FYI.

This story is over 5 years old.

VICE News

No sólo en México, también en Francia los conservadores marchan contra las bodas gay

Miles de personas salieron a las calles de París para manifestarse en contra del matrimonio igualitario, así como la fecundación artificial, la renta de úteros y la educación sexual que se enseña en las escuelas francesas.
Henrique Valadares / VICE News
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Todas las imágenes fueron tomadas por Henrique Valadares

Tres semanas después de que grupos religiosos y ciudadanos conservadores marcharon en la Ciudad de México en contra del matrimonio igualitario, en Francia, grupos similares se manifestaron en París por las mismas razones y con argumentos y consignas parecidas para echar abajo una ley promulgada hace tres años.

Publicidad

Después de dos años de inactividad, el movimiento Manif pour tous [Manifestación para todos] salió el pasado domingo a las calles de la capital francesa con la intención de que los candidatos presidenciales escuchen sus peticiones para las elecciones de 2017.

De acuerdo con la prefectura de policía, 24.000 personas respondieron al llamado de la asociación Manif pour tous —en oposición al movimiento Mariage pour tous, o Matrimonio para todos. Por su parte, los organizadores anunciaron que la convocatoria fue un "éxito".

Ya había pasado largo tiempo desde las últimas manifestaciones. En marzo de 2013, el mismo movimiento aseguró haber reunido a 1,4 millones de manifestantes, pero de acuerdo con las cifras de la policía, sólo 300.000 personas protestaron contra la Ley Taubira, la cual permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y aprobada en abril de ese mismo año.

Una oposición que va más allá del matrimonio igualitario

En la protesta de el domingo participaron muchas familias que se admiten católicas, así como personas de todas las edades y de todas partes del país con pancartas exigiendo la derogación de la ley, considerada como una "violación a los derechos de los niños". Además, los presentes manifestaron su rechazo a la fecundación artificial y a la gestación por subrogación —cuando una mujer alquila su útero para parir a un bebé que no será suyo—. Y aunque ésta última sigue estando prohibida en Francia, muchos ven en la Ley Taubira un primer paso hacia su aprobación.

Publicidad

"Me estoy manifestando en contra de los cambios en la sociedad y los proyectos que cada vez van más lejos, siempre en contra de los derechos de los niños", expresó Alice, estudiante de 22 años. "No estoy en contra del amor entre dos homosexuales, sino en contra de esta sociedad que permite fabricar niños artificialmente".

Anne, de la misma edad, llegó con sus padres, originarios de Lyon. Al igual que varios manifestantes, ella puso las elecciones presidenciales como tema central de la protesta. "Estoy segura de que habrá un cambio en el gobierno en 2017, por lo que tenemos que hacernos escuchar por el siguiente presidente".

En la entrada de la estación del metro Porte Dauphine, una mujer exclamó: "¡No demos voz a aquellos que apoyan la Ley Taubira!".

Jean-Frédéric Poisson, presidente del Partido Cristiano-Demócrata, quiere abolir la Ley Taubira. Se trata demás del único candidato presidencial de los republicanos, quien fue fuertemente aplaudido por su presencia.

La participación de Marion Maréchal-Le Pen no pasó inadvertida. También recibida entre aplausos, la diputada del Frente Nacional del departamento de Vaucluse dio un discurso acerca de "los padres, la patria y la civilización", mezclando política familiar, el rechazo de la ley Taubira, la crisis de identidad y el Islam en Francia.

El candidato republicano, Jean-Frédéric Poisson.

Al centro Hervé Mariton, diputado de departamento Drôme y opositor del matrimonio igualitario.

"Contra el adoctrinamiento de los niños"

"Un niño tiene necesidad de un padre y de una madre para tener una identidad", dijo una mujer católica de 63 años "la Ley Taubira mancha esa imagen. Es por eso que debe ser abolida".

Publicidad

Como otros tantos manifestantes, esta madre de cuatro hijos se opone a la "teoría de género" en las escuelas, una práctica que no existe, de acuerdo con la ministro de educación nacional, Najat Vallaud-Belkacem, quien culpa de los malentendidos sobre el tema a una campaña de desinformación acerca de la realidad de los programas escolares.

"Resulta escandaloso que le digamos a nuestros niños en la escuela que mamá ya no va a lavar los trastes", continuó la mujer. "No se trata de una cuestión de igualdad entre hombres y mujeres; hay que aceptar las diferencias biológicas".

Varios kilómetros a lo lejos, la Plaza del Trocadero se llenó de manifestantes. Las familias se sentaron sobre el césped, entre ellas la de Marie de 39 años, quien viene desde Versalles con su hermana y sus tres sobrinos. "Quiero proteger a mis hijos de la teoría de género: los niños no deberían poder jugar con las niñas en la guardería", señaló la madre de cinco niñas. "El objetivo de este gobierno es confundir a los niños diciéndoles que pueden elegir entre ser hombre o mujer".

'¡Hollande, no queremos tus leyes!'

Al final de la tarde, seis mujeres que se oponían a la manifestación conservadora llegaron a Trocadero con el pecho desnudo, aunque fueron rápidamente detenidas por las fuerzas de seguridad.

Les — Antoine Marette (@antoine_marette)16 octobre 2016

El movimiento Manifestación para todos no ha anunciado futuras movilizaciones. Y aunque no tuvo el mismo éxito que en manifestaciones anteriores, parece que lograron su objetivo de ser escuchados en medio de la campaña presidencial. Agnès Marion, representante del Frente Nacional en Lyon, dijo que "la derogación de la Ley Taubira estará en el programa de la presidenta del partido, Marine le Pen", anuncio que fue celebrado con aplausos y banderas agitadas entre la multitud.

Sigue a Henrique Valadares en Twitter : @HenriqValadares

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES