Estas son las mejores canciones del 2016 según Noisey España

Pues el 2016 no ha estado tan mal después de todo.

|
dic. 22 2016, 12:08pm

Hemos escuchado tantas veces que el 2016 ha sido un desastre para la música que casi nos lo creemos. Pero no, 2016 ha estado bien. Hemos bailado, cantado y compartido un montón de canciones que nos han hecho sentir vivos en medio de todas las cosas que sí fueron un desastre como la crisis de refugiados o el auge de la ultraderecha. 

Hoy compartimos la lista de nuestras canciones favoritas de este 2016, votada por varios de los colaboradores de esta web (Aïda Camprubí, Alejandra Nuñez, Anna Pacheco, Carles Novellas, Elías Martínez, Gloria Guso, HJ Darger, Madjody, Pablo Chocrón, Pol Rodellar y Quique Ramos) y no podríamos estar más contentos con ella.

Lo primero que nos pareció extraño al hacer el recuento fue la ausencia de estrellas como Beyoncé, Kanye West, Drake o Rihanna, ¡ni siquiera salió J Balvin! Luego al ordenarla nos dimos cuenta de que en realidad tampoco hacía falta porque no se trata de hacer un canon objetivo, sino de hacer uno que nos explique. Y así es. Este ha sido nuestro 2016, el año del romanticismo nórdico y las mujeres se adueñaron de la música urbana, el año en que casi nos quedamos bizcos por tener el ojo puesto en Latinoamérica, el año en que nuestra fe en las guitarras siguió intacta gracias a discos como el de Kokoshca, Angel Olsen o Chroma, el año en que la confusión y el ruido también podía bailarse. Pero no nos enrollamos. Subid el volumen, poneos cómodos. Aquí tenéis nuestras canciones favoritas de 2016:

25.- Fuete Billete + NAAFI: Tra

Fuete Billete volvieron este 2016 con la mejor versión de sí mismos. Acompañados por la crew de NAAFI y haciendo la música urbana más viva del año, mezclando trap, dembow, ruido de muelles y verbo fresco en un hit que es completamente imposible no bailar con los ojos abiertos como platos. No nos cansaremos de repetirlo: ahora mismo la música de baile más vital y única se está haciendo al otro lado. "No es que estamos adelante es que todos estos pendejos están atrás", cantan. Y tienen razón. Quique Ramos.

24.- First Hate: White Heron

Protegidos de sus compatriotas Lust For Youth hacen que nos preguntemos: ¿Por qué First Hate no se han hecho ya súper famosos? Esperamos el momento en el que esta canción suene hasta en el Razzmatazz. Alejandra Nuñez.

23.- D.R.A.M. ft Lil Yachty: Broccoli

D.R.A.M. lleva dos años consecutivos marcando muy alto en los tops del buen vibe. En 2015 trajo ''Cha Cha'' (que vino con copypaste de Drizzy para ''Hotline Bling'' bajo el brazo). Para el banger de este curso se hizo acompañar de la gran revelación de 2016, el omnipresente Lil Yachty. Pablo Chocrón.

22.- La Favi: No Eres Bueno (feat. Ms Nina)

Mucho 'trap' mucha mierda pero La Favi es la única persona que realmente tiene talento a la hora de cantar y por eso me parece un jodido diamante. Ahora no os fijáis porque los redactores online están intentando acumular respeto y habilidad hablando de "mujeres en el rap" como si no las hubiesen ignorado durante los últimos 10 años, pero cuando todo eso pase, solo quedará La Favi. Nicolás Prados.

21.- Jesse Baez: Decile

El sello mexicano Finesse Records es una de las plataformas imprescindibles de la música urbana en español, y Jesse Baez es una de sus cabezas visibles. "Decile" es su propia visión del "Tell your friends" de The Weeknd. Más sintética, quitando algo de la seda original para encontrar un flow propio. Su mixtape al completo es una joya de r'n'b futurista. No le perdáis de vista. Quique Ramos.

20.- Solange: Cranes In The Sky

La sublimación de la elegancia y el coolness en 2016. También de la identidad y el sentimiento de la mujer negra actual, mejor explicado (sobretodo mejor musicalizado) en A Seat At The Table que en Lemonade. Esta es una canción que nunca te va a aburrir, probablemente porque está hecha al modo clásico, a partir de una sencillez y una naturalidad que se hecha de menos en otras estrellas del r&b y el nuevo soul actual. Carles Novellas.

19.- Skepta: That's Not Me (feat. JME)

Los puristas de las listas detectaran que este vídeo es del 2014, pero el álbum salió este año así que al lío. A mí Skepta me mola porque habla de esa parte de UK que se oculta a los turistas de easyJet pero que, como Chicken Connoisseur, forma parte del día a día de la gente que tiene que vivir ahí. Peri Peri chicken, cerveza polaca y fealdad. Eso es Inglaterra realmente. Nicolás Prados.  

18.- Coàgul: Un barri humit

La toma de consciencia de Barcelona como ciudad en vía (rápida) de gentrificación ha producido numerosas respuestas a lo largo de los últimos meses. Contra el turismo masificado y la sumisión de la ciudad a su negocio, Coàgul ha concebido un mantra en dos partes bañado en sonido industrial de inspiración darkwave. "Els arcans de la gentrificació cíclica" muestra el auge y caída de Barcelona, "luchando por la calma" en un Barri sec y "consumando los vicios" en el Barri humit. Glòria Guso.

17.- Locoplaya: Crazy

Una base relajada, jugosa y cargada de funk, humor chorra, disfraces y desenfreno, todo muy fresco e inconformista…tengo en la cabeza un público potencial para esta movida estereotipadísimamente juvenil (con sus chandal pitillo y sus Huaraches sin calcetos y tal…)que no sé cómo lo procesará, pero al margen de eso la verdad es que cualquier venerable pureta de treintaypico (¡hola!) criado entre Dels, Pharcydes y Bazerks varios verá como se aparecen ante él las palabras "ZONA DE CONFORT" en letras de neón de 3 metros al escuchar esto. Por si no ha quedado claro, eso es bueno. Joder si hasta sale un dashiki en el video, poco más se puede pedir. Elías Martinez.

16.- Bad Gyal: Fiebre

"Fiebre" es mi tema favorito de la reciente mixtape "Slow Wine" de Bad Gyal, sin duda una de las sensaciones de este año en España y que ha creado tanto fenómeno fan como hater en un país tan poco acostumbrado a estas movidas. En esta canción, podemos comprobar a grandes rasgos los ingredientes que han hecho de la catalana todo un fenómeno de redes durante el 2016: líricas espontáneas, descaradas, derrochantes de seguridad en sí misma y de tópicos sobre el ligoteo en una pista de baile, todo esto, sobre el sonido que ha arrasado durante este año, la fusión de ritmos tropicales como el dancehall con toques de rap/trap. En definitiva, un hit bailable y ultra adictivo acompañado de un video que tampoco ha pasado desapercibido tanto a nivel de estética como de espontaneidad/amateurismo a los trolls de Youtube (muy recomendables algunos comentarios cargados de humor y mala leche en dicho video). Madjody.

15.- El Guincho: Pegada al white

Hiperasia no iba a ser una disco normal sino un proyecto vivo en constante expansión. Al poco empezaron a aparecer canciones que lo convirtieron en una especie de potus futurista: Cada rama del disco era un esqueje del que saldrían nuevas plantas. Michael Dior Mixtape se convirtió enseguida en el reverso luminoso del universo Hiperasia, un rincón donde El Guincho se refrescaba, simplificando ritmos, colaborando con otros productores y dejándose llevar. Pero claro, nada es tan sencillo como parece. En "Pegada al white" Pablo Díaz-Reixa subvierte la idea que tenemos del reggaetón cambiando el discurso y arrancándole la raíz. ¿Dónde está el ritmo (ese adictivo "tum-ta-tum-pa") que define el género? Y lo que es más importante todavía ¿Cómo consigue que lo bailemos como si estuviese allí? Quique Ramos. 

14.- Gente De Zona ft. Marc Anthony: La gozadera (LECHUGA ZAFIRO CUMBRELATINX TOOL)

El 2016 fue el año en el que todo lo que pudo salir mal, salió mal y este remix que se estrella en menos de 2 minutos es lo único que me da esperanza para el 2017. Me gusta porque convierte un himno Cancunero como es La Gozadera en una especie de alarma asfixiante, y parece que el llamado de Marc Anthony a la unidad de los latinos no es una maniobra publicitaria para vender Meliá-Varadero sino un jodido llamado de emergencia. Y supongo que lo es; se está poniendo peludo ahí fuera. Nicolás Prados. 

13.- Kokoshca: El Escultor

Como si nada, vienen los Kokoshca estos y se plantan delante de nosotros con el cuarto disco de su discografía (sin contar con compilaciones, directos, singles y splits) y pese a que los hemos visto mil veces en Pamplona o Madrid y hemos tomado con ellos —literalmente o espiritualmente— mil cervezas acompañadas de tortilla de bacalao a las nueve de la mañana, nunca nos habíamos parado a mirar fijamente la enorme criatura en la que se han convertido, tras años y años de cambios de formación, parones y esfuerzo.
 
En "El Escultor" Kokoshca vuelven  con una de esas baladas cincuenteras suyas que tanto me gustan —ya habían flirteado con el formato en "Azul Metal", "Los Domingos" o esa versión del "Dream, Baby Dream" de Suicide llamada "Sueña con Dueñas" de su primer disco o en "Historia de un Amor" o "Solo el Amor podrás Salvarnos" del segundo— pero nunca lo habían hecho de una forma tan precisa y perfecta, creando un tema imposible de destruir. Lo mejor no es esa parte en la que repiten desesperados —pero esperanzados— "sucumbo"; ni ese eterno punteo cristalino de guitarra; ni siquiera ese ruido que hay detrás que lo ensucia todo de forma preciosa. Lo mejor del tema es la sensación que te deja: estos tipos están hablando de la verdad. Kokoscha son cuatro personas que, sin que nos hayamos dado cuenta, se han convertido en, probablemente, una de las voces más sinceras del panorama ibérico, dando la espalda a la ironía y lanzándose sin miedo al vacío de la pasión, acompañados —espero— por todos nosotros. Pol Rodellar.         

12- Fasenuova: Carretera fluorescente

"Aullidos Metálicos" ha resultado un LP bastante incómodo (incómodo-bien, quede claro), y sus momentos más accesibles, más allá del ruido y las atmósferas, se presentan en forma de baladas de psicodelia sintética como esta, que serpentea a trompicones entre cristales de cobalto y espacios alucinantes marca de la casa. Un paso más en el viaje al fondo del particular Pozo Maria Luisa que Fasenuova lleva años cavando a golpe de ruido irreal y pop para cyborgs. Elías Martínez.

11.- Khaled: Cookin' hardala

Bismi llāh. Aquí hay un tema para relamerse los bigotes. Es escuchar esta canción y se despliega un montón de planos superpuestos: Manzanita, su amor por Bécquer y los posrománticos, que también acuñaron este desdoblamiento de la personalidad de la que canta tanto José Ortega Heredia en su "Gitana" como Khaled en "Cookin Hardala". Querer a una mujer -y no a una chica ni a una   bitch-, buscar perdonarla, pero que el odio te coma por dentro, como si en ti habitaran dos: el amante y el asesino, que quiere que desaparezca el dolor.   Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Aún hay más, empieza con un sampler de "Gitana" y luego canta   "desde que te fuiste de mi lado mi vida es un fandango", que remite a Manolo Caracol, uno de los grandes de este palo triste y lento, y quien además fue tío de Manzanita. Se cierra un círculo. Poetas clásicos, cantaores flamencos y las voces del hauma, del barrio, del ghetto, se encuentran en el mismo nivel, el del llanto. Ojala todos los quejíos sonaran así. Aïda Camprubí.

10.- Abra: Come 4 me

Ser una de las mejores productoras de su generación no dificulta a ABRA ser también una de las mejores interpretes. ''Come 4 me'' es sobria, potente y desgraciadamente corta. Abre su EP con: ''I'm 'bout to dive in my honey Then flip that band and make more money Go tell them girls you can't come for me Go tell the world that they can't come for me, come for me''. Pablo Chocrón.        

9.- Parquet Courts: Dust

Haciendo balance de este año que se acaba, parece que Parquet Courts se anticipaban con la canción que abre su quinto disco de estudio. "Polvo, polvo por todas partes, barre" pone palabras a un sentimiento que todos hemos podido tener a lo largo de los últimos meses, a la vista de los acontecimientos que han ritmado la vida en 2016. La decadencia de la civilización occidental se expresa en loop, letra y música en una monotonía acentuada a golpes de órgano. Glòria Guso.   

8.- Angel Olsen: Shut up kiss me

Angel Olsen firmó en 2016 el hit de indie rock más apasionado y libre de moho del año. Y lo hizo usando una fórmula que parece sencilla pero en realidad no lo es: Un principio anunciando lo que vendrá sin desvelar nada, una voz casi sobrenatural capaz de quebrarse sin necesidad de gritar o mostrar fragilidad, un estribillo brillante y una historia de amor, deseo y segundas oportunidades donde es ella quien lleva las riendas. Quique Ramos.

7.- Fuego: Se me nota

Cuando como yo, eres un apasionado del rap, r&b, future beats, electrónica… Pero el 80% de tu círculo pasa olímpicamente de esos rollos, tienes un serio problema a la hora de poner música en un sitio tan poco propenso a la huida como puede ser un coche sin que tus acompañantes se te tiren a la yugular pidiendo que les quites esas mierdas y les pongas la "Bicicleta". Pues temas como este del yankee de origen dominicano Fuego me han salvado la papeleta en numerosas ocasiones este año. "Se me nota" es un tema extraído del Fireboy Forever II y es una actualización y a la vez tributo del tema homónimo de Joe Veras pero con el valor añadido de dejar en las manos de uno de los productores más respetados del momento y miembro del colectivo Soulection, Sango. En "Se me nota" ambos consiguen crear un súper hit con una mezcla tan inédita como es la de fusionar el trap con la bachata y a la vez también me han proporcionado coartada perfecta para poder colársela a mis colegas mientras revisan las puntuaciones del Comunio y la escuchan de forma semi pasiva pero sin crearme un motín. Madjody. 

6.- Chroma: Manifiesto del todo

Nos da mucha pena que los grupos de punk y hardcore de Barcelona hayan estado bastante de capa caída este año, pero por lo menos el mejor grupo de todos ha sacado su primer LP. Alejandra Nuñez.

5.- Chanel: Rihanna

Según la Real Academia, la metonímia es un recurso que "consiste en designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa, el autor por sus obras o el signo por la cosa significada". Así, cuando Chanel dice que es Rihanna no habla sólo de la cantante de Barbados, sino de todo lo que significa para su generación: una mujer poderosa y dueña de su destino, el lujo intimidante, la que le hace una cobra a Drake mientras firma algunas de las canciones que definen el año en que vivimos. Chanel aspira a eso y canciones como "Rihanna" le acercan un par de pasos. Quique Ramos.

4.- Lust For Youth: Tokyo

Incluir a Lust for Youth es una manera sútil de listar otros proyectos de sus miembros que también nos gusta tener en cuenta en este 2016 como Norin, Croatian Amor, KYO o Hvide Sejl (recomendación de Sergi de Dead Moon Records). "Tokyo" -incluída en su  Compassion (Sacred Bones, 2016) y con su propio 7" - es su idea de himno inmaculado, con una escrupulosa higiene sonora de sintetizadores limpios y voces que trasladan por pasillos vacíos. También es una síntesis de la nostalgia del futuro que empaña el disco. Esa palabra tan bonita que usan los alemanes,  sehnsucht, en  "maybe one day, maybe one day". A pesar de que alude a espacios muy concretos, desde pasear por las calles de Shinjuku -quizás hasta la tienda de Big Love Records, que está a 30 minutos andando- a algo tangible como olores (  "smoking clove") o sensaciones que hablan de lugares (  "in airport lines white shoes are drying"). Hay sobretodo añoranza por lo que va a pasar, ganas de que se tensen estos lazos con alguien, con algo que puede ser una ciudad o otra pequeña discográfica, para probar que de verdad era importante el vínculo que nació allí. Y si queréis ir un paso más allá, probad de escucharla junto a esta pieza, y seguramente os encontraréis viviendo aún más estas impresiones de las calles de Japón.   Aïda Camprubí.

3.- Jessy Lanza: Never enough

No sólo es que su voz suene perfecta en su artificialidad, o que las canciones brillen a niveles de calidad supremos. Es que además sabe rodearse y escoger como nadie, quedándose con (un bastante de) la exquisitez sintética de Junior Boys y otro poco del footwork de Spinn y la familia Teklife. "VV Violence" o "It Means I Love You" también hubieran valido aquí, pero "Never Enough" al final es la más redonda de un disco en el que prácticamente todas lo son. ¿Oh no? ¡Oh sí! Carles Novellas. 

2.- C. Tangana ft Rosalia: Antes de Morirme

¿Y si resulta que nos estamos equivocando al etiquetar a C. Tangana y resulta que lo suyo va camino de ser simplemente pop moderno? "Antes de morirme" podría ser tranquilamente un hit de Justin Bieber. Uno de los mejores además. Igual que él, trabajando con los mejores productores de hip hop para hacer pop contemporáneo capaz de conectar con una audiencia amplísima. El mismo lleva tiempo avisando: hay una generación que puede ser el nuevo mainstream. ¡Lástima que el mainstream español esté tan ciego! Da lo mismo porque C. Tangana va camino de cambiarlo todo. "Antes de morirme" es la canción de amor perfecta para 2016: la huida, el sexo, el romanticismo exacerbado, una intensidad que multiplica tus ganas de bailar, una producción increíble y el nacimiento de una supernova. Es posible que al menos uno de los 7 millones de reproducciones sea nuestro. Quique Ramos.

1.- Princess Nokia: Tomboy

¿Quién decide que esa chica es machurrona? ¿Quién marca esa idea de feminidad estereotipada según la cual las mujeres deberían avergonzarse de no tener suficientes tetas o por ser demasiado seguras de sí mismas? Princess Nokia tiene las tetas pequeñas y la barriga grande y es la jefa. Eso reclama ella con un ritmo infeccioso y alegría arrojadiza. Comiendo cereales con su abuela, pasándolo bien con sus colegas, sintiéndose cómoda con cualquier cosa. Y joder, así es. En un mundo perfecto esto sonaría en todas y cada una de las fiestas a las vayamos. Quique Ramos.

Más VICE
Canales de VICE