VICE News

Francia ya sabe quien estuvo detrás de los ataques en París, pero no piensa revelarlo

Durante mucho tiempo, Abdelhamid Abaaoud fue considerado el cerebro de los atentados, pero la escasa información desvelada por el Departamento de Seguridad Exterior de Francia señala ahora que tuvo una participación menor.
14.7.16
A large crowd gathers to lay flowers and candles in front of the Carillon restaurant in Paris, France, 15 November 2015. (Ian Langsdon/EPA)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Abdelhamid Abaaoud, considerado por mucho tiempo el cerebro de los ataques del 13 de noviembre en París, que dejaron a 130 personas muertas, habría jugado, en realidad, un papel menor como coordinador de los sangrientos atentados, de acuerdo con autoridades del Departamento de Seguridad Exterior de Francia.

En una conversación a puerta cerrada durante una investigación parlamentaria que tuvo lugar el 24 de mayo, Bernard Bajolet, el jefe de la Dirección General de Seguridad Exterior de Francia, dijo que los servicios de seguridad sabían quien era la persona que había ordenado los ataques, pero que habían preferido manejar la información con discreción. Tan discretos han sido que, de hecho, ni siquiera se sabe si Abaaoud, el que fuera el principal sospechoso, sigue con vida.

"Ahora tenemos un buen conocimiento del organigrama de Estado Islámico, que no es un estado, y mucho menos islámico", dijo a la comisión Bajolet. "Hemos avanzado mucho en estas áreas, y ahora conocemos la identidad del comandante".

El testimonio de Bajolet ante la comisión a cargo de la investigación se hizo público el martes.

Abdelhamid Abaaoud, el 'cerebro' de los ataques de París está muerto. Leer más aquí.

Un reporte publicado por la comisión muestra que Bajolet reconoció que tanto los servicios de inteligencia nacional como internacional fallaron, ya que los ataques fueron planeados desde Bélgica pero se llevaron a cabo en suelo francés.

El director también dijo ante la comisión que las autoridades francesas habían estado monitoreando a Aboaaoud y a la facción de la célula terrorista para la que trabajaba desde enero de 2015, y que habían ayudado a sus compañeros de Bélgica a frustrar el ataque.

El jefe de la Dirección General de Seguridad Interior, David Calvar, dijo ante la misma comisión que los ataques habían sido ordenados en Siria, planeados en Bélgica y que los terroristas habían viajado a Francia la víspera del ataque, permitiendo que burlaran las leyes de los servicios de inteligencia franceses.

Bajolet explicó que, con el uso de teléfonos desechables y de comunicaciones encriptadas dificultaron enormemente las tareas de vigilancia y que los servicios de inteligencia dependen de sus "fuentes humanas" para penetrar en estas células resguardadas. Además, añadió, tras el cumplimiento de una misión, los terroristas suelen obtener cierto grado de autonomía.

En su audiencia, Bajolet dijo que la creación de una "herramienta común" que funcione como una base centralizada, permitirá que los diversos servicios de lucha contra el terrorismo de Francia compartan información de manera más efectiva.

Preguntada por la lucha contra Estado Islámico, Bajolet dijo que será "un larga batalla", y que las medicas políticas, sociales y educativas eran determinantes para prevenir la radicalización en Francia.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs