Conoce Weeshing: la plataforma de conciertos para invertir en tu artista favorito

¿Cansado de esperar que alguien traiga a tu artista favorito? ¿Alguna vez has pensando hacerlo tú?
erasure
Foto cedida por Weeshing.

La industria musical está cambiando a una velocidad absurda. Y es consecuencia de que el planeta no para. Menos en esta época dominada por likes de Instagram y relaciones virtuales. Si todos estamos cambiando y girando hacia lugares desconocidos, ¿cómo pretendemos que los conciertos musicales [o la manera en la que se hacen] no cambien? Cualquier cosa que no cambie está destinada a morir eventualmente.

Publicidad

¿Llegará el día que nosotros, los humanos mortales, con deudas que pagar y muchísima ansiedad, tengamos la oportunidad de ser quiénes deciden los artistas que vemos en nuestra ciudad? Yo lo he pensado, al menos. Si estamos en la época de los Go Fund Me, donde para absolutamente cualquier cosa se reúne dinero, era cuestión de tiempo y alguien que usara su cabeza para darse cuenta del vacío que había en el mercado de los conciertos. Acá entra Weeshing, una plataforma que nació en Chile en el 2008 y permite a las personas interesadas en asistir a conciertos invertir en los artistas que quieran ver en vivo. Además, pueden compartir ganancias con los promotores que los organizan.

Me cité con su CEO, Guillermo Padrón; en un café de esos que venden todos sus tragos con sobreprecio absurdo y exagerado, para platicar sobre música y que me explicara un poco más del funcionamiento de esta plataforma.

1542959333398-Guillermo-Padron-CEO-Weeshing-Mexico

Guillermo Padrón CEO de Weeshing.

NOISEY: ¿Cuánto tiempo llevas con Weeshing?
Guillermo Padrón: Un año más o menos en México. Mi primer concierto fondeado fue en Julio y se realizó en diciembre. Luego hicimos el Valle de Guadalupe. ¿Qué diferencia puede tener tu empresa con un Crowdsourcing común y corriente? O sea: ¿si yo quiero traer a Metallica y cuelgo el link del Crowdsourcing por qué debería escoger a Weeshing?
La diferencia es que ya yo tengo al artista agendado y seguro. Nosotros no bookeamos, solo fondeamos al promotor mediante la plataforma. "El promotor llega y me dice voy a traer a Good Charlotte y Papa Roach, necesito tanto dinero". Entonces nosotros hacemos un análisis del negocio y decimos "sí, te damos esto o un poco menos, o creo que tienes espacio para solicitar más". Ya luego que el promotor acepta es que nosotros subimos el concierto a la plataforma; y los usuarios inversionistas pueden ver las opciones del concierto. Lo único que hace Weeshing es entrar.

Publicidad

¿Y si no llegan a la cantidad de dinero requerida?
Pues ahí le preguntamos al promotor si acepta menos. Si acepta todo sigue adelante y si no, pues se regresa el dinero.

¿Por qué una persona común quisiera invertir en traer a un artista en vez de pagar la entrada como normalmente hace todo el mundo?
Porque esa es la parte romántica de Weeshing: además de que puedes ganar dinero trayendo a tu artista favorito, hay beneficios exclusivos. Puedes hacer la inversión mínima y el boleto es la entrada general, le inviertes un poco más y tienes el VIP. O asistir al soundcheck o alguna fiesta privada por ejemplo. Playeras firmadas o cosas por el estilo. Por ejemplo, en Chile, con La Ley, las personas que invirtieron tuvieron acceso a un afterparty con los miembros de La Ley. Entonces: ganaron dinero, entraron al concierto, y se fueron de fiesta con su artista favorito.

Ok, y cómo se gana dinero exactamente.
Hay dos modelos de inversión: renta fija (que ya sabes cuánto vas a ganar) y renta variable, que depende de cuántos boletos se vendan tú recibes un retorno de inversión. Si mete 10,000 personas, de 0 a 5,000 boletos no ganas nada. Y de 5,000 a 10,000 empiezas a ganar dinero.

¿Hay forma de perder dinero?
No es posible. Es una inversión a 0 riesgo, porque nosotros hacemos un análisis para saber cuántos boletos necesita vender este artista. El peor escenario es que el artista no venda boletos, pero ahí sería trabajo del promotor. Nosotros pedimos unas garantías para poder lograr esto. Un contrato de crédito garantizado. El peor de los escenarios nosotros vamos a cobrar la deuda al promotor. Ahorita estamos trabajando con 18 promotores, pero necesitan cumplir un cierto perfil para que podamos trabajar con ellos.

Publicidad

¿Cómo anuncian que llega una banda?
Entras a la base de datos luego que te registras en la plataformas. Los usuarios son los primeros en enterarse. Tenemos más de 5,000 usuarios.

¿Cuál es la inversión mínima?
De 10,000 pesos (mexicanos) para arriba, pero la que tenemos en promedio es de 65,000 pesos de inversión. Por ejemplo, en el tributo a Soda Eterno en San Luis, tardamos dos horas en financiar 350,000 pesos con un promedio de más o menos de 18 inversionistas. Es que ven el modelo de negocio y la oportunidad de ver a los artistas y es bastante apetecible.

¿Tienen competencia actualmente?
Bueno, en el modelo de negocio claro. Pero, en relación a usar este tipo de herramienta para fines musicales o de conciertos, no. ¿Dónde tienen sedes?
Hay oficinas en Argentina, Perú, Colombia, Uruguay y USA. Es una industria mucho más grande en USA, hay una diferente cultura de inversión. Creo que la plataforma más exitosa es la de Chile por el tiempo que lleva, y luego la de México. Acá en México llevamos más de 40 conciertos financiados. Con el tiempo la gente está entendiendo que el modelo funciona para las dos partes: promotor e inversionista.

¿Es posible que esto sustituya a comprar entradas para algún concierto? ¿A los músicos les gusta esto?
Esto no va a sustituir a comparar una entrada en Ticketmaster, por ejemplo. Nosotros no queremos sustituir eso. Esto es solo una herramienta para apoyar a la industrial musical. Una nueva manera de hacer conciertos. Les encanta. Ellos mismos podrían financiar su gira con nosotros.

¿Qué necesitan para eso?
Bueno. Hemos descubierto un robot que nos permite descubrir talento nuevo que tiene posibilidades para tener éxito. Y así sabemos con qué artistas nos conviene trabajar. Uno de los casos de éxito de ese robot, es que descubrimos a Bad Bunny antes que despegara. Contratamos a Bad Bunny por ahí de Marzo del año pasado y lo llevamos a Chile. El algoritmo nos permitió ver que era una buena inversión Bad Bunny.

Acá puedes entrar y registrarte a Weeshing.