El Bosque de Chapultepec: el jardín de las delicias

FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

El Bosque de Chapultepec: el jardín de las delicias

El Bosque de Chapultepec es el refugio idóneo para escapar de la ciudad en la ciudad.
12.2.15

Texto y fotos por Jordán Rodríguez

.

Es difícil imaginar un espacio público en la ciudad de México que ofrezca tantas posibilidades recreativas como el Bosque de Chapultepec.

Además de ser el lugar familiar por excelencia y el corazón cultural del ciudad, funge como un espacio privilegiado y confortable para parejas. Una especie de exuberante oasis para la pluralidad en una ciudad con deformidades sociales abrumantes y espacios públicos cada vez más escasos.

Publicidad

Unos por puro gusto y otros por falta de un lugar propio para la intimidad, habitantes propios y extranjeros; oficinistas, peones, obreros, cocineros, mucamas, estudiantes y desempleados recurren al cerro del chapulín buscando un lugarcito que se comprometa con su causa. Un arbusto dispuesto a ser cómplice del amor o del sórdido llamado del deseo.

Cuerpos tendidos, entregados y abstraídos dentro del entorno público que suceden en entramados humanos complejísimos. Besos, abrazos, caricias, cuchareos, arrimones, configuraciones cambiantes en búsqueda del momento ideal y los limites de pareja: es el refugio idóneo para escapar de la ciudad en la ciudad.

¿A cuántas generaciones de enamorados han arropado esos ahuehuetes y cedros plantados por Nezahualcóyotl en tiempos de un país diferente? ¿Cuántos arboles tatuados con esos manifiestos y promesas se nutren de la tierra de esta ciudad?, dónde quizá ahora yacen sus autores, esos tórtolos enamorados de hoy y de ayer. Quizá después sean sus hijos los apasionados que pidan prestado un pedacito de pasto para amar a su manera.