Navidad

Nos encantan la Navidad tenebrosa que está preparando Melania Trump

La primera dama tiene un concepto un tanto más oscuro de estas fiestas.
Autor de la imagen vía SAUL LOEB/ AFP/ Getty Images, PeopleImages, y Andy Crawford vía Getty Images

Para la mayoría de nosotros, las Navidades son sinónimo de momentos memorables con nuestros seres queridos, intercambio de regalos y la transformación de nuestro hogar en un auténtico país de las maravillas invernal. Para otros, esta época del año significa volver a tu yo adolescente y neurótico y pasar una semana tomando malas decisiones una tras otra. No obstante, para Melania Trump, la Navidad es algo distinto, algo oscuro. Así que para ella la canción clásica navideña es:

Publicidad

Oh the weather outside is frightful / and inside, it's also frightful / and since we've no place to go, feel woe, feel woe, feel woe! (“Oh, ¡hace un tiempo terrible! / ¡y en casa también!/ y como no tenemos a dónde ir, ¡tienes que estar triste, triste y más triste!”)

Como señaló su secretaria personal, Stephanie Grisham, la primera dama “está teniendo en cuenta hasta el último detalle” para decorar la Casa Blanca estas Navidades, al parecer con el objetivo de garantizar un ambiente de máxima desolación y negritud. Al fin y al cabo, es la época más oscura del año, los meses en los que es imposible escapar del gélido frío, en los que caen las últimas hojas muertas de los árboles y en los que más soledad sentimos.

Este año, la primera dama ha adornado los pasillos de la Casa Blanca para que su hogar sea el perfecto reflejo de su corazón embrujado, supuestamente como anticipo a su tradición anual en estas fechas: hacer añicos las caras de su colección de muñecas de porcelana para liberar las almas de niños olvidados que ha ido recogiendo todo el año.

Para Melania, la Navidad es gótica, y yo estoy cien por cien de acuerdo con ella.

“El presidente, Barron y yo estamos muy emocionados con nuestras primeras Navidades en la Casa Blanca”, confesó la primera dama en un comunicado de prensa el pasado lunes. “Como para muchas familias de este país, las tradiciones navideñas son muy importantes para nosotros. Espero que cuando los invitados visiten la Casa Blanca, se sientan como en su propio hogar”. Ojalá volver a casa para estas fiestas en casa significara quedarse observando solemnemente a un ejército de bailarinas navideñas, contratadas para crear ese ambiente lúgubre, como mi funesta alma. Porque para Melania, la esta época del año significa esto:

Ahora quizás penséis que ese concepto un tanto tétrico que tiene Melania de las Navidades pueda achacarse a la presunta infelicidad que le provoca ser la mujer del presidente. (“Ella no quería que él fuera presidente, no creo que se lo esperara”, dijo una amiga muy cercana de la familia Trump a Vanity Fair). Pero no intentemos adivinar las emociones de Melania. Como muestran sus tuits de años anteriores, sus Navidades siempre han sido oscuras. Y es que el ser gótica no es una moda, sino un estilo de vida.

Así que, dadlo todo en esta guerra navideña, haced como la primera dama e intentad que vuestras Navidades sean tan oscuras como lo ha sido todo el año que dejáis atrás. En las palabras inmortales de Blink-182, We’ll have Halloween on Christmas, and in the night we’ll wish this never ends (“Celebraremos Halloween en Navidad y por la noche desearemos que nunca acabe”).

Sigue a Eve Peyser en Twitter.