FYI.

This story is over 5 years old.

Un magnate filtra un documento de la ONU por la despenalización de las drogas

La oficina de Naciones Unidos contra las Drogas y los Delitos (UNODC) suscribió un escrito en que se aboga por la despenalización del consumo de drogas. Sin embargo acto seguido intentó desdecirse — claro que Richard Branson no se lo ha tragado.
20.10.15
Photo par Felipe Trueba/EPA

La oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y los Delitos (UNODC en sus siglas inglesas) quedó sumida ayer en la controversia después de desmarcarse de un documento que había salido de su interior. Se trata de un informe redactado por el personal de la agencia en el que se aboga por la despenalización de los narcóticos.

El texto ha sido redactado por la doctora Monica Beg, responsable de la oficina de la UNODC consagrada al SIDA y al V.I.H, enclavada en Viena. Inicialmente, se había planeado sacarlo a la luz el pasado domingo, durante la celebración de la 24 Conferencia Internacional sobre Reducción de Daños que se celebrará en Kuala Lumpur y que contaba con la asistencia de Beg.

Publicidad

Sin embargo, el documento (que puede observarse más abajo), nunca fue publicado. Ayer, Richard Branson, presidente de la multinacional Virgin y proverbial activista pro legalización de las drogas, publicó el texto en su blog. Branson se refirió al documento como a un "refrescante cambio que podría llevar mucho tiempo, pero cuyo objetivo no es otro que terminar con la innecesaria criminalización de consumidores de estupefacientes de todo el planeta".

El mensaje de Branson parecía concebido para provocar la reacción de la UNODC. El empresario — que había formado parte de la Comisión Global sobre Política de Drogas de 2011, en la que se proclamó que la guerra contra las drogas es un fracaso estrepitoso — se mostró entusiasmado con que la organización "que por fin ha declarado que la criminalización es perjudicial, innecesaria y desproporcionada, confiese su preocupación por el inmenso coste económico y humano de la actual política en materia de drogas. A fin de cuentas, otras organizaciones e individuos relevantes como ONUSIDA, la OMS, ACNUR, el PNUD, Kofi Annan o el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ya han expresado su apoyo a la despenalización".

Sin embargo, Branson advirtió que había, "al menos un gobierno", presionando a la UNODC para que regrese a la política anterior.

"Esperemos que la UNODC, una organización global que pertenece a Naciones Unidas y que se supone que tiene que promover lo mejor para el mundo no protagonice un súbito cambio de opinión en el último minuto. Esperemos que no se rinda y que de un paso al frente con este importante movimiento", escribió.

Publicidad

VICE News se ha dirigido al departamento de prensa de Branson para preguntar si alguien habría asegurado al empresario que el texto en cuestión ha sido aprobado por la cúpula de la UNODC. Sin embargo, no se ha recibido respuesta alguna en el momento de la publicación.

Los clubes cannábicos españoles en el limbo legal — permanece la inseguridad jurídica. Leer más aquí.

El documento de la UNODC determina que las preexistentes formas de prohibición han provocado ya severas consecuencias para la salud y la discriminación, y que han desencadenado toda clase de detenciones compulsivas y el encarcelamiento de personas por todo el mundo.

"La amenaza del encarcelamiento y de las sanciones criminales han demostrado ser perjudiciales globalmente y entorpecer el acceso a herramientas vitales para salvar la vida de muchas personas. Desde el acceso a agujas esterilizadas y a jeringas, a los tratamientos con opiáceos, al uso de la naltraxona para prevenir casos de sobredosis o a la manera en que ha alimentado la propagación de casos de epidemias de hepatitis C y de VIH entre los consumidores. La criminalización ha contribuido a esparcir muertes por infecciones y virus sanguíneos y por sobredosis que, de otro modo, hubiesen haber sido prevenidas", dictamina el informe en política de drogas.

El documento menciona el último de los tres tratados suscritos por la ONU a nivel global en materia de narcóticos — la Convención de 1988 contra el tráfico ilícito de Drogas Narcóticas y Sustancias Psicotrópicas —, además de facultar a los estados para que determinen las penas derivadas del uso y del consumo a su discreción.

Publicidad

"Millones de personas por todo el mundo están encarceladas por delitos menores y no violentos relacionados con las drogas. Y eso, a pesar de las convenciones internacionales suscritas en materia de control de estupefacientes, cuyas provisiones permiten aplicar alternativas al encarcelamiento en casos de 'naturaleza menor'", se lee en el redactado.

'Estábamos esperando este anuncio histórico, el anuncio en que, finalmente, la UNODC reconoce el fracaso internacional de la criminalización'.

El reajuste en política sobre drogas al que apela el documento no tiene nada de polémico. Son muchos los estudios que han demostrado que la despenalización puede tener consecuencias positivas para la disminución de los daños. Y los países que, de hecho, han aplicado tales políticas — como Portugal — han experimentado una disminución del uso de estupefacientes. Varias agencias, como la OMSA, ONUSIDA y ACNUR, han promovido la descriminalización en el contexto de aplicar medidas para prevenir los daños y proteger los derechos humanos.

"La descriminalización del consumo y de la posesión para consumo personal es consecuente con las medidas adoptadas por las convenciones internacionales sobre control de estupefacientes. Además, podría ser exigida en cumplimiento de las leyes internacionales de protección de los derechos humanos", reza el texto de la UNODC.

En una declaración emitida ayer lunes, el portavoz de la UNODC, David Dadge, reivindicó que la intención del documento "no era otra que su diseminación y su discusión" en la conferencia de Kuala Lumpur. El sumario sobre la política a seguir que se ha redactado "no es ni un documento oficial de la UNODC, ni puede tomarse como una declaración de las políticas de la organización", explicó. "Sigue estando sometido a revisión y la UNODC lamenta que se haya producido semejante malentendido respecto a la naturaleza y la intención del documento".

Publicidad

Tráfico de drogas en el ejército español: ¿Hecho aislado o problema sistémico?. Leer más aquí.

VICE News contactó con algunos activistas sobre políticas de drogas en Kuala Lumpur. Estos comentaron que se esperaban que la UNODC hubiese publicado el documento el domingo, una vez fue puesto en circulación el viernes.

"Estábamos esperando este anuncio histórico en que la UNODC, finalmente, iba a reconocer el fracaso internacional de la criminalización", proclamó un experto en política que atendió a la conferencia en Malasia. "Todos creíamos que la publicación estaba al caer".

"Ahora desde la UNODC reivindican que solo lo escribieron con la intención de distribuirlo en la conferencia para que fuese discutido", añadió el experto. Este solo se avino a hablar a cambio de permanecer en el anonimato debido a su vínculo con Naciones Unidas. "Nos estamos riendo todos de lo que ha pasado. Estamos diciendo 'Celebremos una sesión plenaria basada en este documento con el que todos estamos de acuerdo'".

Ethan Nadelmann, director ejecutivo de la organización sin ánimo de lucro Drug Policy Alliance, declaró que le parecía increíble lo sucedido. Que un texto redactado con el membrete original de la UNODC en el que no hay ninguna alusión a que se trate de un borrador fuese solo concebido para ser distribuido: "es inconcebible", afirman.

"Cualquiera que lea el documenta concluirá que se trata de un reflejo de deliberaciones internas tomadas en Naciones Unidas".

Publicidad

Varias fuentes cercanas al UNODC confesaron a VICE News que todas las sospechas han recaído sobre Estados Unidos. Todas ellas creen que las presiones que la administración Obama han provocado la aparatosa marcha atrás. VICE News no ha podido corroborar tales extremos, aunque parece evidente que Estados Unidos sería uno del puñado de países — como Rusia y posiblemente China — que tienen un peso tan significativo en las políticas internacionales en materia de drogas. El máximo dirigente de la UNODC, Yuri Fedotov es ruso y viene de ser el embajador del Kremlin en Reino Unido.

La UNODC, por su parte, es una de las agencias más opacas y cerradas de la ONU. Sus detractores aseguran que las dos misiones que le han sido encomendadas a la agencia — controlar el consumo de estupefacientes y luchar contra los delitos internacionales — han provocado que, durante décadas, ambos hayan coexistido fusionados. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, además de otros partidarios de la reforma de la política de drogas han ejercido su influencia para conseguir que la UNODC ceda parte de la regulación en materia de drogas a agencias como la OMS.

"Creemos que lo que ha pasado es que un estado miembro no estaba de acuerdo con la decisión y se ha dedicado a presionar a la UNODC para que retire la medida o la retrase. Así que ahora lo que están haciendo es intentar cubrirse las espaldas", ha explicado Steve Rolles, experto analista en política de estupefacientes de la fundación sin ánimo de lucro Transform Drug Policy. "Sin embargo el problema con el que se va a encontrar la UNODC ahora es que si ahora deciden cuestionar alguno de los puntos del informe, no podrán ni negarlos ni refutarlos porque todo el análisis ha sido cuidadosamente estudiados legalmente y se refieren a cosas que otras agencias de la ONU ya han proclamado en el pasado".

"Los hechos", añadió "están ahí y hablan por sí solos".

Sigue a Samuel Oakford en Twitter: @samueloakford