Noticias

La cruda de la semana: bienvenidos a un nuevo mundo

Porque aunque tú no te metas con la política, la política sí se mete contigo, y más vale que sepas qué diablos está pasando a tu alrededor.
27.6.16

Partidarios de la campaña Stronger In Europe reaccionan después de escuchar los resultados del referéndum de la UE en el Royal Festival Hall de Londres. Imagen de Rob Stothard / PA Wire.

Y de pronto, el mundo es distinto a como lo dejamos apenas la semana pasada.

Hoy que volvemos a vernos, el Reino Unido ya tiene un pie (y tres cuartos del otro) fuera de la Unión Europea y los discursos nacionalistas —en Escocia, Francia o Alemania— brincan por todos lados, al tiempo que los jóvenes ingleses ven cómo perdieron de la oportunidad de estudiar, trabajar y vivir sin mayores complicaciones en otras 27 naciones. Su futuro ya es distinto.

Publicidad

El llamado Brexit, que tan lejos parece de México, mantiene al peso mexicano bajo fuertes presiones, el dólar cada vez está más cerca de los 20 pesos —con lo que eso implica para muchos de tus posibles viajes y compras, incluso dentro del país— y es posible que el mundo que ha existido desde que naciste, con un proyecto de Europa con una resolución pacífica de conflictos, con integración de personas y bienes, empiece a retroceder a pasos acelerados.

Y mientras eso pasa en Europa, en Estados Unidos se mantiene el riesgo de otro populista, Donald Trump, el que ataca un día sí y otro también a los mexicanos, y que promete una nueva independencia para EU —igual que hicieron los promotores del Brexit — con el temor de que su fuerza no necesariamente esté medida por las encuestas que lo ponen abajo de Hillary Clinton. ¿De verás va a perder?

Foto vía.

Porque después de todo lo que hemos visto, no podemos creer igual en las encuestas, menos después de su fracaso en México, en Gran Bretaña, y a tan solo ayer en España, en donde decían que le iba a ir muy bien a un partido que quedó en tercer lugar.

Porque el problema va más allá de suponer que las encuestas mienten a propósito o que son de quien las paga. La evidencia muestra que la bronca es más compleja. Que medir las intenciones de voto es cada vez más difícil porque no todos responden, porque no todos dicen la verdad, o simple y sencillamente porque la decisión es más personal y no se resuelve sino hasta el final.

Publicidad

Lo único claro es que hoy nadie puede atreverse a asegurar con certeza lo que va a pasar en el mundo o en su país. Y eso incluye tus planes de vida.

¿O quién iba a imaginar que hoy estaríamos viendo sentados los maestros de la CNTE con Osorio Chong, cuando hace apenas unas semanas el discurso del gobierno era que no tenía nada que negociar?, ¿o quién suponía que en la semana habría paros y marchas de médicos y enfermeras por todo el país, o que el gobierno de Peña iba a castigar a los empresarios y luego a meter reversa en su intento por atorarlos con la Ley3de3?

La maravilla de las noticias es que no hay reglas infalibles como en las ciencias duras. Sin ir m ás lejos, apenas el año pasado el gobierno de Peña parecía tener todo bajo control, cuando a pesar de los escándalos de la Casa Blanca o de Ayortzinapa, todavía se mantenía —con el PRI— como la primera fuerza en el Congreso.

Con esos resultados, nadie habría apostado por el caos que es hoy el país —con múltiples sectores enojados y movilizándose— y con un López Obrador pidiendo ayer al Presidente Peña la renuncia de Osorio Chong y la creación de un gobierno de transición que en dos años le entregue un México en calma.

Lo que hoy tenemos frente a nosotros no lo podía pronosticar nadie. Como tampoco podrían haber anticipado los efectos que eso tendrá en tu vida cotidiana. ¿Cómo afectará todo esto la vida de quienes estudian o viven en Oaxaca, Guerrero o Chiapas?, ¿cómo será la vida en Chihuahua, Veracruz o Quintana Roo con los gobernadores entrantes peleados a muerte con los salientes, que están haciendo todo lo que pueden para garantizar su impunidad?

¿Cómo sería un mundo con Trump o López Obrador como presidentes?, ¿con las naciones europeas gobernadas por populistas nacionalistas?, ¿o con los próximos dos años envueltos en múltiples conflictos sociales y políticos y con un gabinete débil, dividido, en el que todos están pensando en con quién alinearse para ganar en las próximas elecciones?

Por eso la Cruda de esta semana semana es un llamado a informarse y a compartir, porque aunque tú no te metas con la política, la política sí se mete contigo, y más vale que sepas qué diablos está pasando a tu alrededor.

@MarioCampos