Cultură

Por qué los hombres birmanos se están llenando los penes con aceite de coco

Koko es una estudiante de medicina que trabaja de voluntaria en la frontera entre Birmania y Tailandia. Muchas veces tuvo que operar a tipos que intentaron hacer crecer sus penes con una jeringa y un tarro de aceite.
30.3.16

Ilustración por Ben Thomson

¿Alguna vez has visto una tina llena de aceite de coco y has pensado, borracho, en inyectarte un poco en el pene para hacerlo más grande? ¿No? Bueno, pues esto es algo que la gente hace. Específicamente esto es algo que hacen en Birmania y Tailandia, en donde mi amiga Koko se encontró con el fenómeno en un campamento de refugiados.

Koko es una estudiante de medicina que atendía en un campamento de refugiados de Karen en la frontera entre Tailandia y Birmania. El pueblo Karen es una minoría étnica que trata de escapar de siglos de persecución en Birmania yéndose hacia Tailandia, que es un poco más tolerante. En estos campamentos el pueblo Karen es tratado con atención médica para un amplio rango de dolencias y enfermedades, incluyendo esta vaina tan extraña en la que se meten algunos tipos.

Publicidad

Se le llama el "Viagra Karen", y cualquier tipo de descripción se quedará grabada en tu cabeza como las películas de Cronenberg. Koko me explicó todo lo que vio.

VICE: Hola Koko, ya me has explicado esto algunas veces, y todavía no entiendo bien. ¿Qué es lo que está pasando exactamente?
Koko: Básicamente los hombres de Karen inyectan sus penes y algunas veces sus testículos con aceite de coco, lo que hace que se vean y se sientan más grandes.

¿Y por qué hacen esto?
Quisiera creer que se trata de alguna cosa cultural compleja, pero en realidad es sólo porque estos hombres tienen penes pequeños y quieren que se vean más grandes.

Pero todo tiene su costo.
Sí, y eso es decir poco. El "efecto" puede durar entre dos y tres años. Después las cosas se complican.

Continúa…
Vaya. Bueno, primero que todo, el aceite de coco se solidifica alrededor del pene, entre la piel, y el órgano mismo. Así que después de unos años tu pene simplemente deja de funcionar. Hay dificultad orinando, reducción de sensibilidad, dolor y dejas de tener erecciones: así que nada de sexo. Básicamente, hace que sea inútil. Creo que la vergüenza juega un papel importante en que ellos tarden en acudir a un médico.

¿Ha funcionado alguna vez el "Viagra Karen"?
Pues debe haber algunas historias de éxito… Si no, ¿por qué lo harían? Pero normalmente lo hacen cuando están borrachos. Sólo llenan jeringas de aceite de coco y lo inyectan bajo la piel.

Publicidad

¿Entonces qué pasa cuando sí recurren a la atención médica?
Llegan directo a la mesa de operación, que literalmente es una tabla con algo de plástico encima. Todo lo que tienen en la sala de cirugía es anestesia local. Así que inyectas la anestesia en diferentes puntos alrededor del pene. Es muy triste lo que pasa con estos hombres. Finalmente el resultado de la cirugía es que vas a terminar con menos pene de lo que tenías [antes de inyectarte aceite de coco].

¿Nos puedes explicar cómo es la cirugía?
Lo que hacen es que usan un escalpelo para cortar alrededor del pene ––esto es después de la anestesia local–– hasta llegar al órgano mismo. Efectivamente estás haciendo una circuncisión hasta que cortas alrededor de la base y entonces básicamente estás quitando una capa del pene. Después intentas remover el aceite de coco, también con escalpelo. Es una cirugía brutal, en realidad.

Suena aterrador.
La peor parte es que cuando haces esto, incluso puedes escuchar el aceite de coco crujir, porque es inyectado como líquido y luego se solidifica. Así que imagínate cortar cera o coco. Eso es lo que ves y oyes. Y casi siempre se trata de médicas mujeres. No son ni enfermeras ni doctoras, no tienen educación formal y sólo han tenido dos años de entrenamiento. Y ahora hacen esto… Cirugías de penes de coco.

¿Cómo responden los pacientes?
Pues lloran. Les dan suficiente anestesia local para adormecerlo, pero desaparece después de unos 20 minutos. Y puedes sentir el procedimiento, como esa sensación cuando te quitan los puntos de una herida. Supongo que no es tanto el dolor, sino ser consciente de que están despellejando tu pene frente a ti. A veces le darás a una arteria y la sangre simplemente empieza a derramarse por todas partes. Siempre recordaré ese sonido de goteo: snip, snip, snip.

Me hacían vendar estos penes todos los días, porque venían por vendajes sin excepción. Las enfermeras me tomaban fotos vendando los penes, por lo que estaban tan ulcerados. Creo que a las médicas les encantaba la idea de que una mujer blanca de veintitantos estuviera vendando estos penes ulcerados.

¿Esto pasa en todo el mundo o es específico de esta región?
Creo que es bastante específico de la comunidad de Karen.

¿Por qué?
Nunca he conseguido una respuesta. Lo único que saqué de estos médicos fue que estos hombres querían tenerlos más grandes y gruesos.

Así que esto es, simplemente, la preocupación universal que tiene la mayoría de hombres, pero llevada al extremo.
Supongo.