Instagram

Cómo usar las redes sociales después de una ruptura

Cuándo bloquear, cuándo silenciar y cuándo publicar una foto provocativa.

por Anna Pulley; traducido por Julia Carbonell Galindo
13 Marzo 2019, 4:30am

Foto por Diane Durongpisitkul vía Stocksy

Las rupturas son dolorosas y mil veces más aún en la era digital, cuando nos tenemos que enfrentar a dilemas como: ¿dejo de ser amiga de los padres de mi ex en Facebook? ¿Qué hago con el tío que pasó de mí pero sigue viendo todas mis stories de Instagram? ¿Bloquearla en Twitter es demasiado agresivo?

Como experta columnista sobre consejos setimentales y como persona que ha pasado por unas cuantas rupturas dolorosas (dos en los últimos seis meses; ¡viva el poliamor!), he experimentado con todo tipo de formas de lidiar con un corazón roto. Pero como todo el mundo aprende de las experiencias de sus antiguas relaciones, también he preguntado a algunas amistades que creen que han conseguido dominar el arte de las rupturas con dignidad. Entre todos conseguimos reunir unos consejos que te ayudarán a recomponer tu pobre emoticono de corazón.

Primero de todo, un recordatorio: cada ruptura requiere una solución diferente. Lo más importante es la sinceridad con una misma. Si ver los memes de Juego de tronos y las fotos de los huevos benedictinos que cuelga tu ex no te molesta, seguramente no tengas mucho trabajo que hacer. Pero como dice mi sabia amiga Ammie, “si te hace daño, deja de hacerlo”. (Esto lo dijo cuando vi una publicación de Instagram de mi ex en la que hablaba de mí en la descripción de la foto. Me sentí como si me hubieran apuñalado). Así que lo más importante es escucharse a una misma.


MIRA:


Cuándo silenciar, eliminar y dejar de seguir

Depende de la gravedad de la ruptura, seguramente deberías dejar de seguir, silenciar o eliminar a tu ex de todas las redes sociales (mínimo durante un mes, pero seguramente durante mucho más tiempo si llegas hasta el final y te das cuenta de que ver su cara sigue haciéndote sentir como si te estuvieran azotando el corazón, y no de una forma divertida).

Si tienes muchos amigos en común con tu ex, puede que tengas que dejar de seguirles a ellos también. Como explica Kyra Kyles, antigua redactora jefe de la revista Ebony, “en una ruptura reciente, la distancia es la clave. Más adelante, si de verdad sigue habiendo una amistad, puedes volver. Lo primero que haría yo sería dejar de seguir o silenciar si es posible, es menos agresivo”.

Si te da miedo que se tomen mal que te distancies en el mundo digital, sincérate y explica a esa persona que lo haces porque necesitas distanciarte ahora para poder volver más tarde, que no estás intentando borrarla de tu vida.

Hace un par de años, me negué rotundamente a eliminar de Facebook a una chica que me había roto el corazón. En vez de eso, cambié la configuración de mi muro para que solo me aparecieran sus publicaciones “más importantes”. Al final se volvió en mi contra porque las actualizaciones eran del tipo: ¡[Chica por la que te dejé] se ha declarado! ¡Vamos a casarnos aunque yo siempre he dicho que me daba miedo el compromiso!” (SANDRA, ME ALEGRO MUCHO POR TI). Así que sopesa si quieres arrancarte la tirita de un tirón o no.

En el proceso, seguramente quieras deshabilitar los recuerdos de Facebook para que no te aparezcan por sorpresa a diario diciéndote lo feliz que eras el año pasado con esa persona.
La opción de silenciar es tu amiga en Instagram y en Twitter si no quieres herir los sentimientos de tu ex. Además, silenciar no solo sirve para tus exparejas, sino también para gente que no quiere salir contigo, como apunta Tistan, de Oakland. Este fotógrafo añade: “Yo silencio a todos los flechazos no correspondidos porque a Instagram se le da demasiado bien enseñarme fotos de gente que me ha rechazado”.

Cómo mantenerte lejos

Sin embargo, silenciar o dejar de seguir no evita el curioseo posruptura. Si crees que puedes caer en este comportamiento, prueba este truco que aprendí del episodio “Cómo superar una ruptura” del podcast Multiamory. Configura tu navegador para que redireccione la URL de las redes sociales de tu ex a otro sitio (por ejemplo, a un documento de Google con una lista de razones por las que rompisteis).

En lo que respecta al móvil, la única forma segura de evitar pasarte el día curioseando a tu ex obsesivamente es bloquear. (Aunque claro, siempre puedes acceder sin iniciar sesión o desde una cuenta falsa si tiene el perfil público). Bloquear puede parecer muy extremo. Si te preocupa cerrarte puertas, Zoe, profesora de yoga, aconseja “decir a esa persona que estás pensando en bloquearla y que no es por algo personal. A ver, lo es, pero no es por venganza, sino por supervivencia emocional, por la necesidad de tomar distancia y tener privacidad”.

El momento de bloquear

La mayoría de la gente con la que hablé me recomendó bloquear a un ex inmediatamente. Esto previene que veas sus publicaciones y la tentación de curiosear cuando empiezas a sentir nostalgia o tristeza por la ruptura. Robert, una persona queer no binaria de Nebraska que se dedica a escribir, dijo: “No te limites a dejar de ser amigo de esa persona en las redes. Es muy importante. Especialmente si crees que puedes ser un “turista” en su vida cada vez que inicias sesión en redes. Esto no quiere decir que no podáis volver a ser amigos, pero TIENES que darte un especio emocional los primeros meses/años. Si seguís conectados en las redes sociales, pones en riesgo tu recuperación de la ruptura”.

Otro de los beneficios de bloquear (en Facebook o e Twitter) es que también quedarán ocultos los comentarios y respuestas de tu ex en las publicaciones, incluso en las de amigos en común.
Y si bloquear no te parece lo suficientemente drástico, hay gente que sugiere que te borres todos tus perfiles de redes. Tal y como dice Anna, comadrona de Chicago: “Bórrate Facebook. Así evitarás acosar a tu ex y a sus ligues”. También existen aplicaciones como Killswitch, que te eliminan las fotos, los vídeos y los estados de tu perfil de Facebook en los que esté etiquetado tu ex. Y solo hace falta darle a un botón. (Además, parte de los beneficios de Killswitch van a la American Heart Association, ¡todo un detalle por parte de una aplicación para rupturas!).

Recuerda también que siempre puedes volver a solicitar amistad, volver a seguir, desbloquear o dejar de silenciar a cualquier usuario en cualquier momento. No es para siempre. Incluso Killswitch almacena tus archivos en una carpeta a la que puedes volver a acceder más tarde.

¿Y los familiares?

¿Qué pasa con los amigos y los familiares de tu ex? De nuevo, reflexiona. Si ver en Twitter las deslumbrantes riñoneras que el tío Steve vende el Etsy no te pone triste, no hace falta que dejes de seguirle. Pero si ver a un pariente de tu ex en internet te hace daño, entonces toma las medidas necesarias para ser feliz y mantenerte en tu sano juicio. A algunos familiares les va a parecer extraño que los elimines y te preguntarán al respecto. Si eso pasa, puedes darles una versión de lo que le dijiste a tu ex, que necesitas espacio. Pero la mayoría, especialmente los que no usan las redes sociales a diario, seguramente ni lo noten.

Si quieres que alguien, como tu ex o su madre, te dejen de seguir en Instagram o en Twitter, pues optar por un “bloqueo suave”. Consiste en bloquear al contacto, lo que hace que te deje de seguir automáticamente, e inmediatamente después desbloquearlo. Así no se ofenden.

¿Qué puedes publicar?

Uno de los beneficios que tiene usar la opción del bloqueo es que puedes utilizar las redes sociales como catarsis. Soy la primera en admitir que he escrito algunas perlas sobre mis ex en Instagram que sin duda se considerarían vengativas, pero me ayudaron a superar la ruptura. Y no estoy sola en esto. Como me dijo KD, una poeta queer, uno de sus mecanismos para lidiar con una ruptura es “escribir poemas pasivo agresivos sobre la última vez que se acostaron y publicarlos”.

Si crees que esas publicaciones pueden resultarte embarazosas o inapropiadas en el futuro, te recomiendo que esperes 24 horas. Si te sigue pareciendo bien publicarlo, no pasa nada. Reflexiona y asegúrate de que no publicas nada cuando tienes hambre, sientes enfado, soledad, cansancio o has bebido.

Pero no olvides de cuál es el propósito de las redes sociales: conectar. Shana recomienda usarlas para cuidarse. Sugiere que empieces a seguir a las cuentas de memes más queer/lesbianas que encuentres para echarte unas risas y te vuelvas a sentir conectada en una red de la que eres o puedes ser parte”.


MIRA:


Robert intenta “hacer algo que le dé el control”, como subir una publicación con significado al día. Algo a largo plazo hasta que se convierta en rutina. Intento sustituir a mis parejas con nuevas rutinas diarias y proyectos creativos y de verdad me ayuda a recuperarme de esa pérdida”.

Si de verdad sientes la necesidad de escribir en contra de tu ex, envíaselo a una amiga (o a varias) en vez de hacerlo público, porque luego puedes arrepentirte. Tampoco publiques cosas solo pare que parezca que estás bien. ¡No pasa nada por no estarlo!

Y tampoco pasa nada si quieres subir fotos en las que salgas muy bien después de una ruptura, tal y como sugiere Jolie, una experta en las citas y diseñadora y directora de ópera. “Sube selfis sexis lo antes posible. Por si las ven sus amistades. Hola, mira qué guapa soy”. Guapa o no, a todos nos viene bien recibir cumplidos en la redes sociales cuando tenemos el corazón roto”.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.