viajes

Me tomé un año sabático para viajar y enamorarme

Quería saber si el amor funcionaba mejor cuando uno tiene más tiempo y menos obligaciones.
28.10.16

Suena un poco como a Eat, Pray, Love pero Yvonne Eisenring renunció a su trabajo y dejó su departamento para viajar por el mundo en busca del amor. Tel Aviv, La Habana, Nueva York, Hamburgo, etc. Eisenring ha tenido más de 50 citas en 12 países y escribió un libro sobre eso. ¿Pero acaso enamorarse funciona mejor cuando es un trabajo de tiempo completo?

VICE:¿Tu trabajo era tan estresante que tuviste que tomar un año sabático para enamorarte?
Yvonne: Empecé a trabajar cuando tenía 20 años. Era una de las reporteras de televisión más jóvenes de Suiza. Cuando tenía 27 años, me di cuenta de que llevaba mucho tiempo sin enamorarme y no entendía por qué. Quería ver si el amor funciona mejor cuando tienes más tiempo y menos responsabilidades. Unos amigos creyeron que era algo muy valiente de mi parte y otros se preocuparon porque decían que estaba arriesgando mi carrera. Si me hubiera tomado un año para hacer un posgrado, nadie me habría dicho nada porque es algo que puedes agregar a tu CV. Pero con el amor, el problema es que nunca sabes si vale la pena.

Yvonne en Tel Aviv. Foto cortesía de la Yvonne.

¿Entonces somos capitalistas hasta en el amor?
Digamos que nos guiamos por la productividad. Todo lo que hacemos debe tener resultados. Y cuando te enamoras, los "resultados" no son inmediatos. En vez de eso, preferimos ocupar nuestro tiempo en nuestro cuerpo, nuestra carrera o nuestros perfiles de redes sociales. El único momento que tenemos para conocer a alguien es el transcurso entre la oficina y el gimnasio.

¿Y tratar el amor como un proyecto no dejarse guiar por la productividad?
Eso no fue lo que hice. No me inscribí a todas las plataformas para buscar pareja como Parship o OkCupid para buscar el amor verdadero. Solo empecé a viajar para ver qué pasa cuando tienes más tiempo para ti mismo. Usualmente mis amigos me presentan chicos o voy caminando en la calle y los chicos me hablan, como en Neva York o La Habana. Solo he usado Tinder en Nueva York y en Hamburgo. Si no, creo que nunca habría podido conocer gente en Hamburgo.


Relacionados: Dejó su trabajo de oficina, se puso un traje de charro y ahora viaja por el mundo


"Un chico cool de Hamburgo" y un "cubano fácil" suenan muy cliché. ¿Los hombres son diferentes de país a país o es sólo un estereotipo?
Para poder decir, "los cubanos son tal" y "los alemanes son tal", tendría que haber salido con 5 mil hombres, no con 50. Pero sí confirmé algunos clichés. En Cuba, sí fui a bailar salsa varias veces y mi ligue me dijo que era la mujer más hermosa que había conocido a los cinco minutos. Y los neoyorkinos le huyen al compromiso porque siempre quieren ver si hay una mejor opción. Ligar es como un hobby para los hombres. No les importa mucho en qué termine la cita.

¿Y los alemanes?
Con ellos, los clichés no eran ciertos. Muchos de los alemanes con los que salí eran muy divertidos. Se podían reír de ellos mismos y eran muy guapos. Creo que e injusta la mala reputación que tienen los hombres alemanes y suizos.

Yvonne en Londres. Foto cortesía de la Yvonne.

¿Cuál fue la peor cita?
Una vez, estaba platicando con un chico de cómo a los dos nos gustaba cantar y de repente se puso a cantar un aria italiana en plena cafetería. De hecho, tenía muy buena voz. Pero eran las 4 PM y ni siquiera habíamos tomado nada.

¿Qué aprendiste en ese año?
Lo más importante que aprendí fue que vale la pena tomar riesgos y enfocarte en tu vida privada, incluso si no puedes planearla. A algunas personas les da miedo perder el control o salir lastimadas. Enamorarse también te mueve el piso. Me parece muy extraño que la gente de todo por sus carreras pero no quiera invertir nada en el amor.


Relacionados: Esta chica lleva tres años de vacaciones


¿Y funcionó?
No puedo decírtelo porque te estaría arruinando el final de mi libro. Lo único que puedo decir es que soy muy feliz por el momento.

La mitad de las películas de amor se basan en la idea de que solo te enamoras cuando menos te lo esperas. Es una ilusión creer que te puedes enamorar de alguien que te encontraste en el supermercado?
No puedes buscar el amor de esa forma. Pero sí ayuda salir y tener los ojos abiertos. Claro que puedes chocar con el amor de tu vida. Pero traes otras cosas en la cabeza, vas a darte la vuelta y a seguir caminando. Debes tener tiempo para permitir que estos accidentes sucedan. Tienes que preparar el escenario para que el amor pueda entrar.