FYI.

This story is over 5 years old.

inmigración

Eslovenia pide ayuda a la UE tras la llegada de 12.000 migrantes en un solo día

El pequeño país europeo lo está pasando mal lidiando con la nueva oleada de refugiados, desatada después de que Hungría haya clausurado sus fronteras.
23.10.15
Imagen de migrantes viajando por la ruta de los Balcanes en September, 2015. (por Harriet Salem/VICE News)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

12.676 migrantes han cruzado la frontera de Eslovenia en las últimas 24 horas. La cifra constituye un récord absoluto en tan poco tiempo, tal y como han advertido las autoridades eslovenas. Los migrantes empezaron a llegar al pequeño estado europeo el pasado sábado, después de que Hungría sellara su frontera con la vecina Croacia. La medida supuso el bloqueo de una de las principales rutas de acceso que los refugiados estaban siguiendo para alcanzar Europa.

El canal de televisión francés France TV Info filmó el desembarco de 3.000 migrantes en la ciudad eslovena de Rigonce, en la frontera con Croacia, a primera hora de ayer jueves.

via FRANCE TV INFODLTFTV_MAM_5630565

Muchos de los migrantes que alcanzan Grecia continúan su periplo rumbo al oeste de Europa a través de Serbia. De allí cruzaban hasta Hungría. Muchos de ellos han confesado que su objetivo no es otro que, desde allí, dirigirse a Alemania y a otros prósperos países del oeste y del norte del viejo continente. Sin embargo, las drásticas medidas impulsadas por Hungría, que sigue clausurando franjas de su frontera, obligan a los refugiados a encontrar rutas alternativas para alcanzar el oeste de Europa.

Publicidad

Después de levantar una alambrada a lo largo de su frontera con Serbia durante el pasado mes de agosto, Hungría cerró su frontera con Serbia el pasado 15 de septiembre. Entonces miles de migrantes se quedaron varados hasta que decidieron enfilar rumbo a la vecina Croacia, que también linda con Hungría.

Sin embargo, el viernes, Hungría clausuró también su frontera con Croacia, obligando a miles de migrantes a caminar o a embarcarse en autobuses y en trenes rumbo a Eslovenia —, un pequeño país de 2 millones de habitantes, encajado entre Croacia, Hungría, Italia y Austria.

Una vez en Eslovenia, los migrantes pueden cruzar a Austria y de allí a Alemania, que, para muchos, es el destino final.

A diferencia de Croacia, Hungría y Eslovenia forman parte del área de Schengen — un espacio "desprovisto de fronteras" formado por 26 naciones de la UE que han decidido unánimemente eliminar los pasaportes y los controles de aduanas entre sus límites respectivos. Los países que han firmado el acuerdo tienen la opción de reinstaurar sus fronteras si así lo creen necesario.

Buses have arrived on Slovenian side - everyone's rushed to the metal barriers — Oscar Webb (@owebb)October 19, 2015

Los buses han llegado al lado esloveno – todo el mundo se está precipitando hacia las barreras de metal

Según la policía eslovena, alrededor de 35.000 migrantes han cruzado la frontera desde el pasado sábado.

El miércoles, el parlamento esloveno autorizó a su ejército para que se sumara a las fuerzas de la policía del país para contener la súbita riada de migrantes. Los soldados fueron facultados para registrar, detener y hasta devolver a los migrantes a la frontera de la que habían llegado.

Publicidad

Nueva demostración de fuerza de Pegida en las calles de Alemania. Leer más aquí.

Los migrantes tienen ahora que rodear una frontera con muchos y cada vez más estrictos controles de aduanas a lo largo de la ruta occidental de los Balcanes. Por si fuera poco, los migrantes, que viven en campamentos improvisados y atestados, también están padeciendo las gélidas temperaturas que anuncian un invierno que será todavía más frío.

Ayer por la mañana un campamento del pequeño pueblo esloveno de Brezice, cerca de la frontera con Croacia, tuvo que ser parcialmente evacuado después de que se declarara un incendio. Más de 300 refugiados se vieron obligados a reasentarse en otro campamento cercano después de que sus tiendas fueran arrasadas por el fuego.

Siguen sin haberse aclarado las causas del incendio. Según la policía eslovena el fuego lo iniciaron los mismos migrantes en protesta por haber sido confinados allí durante 24 horas. Los bomberos, sin embargo, han desmentido que el fuego arrancara de manera intencionada, pero aseguran que las llamas se propagaron por las tiendas después de que los migrantes hicieran una hoguera para combatir el frío.

Fire at migrant holding centre in Brezice, Slovenia now out. Not started deliberately say fire crews — Mark Stone (@Stone_SkyNews)October 21, 2015

Incendio en el centro de refugiados en Brezice, Eslovenia, ahora mismo. Según los bomberos, el incendio no habría sido provocado.

Publicidad

"Cada vez habrá más y más gente necesitada de ayuda. Ya hemos visto casos de hipotermia entre los niños…y el invierno ni siquiera ha empezado todavía", ha contado a AFP Sthépane Moissang, responsable de la misión en Serbia de Médicos Sin Fronteras (MSF).

A pesar de que todavía quedan dos meses para el invierno, en las noches eslovenas los termómetros ya señalan temperaturas bajo cero.

A principios de octubre, la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja (IFRC) ya advirtió que muchos grupos estaban precariamente preparados para la temporada de frío.

"Es una zona en la que las temperaturas pueden caer muchísimo tanto en otoño como en invierno", explica Vesna Milenovic, secretaria general de Cruz Roja en Serbia. Estamos distribuyendo impermeables y almacenando todos los suministros que podamos para el invierno, como mantas térmicas, termos, ropa de invierno y calzado adecuado".

Milenovic advirtió que ayudar a los migrantes a tiempo será una cuestión "vital".

"La llegada del invierno pondrá al límite la resistencia de la gente", explica Simon Missiri, director de IFRC en Europa. "Después de un largo viaje por agua y por tierra en busca de refugio, no se puede esperar que la gente soporte las heladas temperaturas que llegarán con el invierno".

Truco o trato: Alemania cambia refugiados por apoyo al acceso de Turquía en la UE. Leer más aquí.

Eslovenia ya ha pedido a los estados miembros de la UE que suministren ayuda financiera y refuerzos policiales para ayudar a la pequeña nación a combatir un desembarco de migrantes sin precedentes. El comisionado europeo por la migración, Dimitris Avrampoulos, viajó a Eslovenia ayer para discutir la situación y la solicitud de ayuda eslovena.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker ha anunciado que Europa celebrará una mini-cumbre el domingo para discutir los nuevos desafíos e implicaciones de la crisis de migrantes. Tan solo ocho estados de la Unión — Austria, Bulgaria, Croacia, Alemania, Grecia, Hungría, Rumanía y Eslovenia — han sido invitados para que atiendan a la cumbre.

La voluntad del encuentro es mejorar la cooperación entre aquellos países más afectados por la actual crisis. Y también la de zanjar de una vez el juego de acusaciones cruzadas en el que parecen haberse enzarzado algunos países. Tanto Hungría como Eslovenia han acusado a Croacia de enviar a miles de migrantes hasta sus fronteras y de desatender sus controles fronterizos.

Al mismo tiempo, el comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zeid Ra'ad al-Hussein criticó el jueves a la República Checa por su posición ante la crisis y su trato de los refugiados. Allí, los migrantes se exponen a detenciones que pueden llegar a durar 40 días. Al-Hussein ha denunciado que dicha es una práctica "integral en la política del gobierno checo, diseñada para impedir a migrantes y refugiados que entren en el país o se puedan quedar en él".

Sigue a Lucie Aubourg en Twitter: @LucieAbrg