Actualidad

Un joven ruso fue obligado a convertirse en estrella emergente del pop en China

La audiencia china disfrutó ver y prolongar la miseria del joven.
LC
traducido por Laura Castro
7.5.21
Lelush C-pop Tencent Chuang2021
Lelush se vuelve popular por su actitud displicente. Foto: Tencent / YouTube

En un concurso de talentos en el que los participantes compiten por un lugar en una boy band, es de esperar ver a los artistas poner todo de sí al cantar y bailar para deleitar a los espectadores.

Pero Vladislav Sidorov, un joven ruso que por casualidad ingresó a un concurso de ídolos en China, se ha convertido en la estrella del espectáculo por una razón inverosímil: lo único que quería era irse a casa.

Publicidad

El joven de 27 años, apodado Lelush, se ha ganado los corazones de los cientos de miles de espectadores del concurso chino de talentos Chuang 2021, por su aparente indiferencia y desinterés absolutos en la posibilidad de convertirse en una estrella. Faltó a las prácticas de canto y les suplicó a los espectadores que le permitieran perder cuando a través de sus votos por Internet decidirían quién sería eliminado.

Sin embargo, en un cruel giro del destino, la aparente renuencia de Lelush a trabajar resonó con los espectadores que sufren debido a la estresante cultura china del trabajo en exceso.

Debido al gozo que les provoca a los fanáticos ver lo miserable que se ve Lelush mientras asciende al estrellato, decidieron organizarse para mantenerlo en el concurso a pesar de la petición que él les hizo de sacarlo, e incluso llegaron a colocar anuncios en vallas publicitarias de las grandes ciudades para conseguir más apoyo para el ruso. Con ello lograron mantener a Lelush en el show hasta el día de la final, el sábado 24 de abril.

Una gran cantidad de concursos de ídolos que emulan el modelo de los programas creados en Corea del Sur han conquistado a China en los últimos años. Chuang 2021, producido por el gigante tecnológico chino Tencent, fue el primero en tener reclutas multinacionales, con concursantes originarios de países como Estados Unidos, Japón y Tailandia.

Fue una coincidencia que Lelush se convirtiera en parte del concurso de talentos. Estaba estudiando mandarín en China cuando surgió la pandemia de COVID-19 el año pasado y eso le impidió regresar a Rusia, según una entrevista que el medio chino Yuli le hizo a su agente Ivan Wang.

Publicidad

Antes de que se empezara a grabar el concurso Chuang 2021 en una isla artificial en la provincia insular de Hainan, Ivan Wang, un empresario de Hong Kong, le pidió a Lelush que fuera profesor de chino de dos concursantes japoneses a cargo de su compañía.

Pero, una vez que Lelush llegó a la isla, los productores vieron que el ruso tenía potencial de estrella y lo convencieron de unirse al programa. Lelush accedió porque quería "probar una nueva vida", según dijo en algunas entrevistas.

Lelush

Lelush dice que está feliz de poder dejar el concurso atrás después de haber perdido. Foto: Weibo

Pronto lamentó su decisión, ya que él y otros 89 concursantes, que fueron albergados en dormitorios abarrotados con la prohibición de usar teléfonos móviles, comenzaron una competencia con duración de cuatro meses por 11 lugares dentro de una boy band. No se sabe qué sanciones habría enfrentado de haber decidido abandonar el concurso antes de tiempo, pero los espectadores especulan que Lelush no podía darse ese lujo debido a obligaciones contractuales.

"Debo cantar y bailar todos los días", dijo Lelush al comienzo del show. "Estoy realmente agotado y un poco arrepentido".

Cuando lo pusieron en la "Clase F", lo que indicaba que sus habilidades para bailar y cantar estaban entre las peores, dijo: "Es una F de "freedom" [libertad], lo que significa que debería irme a casa".

Pero fue justamente ese rechazo hacia el concurso lo que hizo popular a Lelush.

En las redes sociales, los fanáticos comparten memes de la vida miserable de Lelush como estrella emergente del pop. Muchos dicen que se ven a sí mismos en la vida del ruso, pues también están atrapados con contratos que los explotan laboralmente, se ven obligados a aceptar trabajos que no les gustan y buscan cualquier oportunidad para escapar de sus obligaciones laborales.

Tainn Na, una vloguera de entretenimiento de Shenzhen, dijo que muchos de los seguidores de Lelush estaban disfrutando de tener el control de la vida laboral de otra persona. "La gente tiene que trabajar sin descanso debido a sus jefes", dijo. “En este programa, ellos se convirtieron en los jefes y pudieron explotar a otros. Pudieron experimentar la diversión de ser capitalistas".

Publicidad

Algunos usuarios de las redes sociales dicen que les agrada Lelush porque su renuencia a trabajar duro es un símbolo de la resistencia pasiva de la gente común ante la presión social para cumplir con las expectativas que les han impuesto.

Lelush airport

Lelush rodeado de fanáticos cuando sale el lunes del aeropuerto de Haikou, provincia de Hainan. Foto cortesía de Lydia Lyu

Nada de eso fue divertido para Lelush.

"Me siento muy asustado", dijo en un episodio transmitido este mes, después de que le dijeran que ocupaba el puesto número 10 antes de la final. Los 11 mejores concursantes formarían una banda de pop al final del programa.

“Creo que [los fans] respetarán mi deseo de no unirme a la banda. Creo que saben cuál es el límite".

Tras la sincera súplica de Lelush, su club de fans cedió y dijo que dejarían de organizar votaciones masivas por la estrella. Su clasificación entre los primeros lugares pronto cayó al puesto 17. Cuando la final terminó, Lelush, habiendo perdido finalmente el concurso, salió corriendo del escenario.

"Gracias por el apoyo de todos. Finalmente puedo dejar este trabajo atrás”, dijo Lelush en una publicación de Weibo el domingo.

Los fanáticos lo felicitaron por su derrota, pero aun así dicen que se sienten tristes al verlo partir.

"Lelush finalmente logró dejar su trabajo, pero yo todavía tengo que ir a trabajar mañana", dijo un comentarista.

Sigue a Viola Zhou en Twitter.