y aun así follar con mujeres hermosas".

Ari se desnuda en el escenario que hay en el salón.

Mike asegura que ha gastado más de 50.000 dólares (más de 42.000 euros) durante los últimos cinco años para transformar la decadente casa en el Sausage Castle actual lleno de cosas extrañas como un escenario para que las chicas puedan hacer striptease en el salón que incluye una "ruleta de la fortuna" cuyos premios son actos lascivos. En lugar de amueblar el club de strippers con las clásicas sillas de terciopelo, rodeó el escenario con bancos de iglesia forrados con fotos porno. También construyó el "Dildo Atlantis", que son unas peceras enormes llenas de penes de plástico.

Los muros están decorados con murales de iconos estadounidenses como E.T. y Michael Jackson realizados por los artistas Ande Spade, Inmate Art y Frog the Artist. También instalaron vaginas de silicona en murales con imágenes de mujeres desnudas. (Mike también instaló un trasero de silicona en la imagen de un hombre desnudo para los gais pero alguien robó el juguete).

Ratchet Regi jugando con su serpiente en la cocina, la cual está decorada con fotos y ropa interior.

"Tratamos de hacer que se parezca a Disney World. Tratamos de ocultar la estructura, como si fuera un set de rodaje", dijo Mike.

Si Mike trajera su cocina a la galería Art Basel Miami Beach, probablemente podría venderla como una instalación por 100.000 dólares (85.000 euros). Quitó el microondas y lo reemplazó con una caja cubierta con estampado de leopardo, donde solía vivir una serpiente. Del techo cuelgan bragas que las chicas le regalan. En el refrigerador hay fotos de algunas fiestas, de sus amigos y de las celebridades de la cultura popular que conoce, como Weeman, Bret Michaels y el hijo de Michael Jordan. Cabe mencionar que enmarcó el condón con el que perdió su virginidad y está colgado en la pared de su oficina.

Ratchet Regi, Robbie, Alyssa y Big LA bailando en una fiesta improvisada en la piscina.

Pero la decoración no es lo que hace especial a Sausage Castle. Es la gente. Las razones por las que vienen a vivir con Mike son muchas pero usualmente todas se resumen en el hecho de que son excéntricos rechazados por sus familias y sus lugares de origen.

Ratchet Regi creció en Kansas y dedica todas sus noches a mantener su estatus como la "stripper más vulgar de Orlando". Nick es un veterano de la guerra de Afganistán que padece de estrés postraumático, vive en el piso de arriba con un grupo de perros y fuma marihuana para mantener la calma. Robbie es otro veterano que vive en una construcción independiente en la parte trasera. A Robbie le tuvieron que insertar una placa de metal en la cabeza después de que casi muriera en un accidente de motocross.

Naked Ashley se pasea desnuda por todo Sausage Castle sin razón aparente. Day Aaron reveló poca información personal pero sabemos que va con frecuencia a Sausage Castle para desintoxicarse de las drogas, así que supongo que está pasando por momentos difíciles, al igual que los demás inquilinos y clientes habituales.

Kinky Kace en la habitación que Mike llama "La casa del árbol".

Al principio, Sausage Castle era un refugio para él y sus amigos. Ahora es un lugar hecho para satisfacer las necesidades de las mujeres, de los gais y de los veteranos. Kinky Kace se mudó a Sausage Castle después de confesar que era lesbiana en el condado súper racista de Citrus, Florida. Kinky dijo que mudarse a Sausage Castle le ayudó a sentir más confianza en sí misma.

"Cada vez que hacemos una fiesta, Mike me dice: 'Kace, hoy tienes que ligarte a una chica. ¡Mira esa zorra de allá! ¡Seguro te lamería el clítoris durante horas!", dijo Kace. "Para mí, estar en un lugar —un hogar— donde todos te aceptan por lo que eres o lo que quieres es el apoyo moral más importante".

Sausage Castle es un santuario para Kace. Como pago a esto, decidió renovar el baño de mujeres, lo pintó de morado y rosa, puso una colección de revistas vintage de Playboy en el estante que está sobre el lavabo e instaló un candelabro. También colocó un letrero frente al retrete que dice: "Los amigos y la familia son para siempre". "Cuando la gente ve este letrero, piensa: 'Quizá [Sausage Castle] es más de lo que me había pensado'", dijo Kace.

Mike acostado en la cama con sus carlinos.

Es probable que Mike no sea el personaje más extravagante en Sausage Castle.

"Toda mi infancia fue súper rara", señaló. "Recuerdo que cuando tenía cuatro o cinco años quemé una parte de la caravana de mi familia. Le eché la culpa a mi hermana. Mi padre me metió en la bañera, enrolló un periódico, lo prendió y me acercó el periódico en varias ocasiones mientras decía: '¿Quieres quemarte, imbécil? ¿Te gusta?' Y luego me dijo que empaquetara todas mis cosas porque me iba a regalar. Me dejó en un orfanato, dio la vuela a la manzana, regresó y me llevó a McDonald's".

Mike pasó la mayor parte de su juventud al cuidado de varias familias en Carolina del Sur. También vivió en California, Luisiana y Florida. Cuando tenía 13 años, otro niño en adopción temporal le dijo que el hombre que creía que era su padre no era su padre biológico. Hasta ahora, Mike sigue sin saber quién es su verdadero padre.

Mike viendo American Horror Story con su otra familia.

A falta de lazos familiares, Mike creó su propia familia con sus seres queridos y algunos amigos que viven o pasan temporadas en Sausage Castle. Aunque estén un poco locos, huelan a caca y estén cubiertos de sangre menstrual, los inquilinos de Sausage Castle se cuidan unos a otros mejor que muchos cuidan a sus hijos biológicos, hermanos o padres.

"Siempre tuve una sensación de inseguridad, de que nada era estable", me dijo Mike. "De niño, conocí muchos estilos de vida diferentes pero nunca uno tan estable y duradero como el de Sausage Castle. Llevo casi 15 años viviendo así. Nunca había tenido algo en mi vida que durara tanto, nada, ni siquiera una relación o la tradición de celebrar la Navidad. Este lugar es el único donde he encontrado un poco de felicidad (extraña y retorcida) y paz interna en medio de toda la ridiculez a la que llamo 'mi vida'".

Sigue a Mike Busey en Twitter