FYI.

This story is over 5 years old.

VICE Sports

El poder detrás de la Selección Mexicana

Odio decir ‘Se los dije’, pero se los dije.
21.10.13

Quise aguantarme a escribir hasta hoy porque ya me olía lo que iba a pasar durante la semana pasada y no me equivoqué. El consejo de dueños del futbol mexicano, órgano rector de la Federación Mexicana de Futbol (figura jerárquica única en el mundo) decidió dar de nuevo un giro al timón y cambiar de técnico después del pobre desempeño y la inexistente mejoría de la selección en sus últimos dos partidos. Sobre todo porque el equipo mexicano pasó de panzazo a los partidos de repechaje ante Nueva Zelanda.

Pero es más lo que hay detrás de las decisiones, la política y el tejemaneje que se está haciendo en la Federación. Muchas de las personas que leyeron mi artículo “El gran guión de la selección mexicana” siguen sin creerme cuando digo que todo es una artimaña de Televisa para seguir manteniendo el control del balón en México. Incluso algunos me dicen “Sí, claro, seguro le dijeron a Jiménez que se tirara una chilena al minuto ‘83” o que “¿Cuánto le había salido a Azcarraga que lloviera durante la final del futbol mexicano para que ganara el América?”

Obviamente mis sospechas no se basan en asuntos tan literales como esos, pero lo que sí existe por parte de Televisa es la capitalización de estos momentos. El marketing que se hacen para seguir idiotizando a la gente sobre lo heroico de los jugadores, la campaña de convencimiento de que México clasificó por sus propios méritos y que vamos a llegar al Mundial, son apenas una muestra de eso.

Imagen vía.

Pero a Televisa no sólo le vino de perlas la manera en que se está desarrollando la clasificación, para efecto de aumentar sus ratings, crear polémica y aparecer ante la gente como el salvador de la selección sacrificando a su equipo para lograr llegar al mundial. A Televisa le vino perfecto para seguir dominando el ámbito comercial y política de la Federación Mexicana.

Publicidad

Tras la espantosa derrota de México ante Argentina en el Mundial de Alemania 2006, hubo un cónclave donde Televisa y TV Azteca se pusieron de acuerdo para poner a Justino Compeán de presidente de la Federación, una decisión tomada para darle fácil acceso a las televisoras, ventas comerciales y evitar fricciones entre dueños y sus empresas. Televisa “se montó” en la Federación.

Imagen vía.

Con la entrada de Carlos Slim como dueño del ámbito futbolero, Televisa empezó a sentir el aliento en el cuello. A Grupo Carso no sólo le interesa tener unos meros porcentajes en equipos mexicanos. Para Slim tener el control del futbol y el deporte es esencial para los contenidos de sus nuevas tecnologías y productos a ofrecer. La compra de los derechos de televisión de las olimpiadas para toda América Latina fue un movimiento agresivo, y el rumor que le perdonaría la deuda de la construcción del estadio a Jorge Vergara a cambio de las Chivas, está latente.

Con esto en mente, Televisa se tuvo que mover rápido y aprovechando la mala situación de la selección y habiendo rechazado la idea original de poner a Miguel Herrera de director técnico de la selección antes de considerar a Vucetich, se están “montando” de nuevo. No sólo es poner a El Piojo de director técnico, y a Ricardo Peláez ahí cerca. Es un hecho de que Yon De Luisa se vaya acoplando a lo que será su nueva chamba: presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

Imagen vía.

En los próximos días los medios deportivos van a estar inundados de polémica alrededor de la selección mexicana: que si El Piojo es lo mejor para el equipo, que si la base del América va a funcionar, que si la Federación hizo bien en no renovar con Victor Manuel Vucetich… Aquí lo importante está en el interior del edificio de la Federación, en la Colonia Roma Norte, donde Televisa con podrá blindar la Federación de cualquier cambio de presidente que ponga en riesgo el control del futbol mexicano.

Nueva Zelanda empató sus tres partidos del mundial Sudáfrica 2010, no iba a un mundial desde 1982, no se asusten. Vía.

México se juega su pase al mundial ante Nueva Zelanda en partidos a visita recíproca. El primer juego es el 13 de noviembre a las 2:30 pm en el Estadio Azteca, de inmediato la selección viaja a Nueva Zelanda (perdiendo un día completo durante el vuelo) para jugar en Wellington el día 20 de noviembre y será a la medianoche (hora del centro del país). Sí cuentan los goles de visitante, en caso de igualar ese rubro se van a penales.