FYI.

This story is over 5 years old.

Nostalgia Noisey: La vez que a Dilson le hicieron un juicio en la televisión nacional gringa

... por hacerle un tatuaje en la nalga a su novia.
Foto captura de YouTube

Imagen: Frame de La Corte del Pueblo Todos recordamos a Dilson Díaz como ese frontman feroz que desde hace 30 años, desde una aplanadora musical llamada La Pestilencia, le ha cantado la tabla al sistema. Al Estado. Al ejército. A la industria. A la iglesia. Por eso, quizás, no había de resultarnos para nada extraño que en algún momento el hombre acabara parado frente a una corte rindiendo cuentas. Lo que sí resulta extraño es que esto haya pasado por tatuarle la nalga a su novia sin permiso. ¿En qué te metiste, buen Dilson?

Publicidad

Pues bien, resulta que entre 1999 y 2004 en la siempre barata pero siempre divertida televisión latina de Estados Unidos se emitió un programa tipo court show (como Caso Cerrado) llamado La Corte del Pueblo, originalmente emitido en KWHY-TV en Los Ángeles, que más tarde se trasladó a Telemundo. Para nadie es novedad que este tipo de shows son ficticios y están llenos de drama y actuaciones paupérrimas. Pero para muchos, seguramente si lo es que un episodio épico de este, llamado "Tatuaje en la nalga", fue protagonizado por nuestro héroe.

En este capítulo, al parecer Dilson, que en este caso se llama Eduardo, se fue de copas con una muchacha de su trabajo. Se tomaron los vinos, se fumaron los porros, tuvieron una noche de sexo sucio y desenfrenado y al otro día, ella se levantó con una rosa tatuada en la nalga. Según, Edi, ella le pidió que le hiciera esa magna obra de arte en su posadera. Según ella, él se aprovechó de que ella estaba en modo vaca muerta y entonces tenga su sello.  ¿Qué tal ese hijuepuerca?

En todo caso la pelea llegó a la corte del juez este cascarrabias porque la supuesta novia de nuestro Eduardo se gastó la luca borrando la rosa y ahora quiere que se los devuelvan, reclamando entre gritos con acento chicano y neoyorican, mientras el buen Dilson, o más bien Edi, se defiende como puede, diciéndole "mentirosa", "loca",  "por qué me está demandando" y el mejor de todos: "¿por qué se borró el tatuaje si estaba bonito?".

En fin, la cosa es realmente hilarante, por lo cual vale la pena verla completa y agradecerle a Dilson por tan fina pestilencia: