FYI.

This story is over 5 years old.

Poder juntarte con tus amigos a tocar: Un encuentro con Milo Froideval

Milo es una máquina de hacer música: productor de muchas bandas, ganador del Grammy; y compositor musical para películas y series de TV. En esta charla fuera de serie, se deja ver a Milo el ser humano.

todas las fotos, cortesía de Camilo

Camilo Froideval tiene 44 años. Es un productor de música argentino. Socio de Tito Fuentes y Paco Ayala (Molotov) con quienes tiene montado un estudio de grabación al sur de la Ciudad de México. Como productor sortea su trabajo entre la realización de música para series de televisión como Capadocia, Las Aparicio y Dios Inc., colaboraciones en películas como Rudo y Cursi, Las horas muertas, Pelo malo, Santos vs. la Tetona Mendoza y Mr. Pig. Trabaja en varios estudios en México, Argentina y Estados Unidos, y ha producido a bandas como Dirty Karma y Hello Seahorse! Recientemente Camilo se hizo parte de un selecto grupo de creativos que cuentan en su currícula con uno de los premios más codiciados en la industria discográfica: ganó un Grammy junto con Ely Guerra. Produjo el disco Hombre Invisible (Independiente, 2009) de Ely, que resulto acreedor del merito a "Mejor disco alternativo" en la edición 2010 de los Grammys Latinos.

Publicidad

En la actualidad, Milo terminó la composición de la música para El Jeremías, una película dirigida por Anwar Safa y protagonizada por Karem Momo Ruiz. Producirá el nuevo material discográfico de la banda mexicana de rock alternativo Beta, concluyó la producción de el más reciente disco de San Pascualito Rey y planea un proyecto con el baterista argentino Hernan Hecht.

Contacté personalmente a Camilo o "Milo", como le dicen sus amigos, para charlar acerca de la música, sus compañeros, las fiestas realizadas en los diferentes estudios de grabación en los que ha trabajado, sus influencias y sus referentes musicales. Una entrevista fuera de serie que deja ver a Milo —el ser humano— y no la maquina hacedora de música a la que todos temen. Un artista en toda la extensión de la palabra, una persona a la que solo le importa una cosa en este mundo: "Poder juntarse con sus amigos a tocar".

Tenemos la fortuna de tenerlo en México para poder gozar de sus producciones y para tener largas conversaciones con él, como la que presentamos a continuación.

"El vulgo es tan ignorante que prefiere antes lo nuevo que lo bueno", decía Schopenhauer. Has dicho que tu única presión es hacer algo "nuevo" ¿Cómo es para un productor crear un producto novedoso a partir de lo malo, de un conjunto de sonidos que en sintonía, suenan similares y monótonos?
Aquí voy a diferir un poco. Hay que contextualizar. La mirada más atenta diría que Schopenhauer jugaba al apocalíptico en esto. Y no concuerdo en nada con eso del vulgo ignorante. Tendemos a llamar "vulgo" por vulgar a la gente de a pie. Es un error porque es caer en una visión completamente elitista de algo que debe ser popular. Si a la gente le das algo mejor va a escuchar algo mejor, de eso estoy seguro. Yo trato de hacer los discos que me gustan para que la gente los escuche y cuanto mas gente mejor. Lo demás tiene que ver con el marketing y la industria cultural que es una discusión interminable desde Adorno para acá. Siempre pensé que la gente consume lo comercial (que no necesariamente es malo) porque es lo único que le muestran.
Respondiendo a la segunda parte de la pregunta. No sé cuando dije que mi única presión era hacer algo nuevo, que estupidez. Pero yo hago los discos y las películas que me gustan, en las que siento que puedo aportar algo. Nunca pienso algo en términos de bueno o malo. Pienso en cuales cosas puedo aportar en determinado proyecto. Si siento que no es para mí lo dejo pasar. Entonces rara vez parto de algo malo. Lo mismo con la cuestión de la uniformidad. Eso es algo que pasa desde los 80, no es nuevo pero hay que hacer el mejor esfuerzo para diferenciarse. No solo porque es conveniente sino porque es mas divertido. De todas maneras si alguien me llama supongo que sabe como suena lo que hago entonces es una selección mutua. Me gusta más lo que pasaba en los 70 donde las bandas trataban de hacer lo contrario al de al lado. Ahora hay tanta música y tanta información que sí hay como ciertas zonas de sonido homogéneo, son momentos.

Publicidad

¿Cómo fue ganar en el 2010 el Grammy Latino al mejor álbum alternativo con Hombre invisible de Ely Guerra?
Esa no me la hicieron nunca. ¿Como fue en qué sentido? ¿Si está bueno? Sí, esta buenísimo. No tengo una posición de falsa modestia en el sentido "no me importan los premios". Es un reconocimiento que te dan un montón de tus colegas. A nivel vida no cambió nada. Seguí trabajando lo mejor que pude. Me gustó ganarlo con ese disco porque tocaron y trabajaron un montón de amigos y es un disco hecho con un cuidado extremo. Además, fue una decisión valiente de parte de Ely. Cuando me llamó, acababa de rescindir contrato con su compañía y con su manager. Me llamo y me dijó: "No hay nada , hagamos un disco. Y fue genial todo el camino.

La pregunta es obligada, ¿cómo es en verdad Ely Guerra? Yo pienso que es una hechicera, una creadora de música sublime, de una voz superdotada, con un insomnio fatal y hacedora de los perfumes más hermosísimos y hechizantes: alguien que no pertenece a este estadio terrenal.
Esa es una pregunta para ella. Pero sí, es todo eso que dice ahí arriba. Una artista integral como hay pocos. Que no saca un disco por año sino cuando tiene algo que decir. Eso es más de lo que muchos pueden decir. Y todo lo hace ella autogestión al 300 por ciento. Ademas como ser humano es otro nivel de persona.

Hernán Hecht es uno de los mejores bateristas en México, sino es que el mejor. Mi admiración por él es estratosférica. Es también el baterista preferido de Ely Guerra, por múltiples razones. ¿Cómo ha sido trabajar con él?
Somos amigos desde quién sabe qué año en Argentina. Teníamos como 18 años o algo así. Lo había perdido de vista y en el primer Vive Latino al que fui yo tocaba invitado de Molo y él con Ely. Sin saber del otro nos cruzamos en un pasillo. Alto abrazo. Y a partir de ahí él me introdujo al mundo Ely. Después me llamó para tocar con ella y luego a co-producir el disco. Actualmente toco en el grupo de improvisación libre que Hernán inventó, HH Grub Project que consta en llegar y tocar música sin partitura, sin ensayo. Música única que solo sucederá esa noche. Siempre trabajar con él me indica que algo bien hice como músico. Es un honor extremo. Un músico tremendo y una persona increíble .

Publicidad

"Nuestra voz es la música que hace el viento al atravesar nuestro cuerpo", diría Daniel Pennac, autor de La felicidad de los ogros (1985). ¿Cómo considera Milo Froideval la voz de Denisse Janelle Gutiérrez (Lo Blondo) de Hello Seahorse?
Denisse es lo que en música se conoce como el don. Algo que viene de no se sabe dónde, que hace que todo parezca fácil cuando trabajas con ella. Además pinta, saca fotos y hace todo bien. No éramos amigos cuando hicimos el disco de Hello. Teníamos buena relación y habíamos coincidido antes en algún proyecto de cine con Felipe Pérez Santiago. En el camino nos hicimos amigos como con todos los Hello. Nos toco viajar juntos y hacer ese disco increíble Arunima. Denisse es un ser de una sensibilidad diferente con una capacidad técnica asombrosa. Su instrumento le permite hacer cosas que parecen simples pero que a otros le llevaría muchos años. Eso lo usa al servicio de la música.

¿Qué diablos hacías en TV Azteca, tiene algo que ver con Posdata?
Bueno, si ya vamos a sacar esas cartas [Risas]. Fue la razón por la cual vine a México con un contrato de 8 meses y 13 dólares en el bolsillo. Yo atravesaba una etapa un poco tóxica con un corazón (el mío) roto en Argentina. Me ofrecieron hacer Posdata, no lo pensé y no me equivocaba. Cambió todo para mí en esa decisión. Una época de mucho aprendizaje y de no entender nada, ni lo que me decían, ni la ciudad. Pero también de absorber todo. Al mismo tiempo Paco, Tito y compañía me invitaban a pasar tiempo en los estudios de ellos. Gran temporada que dura hasta hoy: 13 años, un hijo, un divorcio y una boda después.

Publicidad

¿Cómo es el ambiente en Topetitud, el estudio que tienes montado junto con Tito Fuentes y Paco Ayala en Coyoacán?
Tope es como mi casa. De hecho hay temporadas donde he pasado mas tiempo ahí que en mi casa. Cumple 10 años este año. Ahí aprendí muchas de las cosas que creo saber. El ambiente es de lo mas distendido, somos amigos e hicimos un estudio a nuestra medida donde nos gusta pasar tiempo y hacer música. Juntos o separados. También somos bastante coleccionistas, por ahí encontrarás equipo que tal vez no está en todos lados. Es el patio mas lindo que hay. Y creo que damos las mejores fiestas.
Ademas es un estudio mega Pro donde nos gusta grabar mucho y seguir viendo cómo evoluciona. Un juguete muy preciado para mí. Me encanta estar ahí. (Risas).

¿Cuáles son las cosas que te inspiran, qué otros productores o autores te ayudan en tu proceso creativo?
A mi me inspira todo. La vida, los hijos, mi mujer, nuestros políticos de mierda que me llenan de furia. Para mí todo tiene una música. Que cambia todo el tiempo. Soy poco constante, me aburro rápido. Trato de mantenerme activo lo más que puedo. De todas maneras sabemos que la inspiración son un montón de horas sentado tratando de terminar ese sonido que te gusta.
La lista de productores, músicos, escritores, pintores, amigos y personas comunes que me inspiran es interminable.
Va de Ravel Hasta Bach, pasando por Stravinsky, The Beatles, los Stones, Zeppelin, Bowie, Prince, la música jazz, Tom Petty, Picasso, Miró, Black Sabath, el polaco Goyeneche, Atahualpa Yupanqui, Spinetta, Cerati y un millón y medio más.
Productores. Es una estupidez decir George Martin, pero inventó el oficio. Rick Rubin, Nick Launay, y otros millones más.

Publicidad

¿Qué bandas consideras relevantes y talentosas en la nueva escena musical independiente de México?
No conozco tantas, la verdad. Antes estaba más informado. Voy a nombrar algunas que hice que me gustan. Los Beta por ejemplo. Son de Puebla. Costera, súper pop elegante. Communión, que es donde toco actualmente. Jessica Hernández and The Deltas.
Otras: De nalgas, Disco Ruido, Rey Pila, Caloncho, Mon Laferte, Mariel Mariel, Los infierno y mil más que no me acordaré ahora. Los Mudhowlers me gustan mucho también. Es una pregunta diseñada para gente con más memoria que yo. Veo cosas muy interesantes por todos lados. Creo que quedé mal con 50 bandas que me gustan, pero qué importa.

¿Prefieres el "en vivo" o el estudio?
Hace mucho que mi hábitat es más el estudio. Normalmente paso más tiempo en los estudios componiendo para las películas, series o produciendo. Ahora estoy más en el en vivo con las bandas en las que toco: Milo Mel & Mayel y Communion.
Le volví a agarrar el gusto pero sin duda mi hábitat natural hoy por hoy es el estudio. Eso puede cambiar mañana. La habilidad para el en vivo es otro juego.

¿Cómo ha sido para ti la experiencia de ser un ingeniero autodidacta? Asimov decía que "la educación autodidacta es, firmemente, el único tipo de educación que existe".
Yo no soy ingeniero. Puedo grabar, que no es lo mismo. Y no creo que sea autodidacta. Aprendí de todos esos tipos increíbles con los que me tocó trabajar: John Gibbe , Ricardo Acasuso, Joe Cicarelli, Nick Launay, Phill Vinall. O ver como Robert Carranza trackeaba un disco de Molo alguna vez. Te vuelan la cabeza. Después todos los años que vivi metido en Sonic Ranch, presenciado sesiones de los mejores del mundo. Más que autodidacta me robé cosas de todos ellos. Para mí lo mejor hubiera sido estudiar y ser mejor ingeniero de lo que soy. Me enfoqué en otra cosa.

Publicidad

¿En qué academia estudiaste composición?
En el UNA (Universidad Nacional de Artes) en Argentina, que no se llamaba así en ese momento, era IUNA (Instituto Universitario Nacional de Artes)

¿Cómo es tu relación con Felipe Pérez Santiago y Raúl Vizzi?
Felipe es uno de los mejores compositores contemporáneos que ha dado este país. Una máquina de trabajar y hacer música. Colaboro habitualmente con en su proyecto Mal'akh o en los proyectos con la filarmónica o el Kronos Quartet. Una experiencia sónica. Es muy roquero para ser un músico clásico. Una verdadera mente.
Raúl es mi hermano y con él hemos hecho muchos proyectos de cine y tele más que nada. Tenemos comunicación telepática.

¿Qué recuerdas de Hit & Post? Cuéntanos algo podrido.
Llamábamos del estudio a pedir "cosas raras" y el dueño no entendía qué es lo que estaba pasando. De pronto aparecía la gente más rara. Y nos colábamos de noche para armar fiestas.

¿Es real esa "mamonería" en Fito Páez? No pudimos llevarlo a San Luis Potosí porque pedía escorts para cada uno de los integrantes de la banda, y nos salía más caro que llevar a Leonard Cohen, que cobra lo mismo que Vicente Fernández. Aún así, admiro mucho al flaco.
No conozco a Fito tan a fondo. Pero me cuesta mucho creer que haya él personalmente pedido escorts. No creo que le hagan falta. Pero son suposiciones. Que sé yo, ni siquiera me parece muy importante contestar esto. Y si fue así, se las hubieran conseguido no sean codos. La farándula y el chisme del rock me aburren.
Es un músico increíble. Formacional y fundacional.

En el cine has compuesto música para películas como Pelo Malo, Las Aparicio, Las horas muertas y la más reciente Mr. Pig (2016) dirigida por Diego Luna. Eso sin contar las series de televisión. ¿Cuál de estos trabajos te ha entusiasmado más realizar?
Todos me encantaron. Como decía antes: me tiene que gustar para elegir un proyecto. Pelo Malo forma parte de una trilogía que incluye Postales de Leningrado y El Chico que miente, de las directoras Mariana Rondon y Marite Ugas, de lo mas talentoso del continente. Mr. Pig es una belleza y el proceso fue muy divertido y agotador. Y así con todas las que hice. La idea es intentar hacer algo distinto cada vez y buscar. El score tiene unas libertades distintas a las del rock. Se puede experimentar duro llegado el caso.

¿Por qué formar una banda con Tito Fuentes y Melchor Magaña (ex-integrante de Los Nena)?
Porque es la cosa mas divertida del mundo. Formar una banda con tus amigos. ¿De eso se trata todo no? Por eso nos dedicamos a esto. Para poder juntarte con tus amigos a tocar.