FYI.

This story is over 5 years old.

Desde Uganda con amor

El camarón asesino de Gran Bretaña

El 'Dikerogammarus villosus' nativo de Europa del este está matando sin control. El problema es que, aun con las altas densidades de población, los camarones siguen reproduciéndose rápidamente incluso si se acaba su fuente de alimento.
16.4.15

Los camarones asesinos son una especie de crustáceos nativa de Europa del Este. Desde 1992, los pequeños bichos han estado atacando en las aguas de Europa oriental. De acuerdo con Jaimie T.A. Dich, un profesor de ecología invasiva en la Universidad Queen's, en Belfast, "están matando muy por encima de su propio peso ecológico. Matan, matan, matan. No se terminan lo que empiezan a comer. Imagina a un grupo de camarones de tamaño humano que entran a una tienda de pan, muerden cada pan, luego los regresan a los anaqueles".

El problema es que, aun con las altas densidades de población, los camarones siguen reproduciéndose rápidamente incluso si se acaba su fuente de alimento. Usualmente, una especie introducida muere cuando ya no tiene nada que comer y es entonces cuando una especie autóctona recoloniza el territorio. Pero cuando los camarones, cuyo nombre científico es Dikerogammarus villosus, acabaron con su dieta ideal de invertebrados y de ojos de pescados, simplemente cambiaron su fuente de energía y comenzaron a alimentarse de algas.

Salvo en Japón, estos crustáceos no se comen, pero podrías usarlos como combustible. La quitina del caparazón de los camarones puede convertirse en biocombustible.

Cosechar camarones asesinos no es algo que vaya a resolver el problema por completo. "Si los sacas del agua, en realidad no estás mejorando la situación", dijo Dick. "Sólo estás dejando más nutrientes para sus huevas, las cuales crecerán doblemente más rápido gracias a esto".