FYI.

This story is over 5 years old.

Derechos Humanos

Amnistía Internacional denuncia explotación en Qatar, ¿reconsiderará el Barça su patrocinio?

La ONG constata violaciones de los derechos fundamentales de los trabajadores migrantes y pide un posicionamiento a la FIFA. El club español está en negociaciones con la monarquía para renovar el acuerdo de patrocinio.
3.12.15
Celebración del gol de Luis Suárez ante la A.S. Roma en Champions Leaguer. (Imagen por Toni Albir/EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El mundial de la FIFA de 2022 se está levantando sobre "sangre, sudor y lágrimas" de los trabajadores migrantes, en palabras del último informe publicado por Amnistía Internacional (AI) sobre la situación de este colectivo en el país.

"Apenas se ha hecho nada para abordar los abusos incontrolados contra los trabajadores migrantes. La persistente tardanza en llevar a cabo reformas laborales en Qatar conduce, irremediablemente, al desastre en materia de derechos humanos", señala en el texto Mustafa Qadri, investigador de AI sobre los derechos de las personas migrantes en el Golfo.

Publicidad

"La FIFA también ha tenido mucho que ver en esta lamentable situación. Sabía que había problemas de derechos laborales en Qatar. Debe trabajar en estrecha colaboración con las autoridades qataríes y sus socios empresariales para garantizar que la Copa Mundial no está basada en la explotación", exige Qadri en el comunicado.

En Qatar impera el llamado sistema kafala, un "patrocinio" que delega en un ciudadano qatarí la potestad de hacerse cargo de un trabajador migrante no cualificado, incluido su visado y, consiguientemente, de su situación legal. Poco más del 10 por ciento de la población de ese estado goza de la ciudadanía.

"Este sistema existe en otras partes del Golfo, pero en Qatar es muy relevante por la gran cantidad de trabajadores inmigrantes que hay. Una vez que un empleador contrata a un trabajador tiene obligación de recibirle, de darle trabajo, de darle hospedaje y de cumplir las condiciones de lo contratado. Pero además tiene una serie de derechos: el trabajador no puede cambiar de trabajo ni abandonar el país sin su autorización", explica a VICE News Gerardo Ríos, portavoz de Amnistía Internacional.

"Eso hace que muchas veces se produzcan impagos o retribuciones menores a lo acordado, que las condiciones de hospedaje sean terribles, y que haya unas condiciones, en general, de seguridad fatales en el trabajo", sigue Ríos, quien ilustra los abusos cometidos con ejemplos: "Hay casos graves en los que los trabajadores han querido volver a su país porque se les ha muerto un padre o un hijo o alguien de su familia y el empleador tiene la potestad de no dejarle marchar".

Publicidad

[Qatar dice que mejorará las nefastas condiciones laborales de los trabajadores extranjeros. Leer más aquí.](http://Qatar dice que mejorará las nefastas condiciones laborales de los trabajadores extranjeros)

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani, firmó el pasado 27 de octubre una ley que introducía algunos cambios en el sistema de patronaje de la monarquía del Golfo, una ley que tardará un año más a entrar en vigor. Pero Gerardo Ríos se muestra poco optimista.

"Sigue manteniendo la necesidad de un certificado de no objeción por parte del empleador para que el empleado pueda cambiar de trabajo y abandonar el país. Lo más esencial y que da lugar a más abusos no se modificaría con esta reforma", concluye el activista.

Dos periodistas británicos de la BBC y un traductor fueron detenidos el pasado mayo mientras intentaban documentar la situación de los trabajadores migrantes en el país.

"Ocho coches blancos rodearon nuestro vehículo y nos dirigieron a un lado de la carretera. Una docena de oficiales de seguridad nos cachearon en la calle, gritándonos cuando intentábamos hablar. Nos requisaron nuestro equipo y discos duros y nos llevaron a su cuartel", relató entonces el periodista Mark Lobel.

'El mundial de la FIFA de 2022 se está levantando sobre sangre, sudor y lágrimas de los trabajadores migrantes'.

Lobel contaba en la crónica de su arresto que lo acaecido fue referido por los agentes como un "tema de seguridad nacional". Él y sus compañeros pasaron dos noches en prisión acusados de haber de violar propiedad privada. "Esto no es Disneylandia: no podéis meter vuestra cámara donde queráis", le dijo un interrogador al periodista.

Días antes el equipo de una televisión alemana había sido detenido y su material audiovisual tomado destruido.

Publicidad

Pero estas denuncias no parecen tener efecto sobre uno de los dos grandes clubes españoles, el Fútbol Club Barcelona, que concede patrocinios a la petromonarquía a cambio de suculentas cifras.

"El drama social es este: no hay ningún inconveniente en renovar con Qatar si pagan lo suficiente. Tanto desde el punto de vista de la directiva como desde el punto de vista de los socios", opina a VICE News Marc Duch, impulsor del Manifest Blaugrana, un movimiento crítico con la actual dirección del equipo.

"La directiva tiene encuestas que no se han hecho públicas y constatan, sobre mayo y junio, un 83 por ciento de apoyo a Qatar si pagaban 60 millones o más, y un 92 por ciento si pagaban 90 millones o más. Un apoyo absolutamente mayoritario si pagaban lo suficiente. El tema de la vulneración de los derechos humanos, de las mujeres y de los trabajadores, honestamente, eso a la gente le da igual", asegura Duch.

La anterior directiva negoció una renovación del patrocinio por 60 millones de euros anuales. La actual junta quiere ampliar esa cifra para convertir el patronaje en el mejor pagado del mundo para una camiseta.

El Foro de Davos considera a Qatar el gobierno más 'eficiente del planeta'. Leer más aquí.

El apoyo a la financiación por parte del estado del Golfo siempre ha sido muy mayoritario en el club. En la asamblea de compromisarios de 2011 697 socios votaron a favor de permitir que el logo de Qatar Foundation se estampara en la camiseta del equipo, 76 en contra y 36 en blanco. El acuerdo establecía que el patrocinio fuera acorde con los valores del club.

Publicidad

En noviembre de 2012 fue la compañía de aerolíneas de Qatar la que ocupó la parte frontal de la equipación: una clausula contractual así lo establecía. "Consideramos que es una marca homologable a lo que es el Barcelona", declaró entonces Xavier Faus, vicepresidente económico del club y responsable de las negociaciones con Qatar Sport Investment, el organismo gubernamental que gestiona el patrocinio.

"Hay incomodidad: el Qatar sin fisuras que había en 2012 ya no existe, pues han trascendido hechos como los de París y se está empezando a generar incomodidad. También es verdad que, por encima de esa incomodidad, existe la percepción de que el dinero hace falta. 'Si no hay dinero no hay Barça'. Esto en lo relativo al gestor, quien sostiene un discurso oficial en el que se asegura que no hay nadie que quiera patrocinar la camiseta del Barça, algo que habría que ver", añade Marc Duch.

El aficionado barcelonista se refiere a las sospechas sobre la implicación de Qatar en la financiación del terrorismo de raíz yihadista.

En la Asamblea de Compromisarios del FC Barcelona celebrada el pasado mes de octubre, el presidente Josep Maria Bartomeu argumentó los motivos del aplazamiento del acuerdo de patrocinio con Qatar Airways y dejó claro que el club continuará negociando con la compañía catarí para llegar al acuerdo más beneficioso posible para los intereses económicos de la entidad.

"Hemos quedado en seguir negociando con Qatar Airways. Ahora tenemos más tiempo. Los puentes con Qatar siguen tendidos y la voluntad de negociar siguen por ambas partes. Estamos satisfechos por el contrato que hemos tenido en los últimos años. Continuaremos negociando para conseguir el acuerdo que nos merecemos ambas partes. Estén tranquilos porque nosotros lo estamos", dijo Bartomeu en la asamblea.

Un portavoz del club ha declinado hacer declaraciones a VICE News respecto al informe de AI.

Sigue a Quique Badia en Twitter: @qbadiamasoni

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES