FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Occupy Canal Street

Los indignados se han trasladado a Chinatown
16.11.11

Después de las palizas y lanzamientos de gases lacrimógenos toda la noche, la ocupación de Wall Street se trasladó esta mañana temprano a Sixth Avenue y Canal Street. La gente, corta alambres en ristre, se abrió paso entre las rejas para acceder a la zona de obras de Liberty Plaza. Pese a esto, hubo confusión en cuanto a si el Liberty Real Estate les había consentido el paso para que ocuparan la zona. Los polis, según declararon, había recibido la notificación de que NO estaba permitido; los manifestantes, convencidos de que los polis mentían, se quedaron en la zona hasta que muchos fueron arrestados y la plaza desalojada.

Al tratarse de una manifestación más pequeña en la que no participaron las masas de vagabundos que ya se habían empezado a apalancar en Wall Street, había un buen número de gente a la que yo que nunca había visto. Esta manifestación estaba reservada a ocupantes hardcore de los de verdad, que fueron allí impulsados por su ideología y quizá un poco de ira y estaban preparados para joder al sistema y negarse a aceptar un NO por respuesta. Montaron una especie de extraños parapetos con pancartas que también hicieron las veces de barricadas para protegerse de la policía. Los parapetos no supusieron gran problema para la policía, que se hincó a detener a gente de todas edades; entre los detenidos, un amigo mío que saltó la barrera para hacer unas fotos de cerca. Los polis fueron razonables, eso sí, y me dieron su Leica 35 mm para que se la guardara hasta que saliera del trullo. Ahí van unas fotos para que veáis la movida:

La parte superior de la verja de la plaza era un lugar privilegiado desde donde protestar y, como pronto pude darme cuenta, uno de los sitios más seguros en los que estar.

Muchos ojeaban a través de agujeros en la valla, esperando ansiosamente que los polis irrumpieran y detuvieran los que se habían colado sin permiso.

Los manifestantes lanzaban discursos a los polis, llamándoles cabrones esclavos del capitalismo en uniforme que nunca tendrán la oportunidad de vivir en una granja y cultivar verduras frescas.

Afortunadamente para todos los manifestantes, este tío había desarrolló un sistema de bloqueo INCREÍBLE.

Sin embargo, eso no pareció parar la poli que empezó a inundar la plaza.

Aquí se ve a la poli abalanzándose sobre manifestantes y fotógrafos como si fueran pastelitos calientes. Nótese la proporción entre fotógrafos, manifestantes y policías.

¿Lo veis? Encaramarse a una valla = seguridad.

Este tío estaba ahí para quitarle hierro al asunto con su camiseta molona.

Y este tío estaba allí intentando acaparar los Do’s & Dont’s de VICE.

Esto es lo que se llama un infiltrado. En mi opinión, lo hacía fatal. Y su pancarta era una mierda.

Y aquí fue cuando un poli se puso a gritarme por hacer demasiadas fotos; momento de poner tierra de por medio.