Estos científicos tomarán fotos de planetas alienígenas con la cámara más poderosa del mundo

Un equipo de físicos creó una cámara de 10,000 megapixeles llamada DARKNESS y esperan que arroje luz sobre algunos de los vecinos más cercanos de la Tierra.
24.4.18

Hace apenas unas décadas, no conocíamos ningún planeta alienígena fuera de nuestro propio sistema solar, conocidos como exoplanetas. Hoy los científicos han confirmado la presencia de miles. Su variedad es inmensa, y algunos podrían ser habitables. Sin embargo, a pesar de estos avances, algunos de nuestros exoplanetas vecinos más cercanos siguen sin ser detectados y perdidos en la oscuridad.

Eso está por cambiar, con una nueva cámara montada en un telescopio que le permitirá a los científicos fotografiar más exploradores que nunca antes.

Publicidad

Los científicos dicen que la cámara superconductora más avanzada del mundo –un contador ultrarrápido de fotones y que es aproximadamente del tamaño de un perro grande– les permitirá tener una primera visión de estos exoplanetas previamente ocultos en nuestro propio patio galáctico. Irónicamente, este dispositivo iluminador, que se montará en el Telescopio Hale en California, se llama DARKNESS.


Relacionados: La NASA planea hacer comida con excremento


"Estamos tratando de descubrir qué planetas existen en nuestro vecindario estelar", me dijo por teléfono el físico Ben Mazin de la Universidad de California, Santa Barbara (UCSB), quien dirigió el diseño del instrumento. Los científicos de CalTech y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA también están involucrados en el proyecto, que es financiado por la National Science Foundation.

Mazin dijo que la detección de pequeños planetas, incluso los que están cerca, sigue siendo un desafío. Fotografiar estos cuerpos es notoriamente difícil: la gran cantidad de luz emitida por las estrellas muchas veces los deja sin color, y hace que estos planetas se vuelvan prácticamente invisibles desde nuestro punto de vista en la Tierra.

Los científicos primero fotografiaron un exoplaneta en 2010, pero desde entonces las imágenes directas han sido pocas y distantes. Aquí arriba tenemos un compuesto del Observatorio W.M Keck que muestra cuatro planetas orbitando una estrella.

Los científicos, que han pasado los últimos tres años desarrollando el instrumento, creen que DARKNESS (abreviatura de Dark-speckle Near-infrared Energy-resolved Superconducting Spectrophotometer) puede superar los desafíos técnicos que han obstaculizado las cámaras superconductoras anteriores. DARKNESS puede tomar fotos a miles de imágenes por segundo sin verse afectado por el ruido, una interrupción que conduce a una lectura inexacta de los fotones. Mazin dijo que el ruido también afecta a los semiconductores en otros dispositivos, como los celulares.

Publicidad

La cámara de 10.000 megapixeles utiliza detectores de inductancia cinética de microondas para combatir esta inexactitud y tomar fotografías.

"Los MKID [detectores indicativos cinéticos de microondas] no tienen ruido, por eso sólo se obtiene la cantidad real de fotones que ingresaron", dijo Mazin.

Según una declaración de UCSB, DARKNESS funciona como una cámara y un sensor de frente de onda de plano focal. El instrumento mide la luz y envía señales casi 2,000 veces por segundo.

"Este proceso limpia la distorsión de la atmósfera que hace que las estrellas centelleen al suprimir la luz de las estrellas y permite mayores relaciones de contraste entre la estrella y el planeta", dice la declaración.


Relacionados: Hay 'planetas errantes' que vagan por nuestra galaxia


El instrumento utiliza un criostato líquido enfriado con helio que cuenta con un refrigerador magnético especial para mantener la temperatura a 100 milikelvin (-459º bajo cero).

Antes de que DARKNESS intente descubrir nuevos planetas, primero ayudará a los científicos a aprender más sobre los que ya se han encontrado.

"A corto plazo, vamos a ayudar a caracterizar los planetas conocidos al observarlos en longitudes de onda más cortas", dijo Mazin. "Todas nuestras estrellas meta están a unos 30 años luz más o menos".

Mazin me dijo que el trabajo del equipo está en parte en preparación para el desarrollo de telescopios más grandes y potentes, que se pondrán en funcionamiento en los próximos 10 años. Junto con estos otros instrumentos, DARKNESS podría producir importantes avances en la detección de exoplanetas.

"Ahí es donde realmente vamos a comenzar a limpiar y descubrir cientos de planetas", dijo.