Tras el asalto

Mineros descansando después de la batalla.

|
jul. 3 2012, 6:00am

Normalmente, cuando vemos imágenes de guerrillas o encapuchados tirando piedras, la acción está situada en Oriente Próximo. Quizás por eso nos llaman tanto la atención las fotos de mineros con lanzagranadas caseros en las bucólicas montañas de Asturias y León como si fueran extras salidos del rodaje de Rambo y que han acabado en El señor de los anillos. Estas fotos de Jairo Vargas retratan a un grupo de mineros descansando tras haber vencido a la policía. Dejemos que él lo explique.

Después de casi un mes de huelga indefinida, los trabajadores del carbón convocaron una huelga general en las cuencas mineras asturianas el pasado 18 de junio. Se esperaban enfrentamientos con la guardia civil. Los esperaban los periodistas, pero aún más los propios mineros, que aguardaron equipados con “voladores”,  escudos y un buen montón de tuercas para lanzar con el gomero.

Sin embargo, hubo que esperar hasta el día siguiente para que la batalla llegara. En Ciñera, un pueblo minero de la provincia de León, unas decenas de mineros cortaron la carretera de acceso al pueblo y las vías de tren con barricadas de fuego. La guardia civil llegó hasta el lugar para retirarse tras más de hora y media de combate. Pelotas de goma y gases lacrimógenos contra “voladores”, piedras y tuercas. El apoyo popular a la lucha minera fue fundamental, todos son conscientes de que el fin de la minería es el fin de sus comarcas, así que todo el pueblo dio apoyo y refugio a los mineros, que escondidos tras contenedores de basura, plantaron cara y consiguieron doblegar a los antidisturbios.

Las imágenes documentan la situación unos minutos después de la batalla, cuando unos mineros nerviosos trataban de descansar y se preparaban para otra posible batalla que nunca llegaría.

Más VICE
Canales de VICE