Dos décadas sufriendo la subida de la mota y el alcohol: Así fue el aniversario de XX años de Molotov

FYI.

This story is over 5 years old.

Dos décadas sufriendo la subida de la mota y el alcohol: Así fue el aniversario de XX años de Molotov

Seguimos cantando porque todo sigue igual: salarios bajos, políticos corruptos y mucho malinchismo en nuestras calles.

Todas las fotos fueron tomadas por Daniel Patlán para Noisey.

No voy a resaltar las mentadas de madre que en coros mandamos a Donald Trump, ni criticaré las pantallas que sin parar documentaban la fiesta que Molotov tiró un día después de Tame Impala en el Palacio de los Deportes porque, después de todo, en un fiestón como el que aventaron, eso fue cosa de nada.

"Ayer vine a Tame Impala y no mames, Molotov estuvo mucho más cabrón" me comentaba una amiga entre una nube gigante de humo espeso.Lo interesante es que la narrativa de Molotov parecía repartirnos estandartes revolucionarios a través de sus guitarrazos estridentes; resaltaba en nosotros emociones de forma inconsciente. Al final todos íbamos a echar desmadre, pero era inevitable que "Que no te haga bobo Jacobo" y los clásicos "Gimme tha Power" y "Hit Me" se relacionaran emocionalmente con las actividades poco brillantes que nuestros políticos siguen exhibiendo. Evidentemente "Puto" y "Chinga tu madre" tuvieron una relación mucho más catártica a la hora de su ejecución, dos piezas que también asociamos fácilmente con la política. Pero lo más importante a resaltar de este veinte aniversario de Molotov es que los amigos estuvieron ahí, igual que los miles de frijoleros que crecimos con ellos y compramos sus discos piratas. Todos ahí reunidos con una misma causa: reprocharle a nuestro gobierno con una pedota, un chinga tu madre y un fuck you puto baboso…

Publicidad