La gloriosa resurrección de la deidad de la música house, Mr. Fingers
Foto por PYMCA/UIG via Getty Image.

La gloriosa resurrección de la deidad de la música house, Mr. Fingers

El artista nacido y criado en Chicago, responsable de varios himnos inmortales de la escena dance mundial regresa con su primer álbum en 25 años.
IC
traducido por Itza Chacón
6.4.18

No puedes, o por lo menos no debes, tener una discusión sobre música dance sin hablar sobre Larry Heard. El artista nacido en Chicago quien actualmente vive en Memphis ha sido inmortalizado por himnos clubber de los años 80 como “Can You Feel It” y “Mystery Of Love” (siendo esta última un objeto de fascinación en el mainstream por ser usada como el backbone de la canción de Kanye West “Fade”). Mas allá de sus omnipresentes tracks de fiesta, Larry también ha filtrado la música dance a través de un lente mas maduro -enraizado en la música clásica y la improvisación. Con esas áreas de interés, él fue una temprana propuesta de empujar la música dance hacia el formato de álbum -elaborando diversos y algunas veces llenos de vocales viajes que no solo fueron tocados en estaciones de radio de house en Chicago, sino también en estaciones de jazz. Heard fue uno de los primeros en demostrar el verdadero potencial de la música electrónica en la calidez humanista. Su larga discografía, en distintos proyectos como Mr. Fingers, Larry Heard, Gherkin Jerks, y su seminal grupo en vivo de Chicago, Fingers INC. regalaron al mundo una plétora de líneas de bajo acuosas emparejadas con atractivas melodías y vocales mareadoras que provisionaron a la música dance de algunos de los primeros momentos mas conmovedores.
Aunque el no fue el primero en llenar los tracks de dance con respiraciones y suspiros, y llevar melodías abstractas a parecer bio-ritmos gracias a armonizaciones partioculares, en su música, siempre ha vivido esa sensación de que hay un hombre detrás de las máquinas.

A la vez que contribuía a la creación y al impulso del deep house en todo el mundo, en parte gracias al éxito de sus primeros trabajos junto a contemporáneos como Frankie Knuckles, Robert Owens y Lil Louis, Heard permaneció como una personalidad profundamente individualista. En esos días se volvió conocido por grabar sus primeros tracks en cintas y tener gustos idiosincráticos, así como por citar a súper estrellas nerdy del progresivo como YES (Larry fue baterista de una banda de covers cuando era adolescente) y los compositores de jazz fusión Return To Forever como sus primeros héroes musicales. A través de los años su música ha retenido a estas raras influencias, saborizando curiosas texturas que flotan entre pasajes ambient, jazz con lounge y guitarras baleáricas.

Como muchos pioneros de la escena, Heard dependía bastante de su participación en incontables fiestas y en remixes para llegar a fin de mes, en conjunto con un sano programa de lanzamientos durante los años 90 y hasta principios de los 2000, además de tener su propio sello Alleviated. Los álbumes de Larry Heard entre 1999 y 2003, Genesis, Love's Arrival y Where Life Begins, fueron viajes cambiantes de género impecablemente producidos en house, lounge, downtempo y moods ambient -un recordatorio de que Heard nunca ha estado satisfecho con establecerse en un solo estilo. Heard estaba creando espacios, tanto como en sus discos como en clubes de la vida real, donde sus sonidos favoritos pueden frotarse hombros.

Publicidad

Pero a pesar de que se ha mantenido como una influencia de gran peso sobre la forma de la música house en general, Mr. Fingers también ha tenido una relevancia al hacer una carrera como DJ, considerándolo como un gusto personal. “Nunca perseguí presentarme en vivo, lo que perseguía realmente era la musicalidad” dijo Heard a RedBull en una entrevista del 2017 en la que dejaba claro que su acercamiento al djing era algo pragmático y admitía ahí mismo que mezclar nunca fue algo que él buscara específicamente, sino algo que sabía tenía dentro de sus habilidades.

Como algunos de los demás antesesores de la música dance, una vida en los clubes le ha ocasionado a Heard problemas de escucha que eventualmente lo llevaron a dejar de presentarse como DJ desde hace seis años. Explicó a Resident Advisor en 2012 que esto no era necesariamente trágico debido al hecho de que el aún podía hacer lo que es más importante: hacer y grabar música. Sin embargo, en 2016, en el festival Dimensions de Croacia, y aparentemente instigado por la propuesto de los organizadores del festival, alegremente regresó al escenario con un acto en vivo, unn nuevo set que incluía al vocalista de Memphis Mr. White, quien cantó la obsesionante pieza maestra del 2006 “The Sun Can´t Compare.”

Desde entonces ha estado en tour, lo que lo ha llevado a retomar y reimaginar algunos de sus proyectos. Aunque ha lanzado EPs y 12” como Mr. Fingers a través de los años, no ha explorado ese apodo en cerca de 25 años, pero el 13 de abril, estará de vuelta con un nuevo album llamado Cerebral Hemispheres.

Es un glorioso disco, uno que funciona como un álbum de recortes de su carrera entera -puenteando las separaciones entre los varios sonidos vibrantes que ha conjurado a través de los años. El álbum está fabricado como un cruce de caminos entre algunos de los trabajos ambient y jazzy de Heard, el de grabaciones como Closer e Introduction de 1996, así como en sus canciones acid más enfocadas hacia el club que han sido lanzados en EPs en la última década. Hay una esencia mediativa durante todo el LP, hecho literal con títulos de tracks como “Sands Of Aruba”, “Urban Sunset”, y “Tiger Lounge”. Consecuentemente, es un álbum que puede ser disfrutado a través de una variedad de estados y humores -tiene aplicaciones mas allá de las paredes del club. Como varios de los ahora ya eternos LPs de Heard, probablemente podrías poner “Cerebral Hemispheres” en un dancefloor psicodélico, como en una habitación para relajarse, una playa besada por el sol, una azotea ennieblada, o hasta alguna clase de escena de cena romántica con poca luz -siempre y cuando tus invitados estén dispuestos a relajarse de una manera extrema. Básicamente, como los mejores discos de Mr. Fingers, es uno que usarás demasiado a lo largo del tiempo.

Publicidad

Celebrando el regreso de Mr. Fingers en formato d álbum, charlamos un poco con Heard por Skype para escuchar mas acerca del LP y su pragmático acercamiento a la música y a la vida mientras se tomaba un tiempo libre haciendo tareas hogareeñas en su casa en Memphis, Tennessee.

Noisey: Has estado viajando alrededor del mundo ultimamente, ¿que se siente estar de vuelta en Memphis?

Larry Heard: Es bastante silencioso. Es definitivamente un contraste diferente como a un lugar como Chicago, donde las cosas funcionan 24/7. Es difícil tener un tiempo libre en Chicago; cualquier persona con la que te encuentres quiere hablar inmediatamente de música. Te hace sentir raro, o como un caballito de un solo truco. Todos piensan que se están relacionando contigo por que están hablando acerca de música. Por ejemplo, si yo fuera un hombre de la basura, ellos querrían hablar sobre basura? Ellos no saben absolutamente nada sobre mi realmente, solo quieren respuestas sobre música. Si es que siquiera las puedo contestar.

Entonces, ¿eres un poco más anónimo en Memphis?
No es como cuando me encuentro con gente en las calles en Chicago, así que eso ayuda. Hoy en día, todos pueden simplemente checar sus teléfonos y buscar en Google, "¿quién es Mr. Fingers?", Y lo siguiente que sabes es que la gente viene a tu casa pidiendo que escuches su demo. Eso es lo que estaba empezando a suceder en Chicago. Iba a una fiesta en la que Frankie Knuckles estaba tocando y no podía escuchar ninguna de las canciones. La gente se quedaba conmigo toda la noche hablando de música. Estaba empezando a encasillarme por todo lo que me rodeaba. No tuve un momento libre para pensar en lo que estaba haciendo y lo que quiero del futuro. Muchas veces terminas discutiendo sobre el pasado. Y no puedes cambiar nada sobre el pasado.

¿Qué tipo de sentimiento estás tocando para estas multitudes de festivales y clubes en este momento? ¿Ha cambiado la energía de la ejecución?

Por un tiempo, incluso cuando estaba pinchando, me sentía como un acompañante debido a la edad. Es un poco incómodo, pero lo estás haciendo para tener algún tipo de participación en la escena en la que estás realmente presente, en lugar de simplemente dar el don de [liberar] música y disfrutar de eso. Empecé a ver que [los fanáticos] quieren verte físicamente de vez en cuando. En cuanto a la energía, está más cerca ahora, creo. El mundo se ha acercado debido a la tecnología y las redes sociales. Un festival en Chicago puede llenarse con tantos europeos y no se puede discernir la diferencia. Era una historia totalmente diferente, tal vez hace 30 años, cuando no existía este tipo de intercambio con todo el turismo yendo y viniendo.

Escucho muchas guitarras en la primera mitad del álbum. Casi una especie de ambiente balear en "Urbane Sunset". ¿Hay muchos instrumentos reales en el álbum? ¿Quién participó en eso?
Una leyenda local de Memphis, Ed Finney, solía estar con esta banda de rock abstracto de los 70, Compost tocó la guitarra y yo toqué el piano. Eso fue como un sentimiento moderno de hoy [Dave Brubeck's hit] "Take Five". Simplemente tocamos un poco el ritmo e improvisamos como algunas de las canciones de jazz contemporáneas. Todos tenemos un verso para estirarnos y hacer cualquier cosa. Hay algunos guitarristas locales diferentes en el álbum y vocalistas de fondo en el álbum. Algunas de las canciones tienen más un enfoque de sección rítmica y otras son pistas de pistas más complejas para DJ sets.


Siento mucha euforia y calma en muchas de tus canciones, especialmente en este álbum. ¿De dónde canalizas esa energía?
No sé si eso es lo que quería. Quería que la gente escuchara, pero más que eso es más de lo que me atrae en cuanto a la textura en canciones y cosas que he aprendido y lo que me ha influenciado. Chicos como George Duke y Rodney Franklin y Stevie Wonder. Artistas que siempre tuvieron este tipo de sabores melancólicos y pad de Rhodes. Terminé siendo atraído hacia ese tipo de parches cuando estoy trabajando. No es algo que simplemente salgo de la nada, sino que vuelvo a este banco de sonidos que tengo. Y luego alterarlos en lo que estoy concibiendo para una canción en particular.

¿Encuentras tu música terapéutica?
Eso espero. Lo vi con mi madre y mis tías que tenían problemas con sus matrimonios. Los vi consolarse mucho con la música. Incluso con tu propia infancia tienes cosas traumáticas y la música es terapéutica y te ayuda en situaciones como esa.

La música es la respuesta como dicen ...
Sí, según el coronel Abrams [ risas ].

La vida es bastante aterradora en este momento también. Mucha gente está haciendo música de baile política y usándola como una forma de protesta.
No puedo decir que he hecho eso. Supongo que es fácil subirse al carro y hacer canciones enojadas porque estás enojado por las cosas. Pero eso solo se traducirá en más ira. Tienes que contrarrestar eso en algún momento para hacer algo para tratar de inclinar la balanza hacia atrás.

Muchos pioneros de la música dance como Frankie Knuckles, Ron Hardy y Larry Levan ya no están con nosotros. ¿Qué crees que pensarían o tendrían que decir sobre la industria que ayudaron a crear de muchas maneras?
Son una gran parte de la evolución de la música de baile. No puedo decir que los conocía lo suficientemente bien como para poder decir cómo pensarían, simplemente entramos en contacto el uno con el otro por lo que estábamos haciendo. Ron Hardy obviamente sería interesante porque pasó hace mucho tiempo. Frankie Knuckles pasó más recientemente y vio cómo algunas de estas cosas habían evolucionado. Tal vez alguien como Ron Hardy no tuviera nada que decir al respecto; él y los demás no parecían personas que realmente prestaran atención a lo que estaba sucediendo. Tenían sus propias cosas que querían hacer y que iban a hacer y lo que estaba sucediendo era irrelevante. Es por eso que pudieron ser pioneros porque comenzaron a hacer algo que la gente no estaba haciendo, en lugar de subirse al carro. Hicieron algo que iba en cambio el grano y el status quo.

¿Hay algo que quieras que la gente se lleve del álbum o una cierta sensación que intentas evocar?
Es difícil contarle a la gente sobre la música, lo hacen sus oídos. Espero que cuando lo escuchen haya algunas cosas con las que puedan identificarse. Si pudiéramos explicar música probablemente no necesitaríamos música y se volvería absoluta. La música es su propio idioma y podemos dejarlo para que hable por sí mismo.

¿El lanzamiento del LP te parece el comienzo de un nuevo capítulo?
Creo que el siguiente capítulo comenzó cuando comenzamos a hacer el live set nuevamente en 2016, así que estamos continuando el viaje de eso y finalmente estamos dando a la tarea de lanzar algo mío. Ya comencé el siguiente álbum, así que no voy a dejar pasar diez o quince años otra vez. Ya no cometeré ese error. Eso y simplemente tener una vida normal como todos los demás.

Cerebral Hemispheres de Mr. Fingers se estrena el 13 de abril en Alleviated Records .

David Garber es escritor y DJ con sede en Nueva York. Puedes seguirlo en Twitter .

Este artículo apareció originalmente en Noisey US.